Encuentro informativo Echevarría cree que hay mucha "demagogia e hipocresía" respecto a la "telebasura"

Considera "muy difícil" hacer rentable una nueva cadena de televisión en España y cree que impediría el apagón de 2012

El presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría, dijo hoy que conceder en este momento nuevos canales de televisión en analógico "es como repartir agua en botijo, es el pasado, algo trasnochado" y subrayó que el futuro pasa por la digitalización.

Echevarría añadió que si se producen esas concesiones, España quedaría "a la cola de Europa" en el tema digital y el 'apagón' analógico previsto para 2012 "no se producirá nunca" porque "un país no se digitaliza por decreto de la noche a la mañana, debe hacerse con un plan y con tiempo", dijo en un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Respecto a la posibilidad de que uno de los nuevos canales que concedería el Gobierno fuera por la vía de permitir a Canal+ emitir en abierto, dijo que supondría "la demostración de que la televisión de pago ha sido un fracaso".

En cualquier caso, el responsable de Telecinco consideró que las noticias sobre la posibilidad de que el Gobierno establezca más licencias de televisión privada "son simplemente ideas".

Echevarría señaló que el sector tiene una oferta "suficientemente variada, importante y plural para que no se modifique, sino que se profundice en lo que actualmente hay". El presidente de Telecinco dijo que "no valen" los argumentos que dicen que hay pocas televisiones privadas en España y aseguró que nuestro país es "el más competitivo en televisión de Europa".

Al respecto, precisó que en España "no hay tres televisiones analógicas de cobertura nacional, sino cinco pero dos no pueden operar porque emiten en digital y no hay plan digital para su desarrollo", en referencia a Net Tv y Veo Televisión. "Sólo Italia tiene una más", dijo. A ello hay que añadir las televisiones públicas --"hay más que en cualquiera de los demás países"-- y las cerca de mil cadenas locales.

Echevarría advirtió por otro lado que la puesta en marcha de una nueva televisión desde cero y ponerla en rentabilidad es "muy difícil" porque en el mercado español cuatro operadores controlan el 80 por ciento del mercado. "Es un reto impresionante", dijo. Además, señaló que la operación de televisión es "una operación de riesgo". "Se puede ganar mucho pero también se puede perder muchísimo", advirtió.


REFORMA DE RTVE

En su opinión, el desafío "más urgente" y el problema fundamental del sector audiovisual español es "poner en su lugar" a las televisiones públicas y consideró que "arreglado eso, se pueden arreglar el resto de defectos del sector". Según dijo, el modelo de televisión pública "ha olvidado su papel de servicio público disfrutando de doble financiación".

"El ente no tiene ni una sola obligación real cierta, ha programado con los mismos criterios que las privadas y ha jugado con las tarifas publicitarias en detrimento del sector privado, lo que ha distorsionado todo el sector", dijo. Una reforma del sector público tendría, en su opinión, "un efecto cascada sobre el resto de televisiones y del sector".

Echevarría se mostró contrario a la privatización de ningún canal de TVE y consideró que España debe tener una buena televisión pública, con dos canales, "porque tiene un hueco y una misión que cubrir". Además, consideró que privatizar TVE sería "muy difícil" por razones económicas, administrativas, legales y sindicales.


EN ESPAÑA SE HACE MUY BUENA TELEVISIÓN

Echevarría denunció que "la desaforada y agresiva lucha por la audiencia, unida a la crítica social en contenidos ha llevado a una merma en la imagen de credibilidad y rigor de las cadenas" y dijo que no están "dispuestos a que esto siga así". "Somos los primeros dispuestos a colaborar para mejorar los contenidos de la televisión privada, pero exigimos que se mejoren los de la televisión pública", añadió.

En su opinión, todo es mejorable pero consideró que en España "se hace muy buena televisión, una televisión de calidad" y añadió que "hay mucha demagogia e hipocresía" respecto a la 'telebasura'. Echevarría aseguró que hay muchos más programas y horas de emisión que no son discutibles desde el punto de vista de la calidad. Esta calidad de la televisión en abierto ha llevado en su opinión a que la televisión de pago tenga problemas en España.

Echevarría se mostró partidario de la autorregulación de contenidos y dijo que no les gustan las "imposiciones". Por lo que se refiere a las sanciones impuestas por el Gobierno por incumplir la ley de contraprogramación, dijo que esta norma es "absurda e impracticable" y supone "desconocer absolutamente cómo funciona el mundo de la televisión".

Respecto a los resultados económicos de la cadena, señaló que 2004 será un año "muy bueno", aunque reconoció que 2005 será "peor" por las previsiones publicitarias. Por otro lado, confió en que Telecinco entre en el IBEX-35 antes de final de año.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba