Análisis Endemol: El rey Midas del entretenimiento

El triunfo de esta productora holandesa se basa en la adquisición de las mejores productoras de cada país y en la adaptación de sus formatos a nivel internacional

Puede que Gran Hermano sea el producto más conocido de Endemol. Pero su fundador, John de Mol, avisa: “Sabemos hacer más de una cosa”. Exactamente hasta 400 formatos. Aunque la productora holandesa sea más conocida por programas en los que un grupo de personas se encierra en un habitáculo rodeado de cámaras.

Endemol Entertainment, con sede en Holanda y filiales y negocios en participación en otros quince países, es una de las productoras y distribuidoras de contenidos de televisión más importantes de toda Europa. Su último éxito se sitúa en Francia, con la recreación del Big Brother en un piso de lujo a las afueras de París. Loft Story, que así se llama el programa, ha roto límites de audiencia en el país vecino, ha convertido a la cadena que lo emite, M6, en líder de emisión y ha provocado el debate nacional entre detractores y los que se encuentran a favor.

Lo mismo ocurrió el año pasado con Gran Hermano en España, Gran Bretaña y Alemania. También se han realizado otras versiones de este reality, como la que se hizo en Argentina encerrando a varios concursantes en el Bar TV, o el Big Diet en Alemania y Holanda, programa en el que doce obesos en el interior de una casa debían bajar peso, mientras que la organización los sometía a toda clase de tentaciones.

Telefónica entra en escena

Desde que Telefónica comprara por unos 915.000 millones de pesetas el cien por cien de la productora en marzo el año pasado, Endemol ha logrado aumentar sus ingresos en un 57 por ciento hasta llegar a un beneficio de 9.212 millones de pesetas, según afirma la revista Business Week, además de exportar su producto estrella, Big Brother, a multitud de países.

Al poseer el 28,6 de su empresa, John de Mol se embolsó 261.000 millones de pesetas por esa transacción.

Mediante este acuerdo, Telefónica pretendía que Endemol suministrara sus contenidos a través de las empresas de telefonía móvil o de Internet del grupo. Endemol a su vez pretendía aprovechar el mercado de América Latina, donde la compañía española tiene una presencia importante. Juan Villalonga, presidente de Telefónica por entonces, aseguró que la productora holandesa no se integraría en Telefónica Media y Terra, sino que simplemente se mantendría una presencia mayoritaria de la empresa española en el Consejo de Administración de Endemol.

John de Mol comenzó en el mundo de la TV hace 25 años como ayudante de producción en un programa deportivo. En 1993, tras fusionar su productora con la de su amigo Joop van den Enden, nació Endemol.

No ha habido tanta sinergia

Pero esta fusión también ha tenido su aspecto negativo, sobre todo debido al colapso en el sector de las nuevas tecnologías, que no ha producido la tan esperada simbiosis entre televisión, telefonía e Internet. Aunque el presidente de la productora, John de Mol, afirma lo contrario y aporta cifras como los 8,7 millones de personas que en Francia han votado en Loft Story a través del móvil, los 250 millones de personas que ven cada día sus programas o la posibilidad de ver Big Brother a través de la TV por satélite e Internet, aunque en España ése no ha sido el caso en esta última edición.

Endemol trabaja en nuevas versiones de este concurso, como la que se prepara en Holanda y que tratará de comparar la vida en un apartamento de lujo con la de un edificio de clase trabajadora. Y en Portugal se espera la próxima emisión de Blind Faith, en el que se pondrá a prueba el grado de compromiso de varias parejas, al mostrar imágenes de cada participante en situaciones comprometidas.

Noticias relacionadas

-Intentan liberar a los concursantes de Loft Story

- “Big Diet” se estrena en la televisión alemana

-"Gran Hermano” gana por goleada a “El Bus” y se impone otra vez como el formato de más éxito del 2001

Volver arriba