Análisis Vertele.com Espectadores, el prime time... ha muerto

Los hábitos de los espectadores cambian: la NBC pierde el 50% de público a las diez de la noche

La decisión de confiar el prime time de la NBC a Jay Leno ha provocado una extraordinaria conmoción en la televisión de Estados Unidos. Se han roto las normas no escritas que orientaban la programación de las networks y ha empezado una reflexión sobre el destino de la televisión generalista.

Los hábitos de los espectadores están cambiando por la influencia extraordinaria que Internet provoca en el mundo del ocio televisivo.

Jeffrey Zucker, primer ejecutivo de la NBC, justificaba su decisión sobre Leno asegurando que “si no revisamos el papel de los networks, acabaremos como los fabricantes de automóviles”. La frase no es gratuita si se considera que NBC ha perdido el 50% de sus espectadores de las diez de la noche en sólo tres años.

Los espectadores hacen su propia programación

En el fondo, la decisión de Zucker no hace más que confirmar lo que los ejecutivos de las cadenas de televisión piensan de puertas adentro: la parrilla que ellos deciden cada vez tiene menos importancia.

En Estados Unidos los espectadores utilizan masivamente sus DVR -grabadores digitales- para ver sus programas preferidos a la hora que les da la gana.

Los programas que se programan a las ocho y a las nueve de la noche se visionan a partir de las diez, perjudicando gravemente a los que se emiten esta hora, que pierden audiencias a marchas forzadas.

La audiencia ve programas grabados en prime time

Los datos cantan: Entre los diez programas que más audiencia han ganado en EEUU en la última temporada, ninguno se emitía a las diez de la noche.

Según datos de Nielsen, “Heroes”, “Fringe” y “Lost”, que se difunden entre ocho y diez de la noche, son grabados para ser vistos a partir de las diez. La audiencia de “Heroes” crecio un 35%, la de “Fringe” un 26% y la de “Lost” un 25%.

Pero no solo es la grabación digital lo que perjudica a las networks. Las descargas de Internet, las repeticiones de las cadenas de cable, la venta de DVD’s y los préstamos entre telespectadores acaban conformando una parrilla de programación paralela, distinta en cada hogar a la que los programadores piensan que es la ideal para sus usuarios.

Antes era normal perderte un programa que te gusta, por múltiples razones. Ahora no. La facilidad de las grabaciones digitales e Internet han puesto muy fácil al espectador la recuperación de sus emisiones favoritas.

Quizás por esto las cadenas de cable están incrementando considerablemente sus repeticiones y han obligado a las grandes cadenas, (junto con emule, rapidshare y megaupload) a reflexionar sobre sus fórmulas de programación.

Audiencias fragmentadas y cambio de filosofía

Así las cosas, las networks tendrán que adaptarse a la nueva situación y asumir que los espectadores, ayudados por la tecnología, toman sus propias decisiones.

Los más jóvenes, que son también los más deseados por los anunciantes, son los más radicales en esta forma de actuar. Si se les consulta, ni siquiera saben qué programas se emiten en prime time en Estados Unidos.

Es evidente que la situación es crítica para las grandes cadenas americanas, donde todo pasa cinco minutos antes que aquí. ¿Son conscientes los programadores españoles de los que les viene encima en los próximos años?

Todo el mundo reconoce que para afrontar esta nueva situación, de caída y fragmentación de audiencias, es necesario trabajar con fórmulas nuevas, con mucha creatividad y con soluciones que controlen los costes, adaptándolos a la caída de ingresos publicitarios que esto supone.

* Elaboración propia con datos de Los Angeles Times

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba