Charles Allen Dimite el director ejecutivo de la cadena británica ITV

La cadena anuncia que lanzará sus programas en móviles para recuperar la audiencia juvenil

Charles Allen, director ejecutivo de la televisión británica ITV, anunció hoy su dimisión en medio de una crisis económica que amenaza el futuro de la mayor cadena privada del Reino Unido, según informa Efe.

Allen, quien llevaba 15 años vinculado a la empresa, adelantó que el próximo mes de octubre dejará el cargo que ha ocupado en los últimos dos años, cuando se encargó de consolidar la integración de la cadena de una estructura federal a la actual unitaria.

La razón de la crisis es la competencia de los canales digitales, que ha conllevado pérdidas de audiencia, junto con una incapacidad de aumentar los precios a los anunciantes por un acuerdo firmado por el propio Allen.

El director financiero de ITV, John Cresswell, será el encargado de sustituirle hasta que se nombre al nuevo director ejecutivo.

Según los expertos, el reto del nuevo responsable de la cadena será rejuvenecer la programación y buscar creatividad para ITV.

Según The Guardian, que ha recogido la opinión del sector en Reino Unido, los expertos señalan que a Charles Allen se le considera un hombre de negocios que, como un pez fuera del agua, se ha encontrado con un escenario transformado en multimedia en el que las reglas han cambiado.

La ITV pondrá su programación en móviles para captar audiencia joven

La última iniciativa de la ITV anunciada poco antes de la dimisión de Allen es el acuerdo con Hutchison Whampoa para el lanzamiento de la programación de ITV1 en móviles a partir de otoño.

Se trata del primer acuerdo de este tipo en el Reino Unido, el cual está siendo estudiado muy de cerca por las cadenas rivales. Los ejecutivos de ITV creen que esto les ayudará a recuperar los espectadores jóvenes de la ITV1 que se han pasado a la cadena de la competencia, Channel 4. El acuerdo es por seis meses, en exclusiva, aunque no ha trascendido cuándo pagarán los consumidores por este servicio, según informa Variety.

Caída de 3.5 puntos de audiencia en el último año

Según informaba El País el pasado viernes en un artículo que reproducimos a continuación por su interés, la acusada caída de audiencia (3,4 puntos en el último año) y de ingresos publicitarios de ITV, el principal canal comercial en abierto de televisión del Reino Unido, amenazaba desde hace tiempo con cobrarse la cabeza de su director general, Charles Allen. Veterano en la industria, de 49 años, y motor de la fusión en ITV de las distintas compañías regionales de televisión, Allen negociaba estos últimos días los términos financieros de su salida.

Los medios británicos de comunicación ya daban por descontada la inminente dimisión del director general del grupo ITV. El sindicato del gremio, Bectu, se adelantó incluso a la confirmación oficial de ITV y relacionó el jueves pasado la dimisión de Allen en su polémica gestión de recorte de costes en los dos años y medio al frente del grupo. De acuerdo con Bectu, el director general ejecutó un plan de reestructuración de plantilla de 4.000 empleados y falló a la hora de invertir en programas de calidad para hacer frente a la creciente competitividad del espectro televisivo.

La curva de audiencia indica una fuerte caída para ITV1, el principal activo del grupo. Un operador que años atrás marchaba casi parejo con el primer canal de la estatal BBC, tocó fondo el mes pasado al registrar un mínimo de 16,8% en el reparto de audiencia. Un año antes, su cuota era del 20,2%. Además, en la banda de espectadores de entre 16 y 34 años, ITV1 ha perdido también terreno frente a Channel 4, morada de Gran Hermano. En contrapartida, los canales digitales de ITV sí están tomando fuertes posiciones en el último año y en su conjunto tan sólo les aventaja la múltiple oferta de Sky.

Un 4.6% menos de ingresos

La compañía revisó a la baja sus estimaciones para el presente ejercicio financiero y confirmó que los ingresos en el primer semestre de 2006 serán de 750 millones de libras (unos 1.000 millones de euros), una caída de 4,6% respecto al ciclo anterior. Analistas financieros calculan que el retroceso puede alcanzar el 12% para el próximo mes de septiembre.

Las dificultades de ITV se relacionan también con un restrictivo y complejo acuerdo sobre precios y bloques publicitarios que Allen negoció con los reguladores de la televisión británica. De acuerdo con estadísticas de la central de medios Initiative, los ingresos publicitarios de ITV han caído un 6% desde 2002. Los problemas han agudizado las especulaciones de una posible OPA sobre el grupo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba