Por Juan Luis Cebrián Digital + confirma negociaciones con la unión Vivendi-Telefónica

"La mala situación de la empresa es una patraña de nuestros rivales"

El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, confirmó hoy la existencia de negociaciones con un consorcio formado por Vivendi y Telefónica para la venta de la televisión de pago Digital+, por la que han recibido también otras ofertas.

"Como resultado del proceso de venta abierto por nosotros, hemos avanzado en conversaciones con un consorcio liderado por Vivendi-Canal+ (Francia) en el que estaría Telefónica como socio, antes de entablar negociaciones formales para la venta de nuestra televisión de pago, y hemos recibido ofertas de otros operadores", afirmó Cebrián en su discurso en la junta de accionistas del grupo.

De todas maneras, el consejero delegado de Prisa advirtió de que el grupo "no venderá ni este ni ningún otro de los activos en los que prevé desinvertir a precios que perjudiquen el valor de la compañía". A su entender, la actual situación financiera del grupo permite buscar "otras soluciones" que garanticen la estabilidad y permanencia de su economía.

Así, aseguró que esta compañía cuenta con el apoyo de los "principales" bancos financiadores, así como de inversores "potenciales", con algunos de los cuales ha mantenido negociaciones que a día de hoy están en "muy avanzado estado".

Digital + --plataforma que provocaba "avidez" en el mercado, según Cebrián-- cerrará este ejercicio con una facturación de más de 1.500 millones de euros y las previsiones respecto a los márgenes de beneficio bruto de explotación (Ebitda) superan los 350 millones de euros.

Congelación de sueldos

Por otra parte, Cebrián anunció una serie de medidas de "austeridad y ahorro necesarias" de cara a los presupuestos de esta empresa en 2009, hasta alcanzar una reducción total del gasto corriente del 5 por ciento.

Esta propuesta incluirá la congelación de salarios de ejecutivos por encima de los ochenta mil euros de sueldo bruto al año; la supresión de pagos de dividendos con cargo al ejercicio actual; el cese de actividades en las operaciones no estratégicas "en pérdidas" y la continuación del proceso de desinversión en filiales y empresas, con la posibilidad de alcanzar acuerdos similares a los alcanzados en su división de radio.

Prisa espera cerrar este año con una facturación cercana a los 4.000 millones de euros y un ebitda de más de 900, con un aumento del 2 por ciento en ingresos --descontados los beneficios por la venta de los edificios--. Respecto al próximo año, el grupo sitúa en un dos por ciento el descenso de sus ingresos y el mantenimiento de los actuales márgenes de explotación.

Las pérdidas publicitarias a lo largo del año alcanzarán el 4,5 por ciento a finales de 2008, debido al "entorno deteriorado". No obstante, el descenso de ingresos por publicidad en medios como 'El País' --un 20 por ciento menos-- se verán "compensados" por el "mejor comportamiento" de los medios en América y de la televisión en abierto Cuatro.

"Tonterías y patrañas"

En cuanto a la televisión de pago, Cebrián reconoció que este modelo de negocio se "ubica con dificultades" en el futuro del grupo, a pesar de ser "uno de los activos más valiosos". "No teníamos ni tenemos capacidad financiera, técnica, o un control suficiente de los derechos de emisión que nos permitan ser operadores globales en el sector", advirtió.

En este sentido, recordó que la plataforma de satélite "posee un mayor valor en manos de las operadoras de telecomunicaciones, capaces de distribuir banda ancha y sumar su propio negocio al de distribución de contenidos de ocio y entretenimiento".

Tanto Cebrián como el presidente del grupo, Ignacio Polanco, denunciaron la "competencia desleal" de otros medios de comunicación y sectores de la opinión pública. "Existe una campaña de desinformación orquestada contra nuestro grupo y que, es fruto, en muchas ocasiones, de una competencia desleal o de un mal disimulado deseo de castigar el prestigio y la credibilidad de Prisa", apuntó Polanco.

Por su parte, el consejero delegado aludió a las "tonterías y patrañas" difundidas en Internet sobre la situación económica de la empresa "difundida por algunos de nuestros competidores".

Durante el transcurso de esta junta de accionistas, Polanco dio a conocer el nombramiento de Cebrián como presidente de la comisión ejecutiva de Prisa. Este nuevo cargo permitirá abordar "cuanto antes" las cuestiones relacionadas con el plan estratégico y de remodelación del grupo.

Asimismo, el consejo de administración del grupo nombró a Manuel Polanco, actual consejero delegado de Media Capital, nuevo vocal de la citada comisión ejecutiva, además de aprobar la creación de un consejo asesor internacional.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba