Especial Vertele Deserciones famosas de la televisión: "No quiero trabajar más en la 'caja tonta'"

Deserciones famosas de la televisión: "No quiero trabajar más en la 'caja tonta'"
Deserciones famosas de la televisión: "No quiero trabajar más en la 'caja tonta'"

Repasamos qué fue de los actores, presentadores, periodistas y colaboradores que, a pesar del éxito y la visibilidad que les ofrecía el medio, decidieron abandonarlo voluntariamente para dedicarse a otras tareas: la aventura en una empresa inmobiliaria de Jaime Bores en Argentina; Sofía Nieto, de hija del presidente Cuesta en "Aquí no hay quien viva" a prodigio de las matemáticas; Julián González e Isabel Aboy, dos niños intérpretes que cambiaron de profesión; Patricia Pérez ("Vuélveme loca"), ahora productora; o el paradigmático caso de Letizia Ortiz, de presentadora del Telediario a Princesa de Asturias

El éxito o la proyección que ofrece la televisión no siempre es motivo suficiente para permanecer en este medio. A veces, ya sea por proyectos que se truncan o no salen como esperaban, o simplemente por agotamiento, algunos profesionales deciden empaquetar sus pertenencias y buscar nuevos destinos alejados de cámaras y platós.

Aunque la actualidad televisiva conlleva hablar preferentemente de fichajes, incorporaciones y estrenos, las desapariciones voluntarias en televisión están a la orden del día, y abarcan desde antes de que los operadores privados irrumpieran en el mercado hasta nuestros días. Ahí están ejemplos como los de Ángeles Caso, referente de la información de TVE en los ochenta, o Silvia Intxaurrondo, que hace no tanto era el rostro de la información en Cuatro.

Por supuesto, las series son también generan un importante flujo de intérpretes que entran y salen de proyectos, a veces, para no volver a aparecer por ninguna parte. Veánse los ejemplos de aquellos actores que comenzaron fuerte, cuando aún lucían los dientes de leche, y a los que la vida y la madurez acabaron llevando por derroteros bien distintos a los del arte dramático y la presencia en medios.

En el presente artículo hacemos una recopilación de algunos personajes que tuvieron un papel relevante en la televisión durante años (en los noventa, en los dos mil) y que desertaron de este particular campo de batalla que transcurre en nuestros televisores.

Ángel Martín: Cambió la TV por Internet, tras un lustro de éxito

Ángel Martín triunfó en laSexta como colaborador estrella del ya desaparecido programa emblema de esta cadena, Sé lo que hicisteis, en el que ejerció de analista de medios del programa, una sección en la que criticaba, con humor, los programas de televisión españoles basados en la prensa del corazón. Sin embargo, después de 5 años de éxito como guionista, protagonista de sketches y presentador del espacio de Globomedia, el cómico dejó la TV en enero de 2011, por decisión propia, alegando agotamiento.

Desde entonces le han llovido las ofertas para volver a la pequeña pantalla, pero él ha preferido iniciar una nueva aventura en internet, a través del portal de humor Solo Comedia, ya que le da “más libertad creativa”, tal y como él mismo nos contó, junto a sus socios en este proyecto -Alberto Casado y Robert Bodegas- en una reciente entrevista en Vertele Vídeo.

Antes de darse a conocer al gran público en laSexta, Ángel Martín también participó en varios programas televisivos como Noche sin tregua, presentado por su amigo Dani Mateo, o Lanoche... con Fuentes y cía (donde tuvo un corto espacio, en un papel que recuerda al que luego desarrolló en Sé lo que hicisteis...: el de un hombre crítico y "pasota"). Asimismo ha sido guionista de la serie de éxito Siete vidas en sus últimas temporadas, en la que apareció en un episodio.

A raíz de ‘Sé lo que hicisteis’, Martín adquirió también gran reconocimiento de público y crítica, recibiendo dos premios TP de Oro y un Premio de la Academia de la Televisión de España como mejor presentador.

Jaime Bores: parón televisivo de 6 años y vuelta ahora a Telemadrid

Es cierto: lo vemos desde hace algunos meses de nuevo por la pantalla, en Telemadrid y algo antes en Vuélveme loca (Telecinco). No obstante, entre esa y su anterior aparición reseñable en el medio hay un margen de seis años en los que poco o nada se supo de su paradero o de su ocupación. Jaime Bores se convirtió en una de las personalidades catódicas más populares allá por los años noventa. Ahí están sus partes meteorológicos en el recién creado Madrid Directo en Telemadrid, programa en el que permaneció entre los años 1993 y 1997.

Luego, aprovecharía su tirón para dar un salto exponencial y pasar de la autonómica madrileña a la pública estatal. Llegaría el exitoso talk show Digan lo que digan y con él, hasta una nominación al TP de Oro al Mejor Presentador. Muchos recordarán su participación como presentador en Miss España 2000, donde dijo el nombre erróneo de la ganadora, por un error en la transcripción que le pasaron, como él aclaró posteriormente.

Estuvo alejado del medio hasta 2004, cuando volvió para copresentar el reality La Granja con Terelu Campos en Antena 3. Después decidió apartarse de nuevo de las cámaras, por una decisión de carácter personal, no profesional. "La televisión me gusta pero no es mi vida, son muchas cosas más", ha dicho en varias ocasiones. En 2011 reapareció en La Noria, donde explicó qué había hecho durante su ausencia: marchó a Argentina donde puso en marcha negocios, como el alquiler de apartamentos. En la entrevista se preguntaba si había llegado el momento de volver a la televisión, y pronto pareció decidirse: fichó por Vuélveme Loca, poco antes de que el show fuera cancelado por Telecinco. En la actualidad, los fans de Jaime Bores pueden verle en Madrid Directo, al que regresó a finales de 2011.

Julián González: dedicado al diseño de interiores

Pasó de niño a adolescente delante de las cámaras de Antena 3, pero poco después le perdimos la pista. Julián González fue el antecesor de otros niños estrellas posteriores (Aarón "Chechu" Guerrero o Ricardo Gómez, alias "Carlitos" en Cuéntame cómo pasó, entre otros). Gracias, primero, a ser el travieso Guille de Farmacia de guardia desde 1991 a 1995; después, por convertirse en un miembro más de la prole de El Fary en Menudo es mi padre, de 1996 a 1998; y finalmente, por convertirse en el estudiante más aplicado (aunque no exento de problemas) de Compañeros. Un currículo muy jugoso para un actor precoz: comenzó con 4 años a trabajar en diversos anuncios publicitarios.

Tras el desenlace de la serie adolescente (y después de participar también en su secuela estrenada en cines, No te fallaré), la carrera como intérprete de González quedó progresivamente aparcada. Más allá de puntuales apariciones -intervención episódica en Cuenta atrás, junto con otros antiguos alumnos de Compañeros; el telefilme La última guardia, junto al resto del reparto de la mítica serie de Antonio Mercero-, y tal y como él mismo confirmó en entrevistas, Julián González ha abandonado el oficio de actor y se gana la vida como decorador de interiores.

Isabel Aboy: la hija del "Médico de familia", ahora psicóloga infantil

Y de un actor precoz a una actriz de similar perfil: hablamos de Isabel Aboy, familiar a los espectadores por hacer de hija de Emilio Aragón en otro de los grandes fenómenos televisivos de los años ochenta, Médico de familia. Era 1995 y contaba con apenas 13 años. Siguió siendo María Martín Soller (nombre completo de su personaje) durante cuatro años, hasta 1999. Luego, llegaría Periodistas, donde estuvo en la última temporada. Y su periplo como intérprete televisiva concluyó aquí.

La hemos visto también en algunas obras de teatro, desfilando como modelo, y en contadísimas apariciones en programas como Qué tiempo tan feliz, rememorando viejos tiempos de niñez. Pero para Aboy, la interpretación quedó apartada casi por completo. Tras finalizar Periodistas, se centró en terminar sus estudios universitarios. Ahora, con 30 años, casada y con un hijo, trabaja como psicóloga en la fundación Protégeles, centrada en combatir el acoso escolar, los trastornos alimenticios y los problemas derivados de la seguridad en internet.

Rocío Carrasco: alejada por completo de la vida pública

Mientras su padrastro, José Ortega Cano, ocupa la primera línea de Sálvame y derivados, Rocío Carrasco hace tiempo que abandonó, de motu proprio, el mundillo de los focos y la prensa del corazón. La hija de Rocío Jurado y el boxeador Pedro Carrasco estuvo desde que era apenas una cría en el objetivo de las cámaras de periodistas y de reportajes en las páginas centrales en el papel couché.

Ya crecida, saltó a la televisión: acompañó al Padre Apeles en el efímero Cita con Apeles, y un par de años después, María Teresa Campos la llevaría consigo a Día a día (1997-2004) en Telecinco; y posteriormente, a Cada Día (2004-2005), en Antena 3. Precisamente coincidiría nuevamente con su mentora, la Campos, en el talent show de copla de Canal Sur Nacidas para cantar. Ese fue su último crédito televisivo.

Después del fallecimiento de su madre, en 2006, comenzó a ser muy selectiva con sus apariciones públicas, y en la actualidad, vive completamente retirada de los medios. Heredera universal del legado de "la más grande", las últimas ocasiones en las que ha hecho acto de presencia en televisión han sido vía telefónica, pidiendo justamente respeto a su privacidad y a la memoria de su progenitora.

Sofía Nieto: la hija del presidente Cuesta, un prodigio de las matemáticas

Los telespectadores probablemente la conocerán como Natalia Cuesta, la hija de Juan Cuesta, presidente de aquella su comunidad en Aquí no hay quien viva de Antena 3, en cuyo reparto se mantuvo desde el primer capítulo, allá por 2003, hasta el último, en 2006. Nieto continuó vinculada al universo de ficción de Alba Adriática con la migración del equipo a Telecinco, ahora con otro nombre, La que se avecina. No obstante, su estancia en Mirador de Montepinar fue breve, y en 2008 se mudó definitivamente y cerró la puerta a televisión.

Su salida, en este caso, obedece a motivos académicos. En todo momento, la actriz compaginó su carrera interpretativa con los estudios de Matemáticas en la Universidad Autónoma de Madrid. Y, desde luego, la presión de aparecer semanalmente en una serie tan popular no afectó para que destacara como alumna: merecedora del premio extraordinario al mejor expediente académico, cursa sus estudios de doctorado en el mismo centro, donde también ejerce de profesora ayudante.

Silvia Intxaurrondo: tras abandonar la TV, entregada a la radio

El gran público la conoció al comienzo de la temporada 2006-2007, cuando se convirtió en la copresentadora, junto con Iñaki Gabilondo, de la segunda edición de Noticias Cuatro. Durante el año anterior, había adquirido experiencia al frente de los informativos de CNN +, y tiempo antes, había ganado tablas y experiencia, en Hoy por hoy (Cadena Ser) también con Gabilondo. Una vez se dio por acabada la etapa del veterano periodista vasco en Cuatro, Intxaurrondo lo acompañaría en su nueva andadura en CNN+, en el programa de entrevistas y debate Hoy.

Sin embargo, llegó la fusión entre Cuatro y Telecinco, y poco después, el cerrojazo a CNN+. Intxaurrondo, ante la negra situación que atisbaba para los periodistas en las cadenas, decidió poner tierra de por medio y cambiar de ídem. Así lo anunció ella misma en su perfil de Twitter (@SIntxaurrondo): "Después de semanas de reflexión, abandono la televisión. Gracias por la paciencia y los mensajes de ánimo. Después de diez años de profesión, me es imposible dejar de creer en el periodismo".

Hizo honor a esa última afirmación regresando a su antiguo hogar en la onda media. Fue corresponsal en Madrid del magacín informativo La W, que puede escucharse la emisora colombiana W Radio (perteneciente a Grupo Prisa), y, desde este mes de septiembre, es subdirectora de Hoy por Hoy en Cadena Ser, en la nueva etapa del magacín radiofónico, ahora con Gemma Nierga y Pepa Bueno.

Ángeles Caso: siguiendo su vocación literaria

Periodista, escritora, guionista, traductora, columnista. El talento multidisciplinar de Ángeles Caso no podía circunscribirse únicamente al medio televisivo. Tras hacer sus pinitos en Asturias el programa Panorama regional, acabó convirtiéndose en la presentadora del Telediario de TVE a mediados de los ochenta (entre 1985 y 1986, para ser más exactos). Después, a mediados de 1986, se encargó de la conduccción del magacín de entrevistas La Tarde, en sustitución de Pastora Vega.

No obstante, el mundo de la televisión y el periodismo parecía no ser suficiente para la inquieta Caso, cuya pasión se encontraba, en verdad, en la literatura: "Yo quería ser escritora desde pequeña. Empecé a escribir a los 8 años, y cuando a los 32 me decidí a publicar, me resultaba imposible hacerlo todo compatible: periodismo, maternidad, literatura, vida privada... Opté por lo que más me gustaba", declaró en 2009 en una entrevista digital para Público, tras haber obtenido el premio Planeta por su novela Contra el viento. Inició su trayectoria en 1988, con Asturias desde la noche, y desde entonces, se ha dedicado a escribir, con colaboraciones esporádicas en diversos medios (Cadena SER, RNE,...). También podemos leer su bitacora, "Desde lejos", alojada en Público.es (la última actualización data de finales de febrero del presente año).

Coto Matamoros: el 'marciano' que reniega de la televisión en la que participó

No se confundan. A quien vemos diariamente en las sobremesas de Telecinco es Kiko Matamoros, miembro del plantel de colaboradores de Jorge Javier Vázquez en Sálvame. No obstante, el que años antes gozó de auténtica popularidad fue su hermano (gemelo) Coto, a quien hace ya bastante se le perdió la pista (solamente la policía la logró encontrar).

Saltó a la fama en las Crónicas marcianas de Javier Sardá. Allí destacó por su mirada aviesa y su agresividad verbal. Los enfrentamientos con su hermano en los platós fueron habituales, y las polémicas personales acompañaron a este polémico representante durante su periplo televisivo. Sus problemas con diversas sustancias, y sus excentricidades marcaron su legado audiovisual: se tatuó un tribal de considerable tamaño en la cabeza, y hasta escribió el guion una película, Plauto, recuerdo distorsionado de un tonto eventual, una indescriptible cinta en la que también se dejaban ver Leonardo Dantés, Loli Álvarez y demás "fauna marciana".

Asediado por los problemas legales, Coto decidió huir de la televisión... y de la justicia: denuncias por abandono de familia, impago de pensión... Alejado totalmente de la pequeña pantalla, reniega del tipo de programas en los que ha participado en su carrera. Lo último que sabemos de él es que se prepara un documental sobre su controvertida figura. "Si pudiera dar marcha atrás, habría un montón de estupideces que no haría, como entrar en televisión", confiesa resignado en el trailer disponible.

Silvia Fominaya: dedicada a su familia y viviendo en Portugal

Como Matamoros, Silvia Fominaya también remató su currículo televisivo con Crónicas Marcianas, y tras el fin del mítico late show revienta-récords, poco más se supo de esta actriz y presentadora española. Finiquitaba así (o al menos, abría un prolongado paréntesis) a una carrera que había comenzado en El Telecupón, y que luego se había ido fraguando a base de apariciones en series (El Comisario, Al salir de clase) y programas (presentó el concurso cultural Enrédate en La 2, y luego marcharía a Muchoviaje en Antena 3).

Tras su etapa de Crónicas, en la que demostró una excelsa capacidad para polemizar y y aprovechó además para mostrar su envidiable figura en las páginas de Interviú, desertó del medio. Como ocurriera con otro de los aquí mentados, Jaime Bores, Fominaya reapareció en La Noria en verano de 2011, y explicó su ausencia: "Prefería estar en casa, con sus mis dos hijos y acompañando a mi marido en los viajes de trabajo". Como curiosidad, también dedicó parte de su tiempo a escribir el prólogo de un libro de sexología, Sexo... naturalmente (Ediciones Cydonia), y se involucró en la marca de ropa Makarthy.

Durante el pasado mes de julio, Fominaya volvió a estar de actualidad, a su pesar: fue acusada, junto a su marido, de quemar de el coche de la ex de su esposo. Las últimas informaciones sobre el proceso judicial, sin embargo, han sido favorables para la presentadora, tal y como se lee en un comunicado emitido a través de su página web.

Patricia Pérez: productora y administradora de un blog sobre nutrición

Unos cuantos párrafos antes, hablábamos de la breve experiencia de Jaime Bores al frente de Vuélveme Loca. Precisamente, el presentador se encargaba de relevar a la que ocupa estas líneas, Patricia Pérez. La presentadora viguesa saltó a la fama acompañada de Víctor Sandoval en el recordado show de crónica rosa Mamma Mia! en Telemadrid. No era desde luego su primer trabajo de éxito (unos pocos años antes, había sido co-presentadora de El gran juego de la oca y Nos vamos de vacaciones, ambos con Emilio Aragón), pero sin duda es y será el programa con el que se la identificará.

Tras varios años ligada a las autonómicas, y más concretamente a Telemadrid, pasó a la televisión generalista con el ya citado Vuélveme Loca, en el que permaneció dos años, de 2009 a 2011. Sin embargo, Pérez decidió cambiar de rumbo profesional. Por ello, decidió abandonar el programa de Telecinco.

Se despedía el 28 de diciembre para abrir una nueva etapa: entre otros asuntos, administrar una página web sobre nutrición, Yosikekomo, y trabajar en su productora, con la que realiza proyectos para televisión e internet. Uno de esos trabajos lo acaba de estrenar, una pieza para la Liga ACB de baloncesto.

Máximo Pradera: lo más... alejado de la televisión posible

A mediados de los noventa, hubo un programa en Canal Plus que se convirtió en parada obligatoria en los viajes promocionales de cualquier nombre, nacional e internacional, de la cultura, el deporte y la política. Hablamos de Lo + Plus, un espacio de entrevistas que contaba como presentadores con la pareja más improbable y divertida de las sobremesas: el incorregible Máximo Pradera y el aristócrata Fernando Schwartz. Con Ramón Arangüena y Ana García Siñeriz como escuderos, y con la participación de actores y cómicos como un por entonces desconocido Javier Gutiérrez, Chus Lampreave o Javier Coronas, el programa ganó el premio Ondas al formato más innovador de la televisión.

No era esta, desde luego, la primera experiencia de Pradera en el medio catódico -antes, ya había ejercido de guionista en Viaje con nosotros, La noche se mueve o El peor programa de la semana, estos dos últimos junto a El Gran Wyoming-, pero su verbo suelto y ácido, perfecto contrapunto a Schwartz, hicieron de este enfant terrible de la televisión de pago un objeto codiciado por los grandes operadores.

En 2001, Pradera aceptó una oferta de Antena 3 para presentar su propio late night, Maldita la hora, con el que competir con las incombustibles Crónicas Marcianas de Xavier Sardá. Sin embargo, le salió rana, y por arte de birlibirloque (o de los ejecutivos), se esfumó de la televisión... Y no ha vuelto. Y asegura que no volverá hasta que "las ranas críen pelo"...

Asentado en la radio, donde ha expuesto sus vastos conocimientos en música clásica (en Sinfo Radio), ha participado como tertuliano en La ventana de Cadena Ser, Protagonistas con Julia Otero, y en En días como hoy en RNE, donde acompañó a Juan Ramón Lucas hasta que fue destituido el pasado julio. Sumémosle a eso sus diversos libros publicados, entre novelas de misterio e historiografías musicales; y una importante actividad en Twitter, en cuyo perfil da rienda suelta a la ironía que lo dio a conocer hace ya cerca de veinte años.

Letizia Ortiz: dejé la tele... Porque me casé con el príncipe

El ejemplo más evidente de una deserción televisiva lo encontramos en la actual princesa de Asturias, Letizia Ortiz. Su trayectoria profesional previa a su entrada en la monarquía a buen seguro es bien conocida por los lectores (páginas de hemereotecas y horas de vídeo se han dedicado a ella, y eso, sin contar la tv-movie Felipe y Letizia), así que solo procederemos a hacer un rápido repaso.

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, figuró en las plantillas de ABC, Agencia EFE, La Nueva España o Siglo XXI, antes de formar parte del desaparecido canal de noticias CNN+. Allí permaneció dos años, encargada del turno matinal. A Televisión Española llegaría en 2001: comenzaría presentando Informe Semanal durante la temporada estival, y más tarde pasó a liderar el Telediario 2.

Precisamente, su relación con el Príncipe de Asturias comenzó durante su etapa como co-presentadora del informativo de la noche en la pública. Las razones de su abandono del televisor, imaginamos, ya no hace falta explicarlas...

*Síguenos en Twitter (@Vertele) yFacebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba