Renuncia Dimite la presidenta de la RAI como protesta por las presiones de Berlusconi

Siguen los conflictos entre el Gobierno de Berlusconi y la RAI. Esta dimisión es un nuevo capítulo de la voluntad del ejecutivo italiano para controlar la radiotelevisión pública

La presidenta de la RAI, la cadena pública italiana, ha presentado su dimisión, según publica toda la prensa italiana. Lucia Annunziata anunció su renuncia 30 minutos antes de una reunión de altos cargos de la empresa prevista en Milán y especificó que la decisión se debe a "las interferencias políticas", en clara alusión a la intervención constante del ejecutivo italiano de Berlusconi en la actividad de la RAI.

Mientras Gianfranco Finni, primer ministro,ha calificado la decisión de “ridícula”, la oposición ha hablado de “una ocupación militar de la RAI por parte del Gobierno” y de "un nuevo ataque contra el pluralismo televisivo".

El pasado mes de febrero ya se produjo un enfrentamiento entre Lucia Annunziata y el Gobierno de Berlusconi cuando la Presidenta de la radiotelevisión pública denunció, ante la prensa extranjera en Roma, que Silvio Berlusconi no duda en intentar influir en los miembros del Consejo de Administración de la RAI "para sugerirles nombramientos e influir sobre las decisiones de emitir o no programas".

Annunziata anunció en aquel momento que existía un claro "conflicto de intereses" entre los intereses de Berlusconi, propietario del grupo Mediaset -que posee tres canales de televisión privados- y rival de la RAI, quien no duda en implicarse constantemente en las decisiones del canal público, incluyendo los nombramientos de periodistas.

Antes, un grupo de redactores del Telegiornale primera edición, el telediario de RAI 1, presentó una carta en la que expresaba su solidaridad con la vicedirectora del espacio, Daniela Tagliafico, que dimitió como protesta ante el trato "de la información política" en la cadena. Tagliafico denunciaba así una situación de información "blindada" y que beneficiaba la mayoría de Gobierno, así como el hecho de que la información política del telediario se realizaba sin el consenso de la redacción.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba