Estudio España está "poco o nada" preparada para el apagón

Alerta de los directivos del sector, partidarios de la TDT de pago

En abril de 2010 las cadenas tendrán que acabar con sus emisiones analógicas y éstas pasarán a ser exclusivamente digitales, con lo que la oferta se mulplicará y, necesariamente, cambiará el modelo de negocio.

El futuro se presenta difuso y seis de cada diez máximos responsables del sector audiosivual considera que España está "poco o nada" preparada para la llegada del 'apagón analógico', en abril de 2010.

Además, un 64 por ciento afirma que el actual modelo de TDT en España apenas es sostenible a nivel económico, solicitando una "apuesta clara" por los servicios interactivos y el aumento de la calidad de los contenidos específicos para estos canales. Así, un 65 por ciento de los encuestados se muestran partidarios de la implantación de la TDT de pago, entre ellos, la mayor parte de los operadores privados (un 77,8 por ciento), un segmento "especialmente partidario" de este sistema, según este estudio.

Como cabía esperar, a la hora de estimar cual será la vía de financiación de los canales de TDT, surgen discrepancias entre las cadenas públicas y privadas. En este sentido, las fórmulas 'pay per view' cobran mayor importancia para las primeras (un 65,4 por ciento de los encuestados), mientras que para las televisiones privadas los ingresos de publicidad seguirán aportando las principales ganancias (un 88,9 por ciento).

Por otra parte, un 66 por ciento de los agentes encuestados considera que la televisión pública estatal debería optar por un modelo de financiación mixto (Publicidad y fondos públicos), repartiéndose el porcentaje en un 59 por ciento en el caso de las televisiones privadas encuestadas frente al 76 por ciento de los operadores de televisión pública.

El Estudio Anual de Tendencia del Sector Audiovisual fue sido elaborado por el estudio IESE Business School el pasado mes de junio a un total de 168 responsables de "máximo nivel" de empresas representativas del sector audiovisual, entre las que se encuentran operadores de televisión pública y privada, empresas de tecnología, productoras, centrales de medios o agencias de publicidad, entre otros. Para el profesor del IESE Joaquín Triadú, las conclusiones demuestran que "la fórmula TDT-'pay per view' tendrá que ser regulada con urgencia".

Más de la mitad de los agentes del sector, a favor de TDT de pago y  financiación mixto para TVE

Más de la mitad de los agentes del sector audiovisual están a favor de la entrada de contenidos de pago en el sistema de Televisión Digital Terrestre (TDT), así como de mantener el actual modelo de financiación mixta -- a través de publicidad e inversión estatal-- en TVE, según el estudio anual de tendencias elaborado por IESE Business School.

Este informe se basa en una consulta realizada el pasado mes de junio a un total de 168 responsables de "máximo nivel" de empresas representativas del sector audiovisual, entre las que se encuentran operadores de televisión pública y privada, empresas de tecnología, productoras, centrales de medios o agencias de publicidad, entre otros.

Así, un 65 por ciento de los encuestados se muestran partidarios de la implantación de la TDT de pago, entre ellos, la mayor parte de los operadores privados (un 77,8 por ciento), un segmento "especialmente partidario" de este sistema, según este estudio.

No obstante, a la hora de estimar cual será la vía de financiación de los canales de TDT, surgen discrepancias entre las cadenas públicas y privadas. En este sentido, las fórmulas 'pay per view' cobran mayor importancia para las primeras --un 65,4 por ciento de los encuestados--, mientras que para las televisiones privadas los ingresos de publicidad seguirán aportando las principales ganancias --un 88,9 por ciento--.

Para el profesor del IESE Joaquín Triadú, estas conclusiones demuestran que "la fórmula TDT-'pay per view' tendrá que ser regulada con urgencia". A su entender, el descenso de los ingresos publicitarios llevará a las cadenas a organizar un 'lobby' para reclamar al Gobierno un sistema normativo para este apartado, donde el deporte representará "el segmento motor".

Publicidad en la TV estatal

Por otra parte, la televisión pública estatal debería optar por un modelo de financiación mixto, según un 66 por ciento de los agentes encuestados. En este debate "interesado" también se producen opiniones enfrentadas entre el sector público y privado: el 59 por ciento de las televisiones privadas menciona "significativamente" la financiación sólo con cargos públicos, frente al 76 por ciento de los operadores de televisión pública a favor de un modelo mixto.

Entre los entrevistados partidarios de limitar la publicidad en las públicas, la opción sugerida en mayor medida consiste en establecer un límite porcentual entre la financiación pública y la privada (casi tres de cada diez entrevistados). El estudio refleja que las televisiones autonómicas y locales también tendrían que contar con este modelo de ingresos a través de fondos públicos y publicidad, ya que cuenta con el apoyo de un 71 por ciento y 65 por ciento de los agentes del sector, respectivamente.

Las productoras de contenidos serán los agentes que tendrán "mayores oportunidades" en el futuro modelo de consumo audiovisual, mientras que los operadores de televisión pública y de cable representan a los segmentos que afrontarán las "mayores amenazas" en este apartado.

Televisión por Internet

En cuanto a los nuevos formatos, Internet será el medio que cobrará mayor importancia para los usuarios en los próximos cinco años, asegura el informe. No obstante, la TDT, la televisión por Internet y las autoproducciones (similar a plataformas de vídeos on-line como Youtube' también registran una destacada proyección.

Entre otras conclusiones relativas a la TDT, se destaca que seis de cada diez encuestados considera que España está "poco o nada" preparada para la llegada del 'apagón analógico', en abril de 2010. Además, un 64 por ciento afirma que el actual modelo de TDT en España apenas es sostenible a nivel económico, solicitando una "apuesta clara" por los servicios interactivos y el aumento de la calidad de los contenidos específicos para estos canales.

Asimismo, los agentes señalan a la administración y los organismos reguladores como los principales responsables de promocionar el proceso de transición, seguidos de los operadores, que deberán apostar por "una mejora de contenido".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba