Entrevista Emilio Aragón: "Con Javier tenemos muy buenas críticas y un público fiel"

El presidente de la Fundación del Grupo Árbol y protagonista de Javier ya no vive solo habló con Vertele de la audiencia de su serie en Tele 5 y la posición de Globomedia en la ficción nacional y europea. El showman afirma que la comedia es el terreno donde mejor se mueve

El estudio Euroficción de Economía sitúa a Globomedia como la segunda productora española, después de TVC, en volumen de facturación. ¿Cómo valoras la aportación de Globomedia a la ficción nacional y europea?

Nuestra apuesta en estos últimos años ha sido bastante firme porque estábamos convencidos de que en España se podía hacer buena ficción. Tenemos muy buenos guionistas y, desde el 94 hasta hoy, en Globomedia hemos tratado de crear una corriente o escuela de ficción muy nuestra, evidentemente siguiendo el modelo inglés y norteamericano en la estructuración. Lo cierto es que la ficción es un género que me apasiona, sobre todo la parte creativa, y creo que todavía hay mucho camino por recorrer en España, especialmente en el dramedia, la sitcom y las tv movies.

El mismo estudio dice que la ficción española es la más barata de Europa. ¿Se siguen gastando poco dinero las cadenas españolas en la producción de series?

Depende de los mercados y del mapa audiovisual de cada país. No es lo mismo Alemania y Francia que España. Lo que sí te puedo decir es que en España hay mucho ingenio. Por ejemplo, El Club de la comedia es entretenimiento, pero también es ficción porque hay una labor tremenda de guionización. Ahora estamos en conversaciones para intentar producirlo en Portugal e Italia. Es decir, exportar el formato, los ciento y pico monólogos que tenemos y el know how. Insisto, en España hay muy buenos guionistas y con una media de edad muy joven.

"Javier" consiguió su primera victoria el domingo pasado pero su media no supera el 20%, ¿por qué crees que le está costando enganchar a la audiencia?

Podríamos empezar a analizar si está bien programada en ese horario, si la dramedia funciona o no según el día de la semana, etcétera, pero no me atrevería a analizar los motivos hasta que no finalice la temporada. La parte positiva es que tenemos una fidelidad increíble porque la media de los capítulos emitidos desde la primera etapa es de un 20% de share, y en la actual tanda de episodios tenemos una media aproximada de 3.300.000 espectadores. Lo que nos llama la atención es la fidelidad por parte de ese público y los comentarios que recibimos por mail, que son muy positivos.

¿Cómo es la presión de la cadena por la audiencia?

En la parte cuantitativa, lo importante es superar la media de la cadena. Yo creo que con un 19 o 20 por ciento estaríamos más que satisfechos, sobre todo en los tiempos que corren. Pero también hay que tener en cuenta la parte cualitativa, la calidad del producto, que también es importante. La serie ha tenido buenas críticas y eso hay que valorarlo tanto o más que la audiencia. Un ejemplo parecido es el de El Grupo, una serie que desafortunadamente no pudo cerrar los 13 episodios, y sin embargo, hay un público fiel y mucha gente de la profesión que coinciden en que ha sido una de las mejores series que se han hecho.

¿Han sido muy odiosas las comparaciones con "Médico de Familia"?

El ejemplo de Javier hay que medirlo con otra vara porque el problema es que nosotros teníamos que pagar un peaje. Suponía mi vuelta, lo cual hacía inevitable la comparación con Médico de familia. La gente esperaba que fuera muy parecida a Médico y se ha sorprendido al encontrarse algo distinto. Pero, curiosamente, nos estamos encontrando con que los comentarios sobre la serie son muy positivos. Con Javier hemos apostado claramente por la calidad. Podríamos haber hecho un cambio dramático de la primera temporada a esta, introduciendo una serie de elementos que sabíamos que nos iban a dar más share pero, ¿a qué precio?

¿Cómo te sientes más cómodo, como actor de masas en "Javier" o cómico de minorías en "El club de la comedia"?

Lógicamente, como actor me siento mucho más cómodo que al principio, pero yo siempre he dicho que ante todo soy un músico que ha tenido la oportunidad de hacer otras cosas, entre ellas la interpretación. Me siento muy a gusto interpretando, pero el terreno donde mejor me muevo es la comedia, y espero en un futuro poder hacer algo en este sentido. Todos los días me preguntan que cuándo voy a hacer un programa tipo el Vip Noche o Ni en vivo ni en directo, así que no tendré más remedio que hacerlo porque es algo que me divierte mucho. Estoy encantado con El club de la comedia, aunque es cierto que tenemos el techo del abonado. Sin embargo, hace dos domingos superamos la audiencia de Friends por primera vez, lo cual es un dato muy significativo.

¿Por qué crees que "El Club de la Comedia" no ha funcionado igual en la televisión generalista?

Yo creo que es porque nunca se ha programado en horario de prestige. Siempre se ha emitido a las 12 de la noche, nunca se ha probado en access ni en prime time. Yo me atrevería a decir que en esos horarios sí funcionaría bien.

¿Cómo es el “creativo” Emilio Aragón?

Yo tengo la gula para poder asomar la nariz en cualquier proyecto. La parte de preparación y preproducción es la más bonita. Disfruto participando en la génesis de la idea, en la tormenta de ideas, etc. Después, cuando se estrena, hay que seguir alimentándolo, pero toda esa parte previa me encanta y en ese sentido intento participar en todas las reuniones que puedo.

En referencia al debate generado en torno a "GH" y "OT", ¿estás de acuerdo en que hay reality show positivos y otros negativos?

OT es un gran formato, muy pensado y muy trabajado, y me parece que, al margen del debate sobre el daño que ha podido hacer a la industria discográfica, hay que buscar la parte positiva. La primera edición supuso un soplo de aire fresco para la TV. A mí, como persona del mundo del espectáculo y la creatividad, me aportan más programas como OT, que de alguna manera son una mezcla de realidad y espectáculo, que otros como GH. Por ejemplo, Escuela de Actores fue un programa que no funcionó, pero la idea de dar oportunidad a chicos a cumplir su sueño de ser intérpretes, a priori, me parecía buena.

¿Crees que la ficción se va a resentir ante la avalancha de reality shows?

Yo creo que no hay más que ver el escaparate norteamericano. Con el boom del reality, en un primer momento se pensó que iba a desbancar a otros géneros y copar todas las cadenas, y que la ficción se iba a resentir. Pero yo creo que, inevitablemente, todo irá volviendo a su cauce. No es que crea que el reality es una moda pasajera, pero el porcentaje de ficción y telerrealidad tenderá a normalizarse, como ya está ocurriendo en EE.UU., y el número de estrenos de ficción volverá a ser igual o mayor que el de reality shows.

¿Qué significa el témino “telebasura” en Globomedia?

Es difícil definir ese término pero creo que todo programa que atente contra la dignidad de las personas. En Globomedia siempre hemos intentado hacer programas que sean alternativos de alguna manera, dándole una vuelta a la tuerca y que la gente que se sienta a ver el programa contemple que detrás hay un grupo de personas con ingenio que han intentado dar un paso adelante. Por ejemplo, El show de Flo ha sido una apuesta. Empezó tímido y ha subido porque hay un gran esfuerzo detrás y fuimos osados al presentar un programa que compitiera con ficción con un humor fresco y divertido. También lo fuimos en su día con el Caiga Quien Caiga. Comenzó con un 8 o 9% de share y después se convirtió en un programa de culto. Nosotros siempre apostaremos más por programas del perfil de CQC o El Grupo, a sabiendas de que arriesgamos, que no con otro tipo de programas que sólo persiguen la audiencia.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba