Polémica Discrepancias en torno a la reforma de la Ley de Televisiones Privadas

UTECA muestra su satisfacción ante la nueva medida aprobada por el Gobierno que elimina los límites accionariales en las televisiones privadas; la AUC critica la decisión del Ejecutivo, y PSOE e IU afirman que ésta atenta contra principios constitucionales

El Gobierno aprobó el pasado viernes la modificación de la Ley de Televisión Privada, que permitirá a un único titular controlar el 100% de una cadena al suprimir el máximo del 49% establecido hasta la fecha. La supresión de este límite, demandada por los operadores comerciales, fue anunciada por el vicepresidente Mariano Rajoy al término del Consejo de Ministros. Esta reforma, que permitirá cambios sustanciales en el paisaje audiovisual, se efectuará a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales de 2003.

UTECA muestra su satisfacción y dice que la eliminación de límites "no afecta en nada a la pluralidad

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), que integra a Antena 3, Telecinco y Sogecable, ha mostrado su satisfacción por la decisión del Gobierno de suprimir los topes accionariales en la televisión privada. En un comunicado, las cadenas comerciales recordaron que esta posibilidad había sido planteada con insistencia porque el impedimento de pasar del 49% "dificulta gestionar las compañías con criterios empresariales y competir en igualdad de condiciones con oponentes internacionales que no tienen estos obstáculos".

UTECA planteó que si se puede tener el 100% de un diario y de una radio o de una cadena de emisoras, "no existe razón alguna para que no se pueda tener el 100% de una televisión de cobertura nacional, máxime cuando se consiente en otro ámbito territorial". La entidad aclaró que "en nada" afecta a la pluralidad informativa que una persona pueda tener la totalidad de las acciones de una televisión, ya que en la actualidad existen más de 500 cadenas en España. El límite accionarial fue justificado en su día, recordó, por la escasez de espectro radioeléctrico, "y hoy, en razón del avance tecnológico, esta escasez es inexistente".

Legislación arcaica

UTECA indicó que con esta resolución, el Gobierno "no ha hecho otra cosa que poner sentido común a una parte de la legislación que regula la televisión, en la que todavía predomina la sinrazón en numerosos aspectos", entre los que cita la aportación del 5% de los ingresos a la producción cinematográfica o el sistema de pago de derechos de autor. La asociación, tras subrayar que esta decisión está vigente en países europeos como Italia, Reino Unido o Francia, confió en que el Gobierno continúe mejorando por la vía de los hechos "una legislación arcaica que frena en España el desarrollo de la televisión y de la sociedad de la información y desestabiliza cientos de puestos de trabajo".

La AUC critica la eliminación de límites accionariales y pide que se posponga hasta la Ley de lo Audiovisual

La Asociación de Usuarios de la Comunicación considera "autoritario y oscurantista" el método seguido por el Gobierno para eliminar los límites accionariales para los accionistas de las televisiones privadas a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos. "Independientemente del contenido de la medida, recurrir al Proyecto de Ley de Acompañamiento supone actuar de forma oscurantista, con una política de hechos consumados, escamoteando a la opinión pública y a los sectores implicados la discusión de una medida de tanto calado", señaló AUC en un comunicado.

Para esta asociación, la decisión se justifica aún menos teniendo en cuenta que está pendiente una nueva Ley de lo Audiovisual, "en la que deberían plantearse todas estas cuestiones". La AUC aclaró que no se opone al aumento de la participación accionarial "siempre que se establezcan una serie de medidas complementarias para garantizar el pluralismo en los contenidos y la diversidad en el origen de las producciones". La asociación reclamó la apertura de un debate público sobre la modificación del actual marco audiovisual, en el que debería incluirse también la posibilidad de que un socio pueda ser accionista de más de un operador de televisión.

El PSOE denuncia que la reforma atenta contra "principios constitucionales"

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Jesús Caldera, denuncia que la reforma de la Ley de Televisiones Privadas atenta contra "principios constitucionales" como son la libertad de expresión, el pluralismo, y el derecho de los ciudadanos a una información veraz y objetiva. Caldera anunció, en rueda de prensa en la Cámara Baja, que el PSOE solicitó el pasado sábado la comparecencia urgente del vicepresidente primero del Gobierno, ministro de la Presidencia y Portavoz, Mariano Rajoy, para que explique esta posible reforma que, según los socialistas, "permitirá el control prácticamente absoluto de las televisiones privadas por parte del Gobierno del señor Aznar".

El primer partido de la oposición no considera "admisible" que "el 100% de las televisiones privadas puedan estar en unas solas manos" e interpreta la intención del Ejecutivo como "una vuelta de tuerca más por parte del Gobierno del señor Aznar sobre los medios de comunicación". "El Gobierno ya controla el Gobierno la televisión pública, a la que somete a altas dosis de sectarismo y manipulación, y ahora parece que quiere hacer lo mismo con las televisiones privadas", denunció Caldera, quien recordó que las televisiones privadas se rigen por un régimen concesional y que las concesiones dependen de la Administración".

IU compara las medidas "con la línea más dura de la política de Berlusconi

El portavoz de IU en la comisión de control parlamentario de RTVE, Felipe Alcaraz, considera "escandalosa" la decisión del Gobierno de suprimir los límites accionariales a los propietarios de las cadenas privadas y acusó al Ejecutivo de "conectar con la parte más dura de la política de Berlusconi". Alcaraz señala que la supresión de los límites accionariales "promoverá una auténtica patología de la concentración y de la falta de libertad, pluralidad y competencia".

Por su parte, el responsable de comunicación de IU, José Francisco Mendi, ha segurado que la reforma es un "golpe de estado audiovisual". "Hasta ahora hemos conocido el modelo de televisión que quiere el Gobierno que veamos los ciudadanos, ahora sabemos también de quien va a ser esa televisión: de los amigos de Aznar -dijo-. De los mismos amigos que se han aprovechado de las privatizaciones del sector público de nuestro país para hacerse a buen precio con sectores estratégicos de la economía española".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba