El reportaje 'eVictims' Évole viajó a la 'capital mundial de la violación' y descubrió 'nuestra culpa'

Évole viajó a la 'capital mundial de la violación' y descubrió 'nuestra culpa'
Évole viajó a la 'capital mundial de la violación' y descubrió 'nuestra culpa'

laSexta emitió anoche el 'Salvados' con los testimonios más sobrecogedores. Un programa de impacto sobre las atrocidades en el Congo y la guerra por este mineral, que guarda relación directa con el primer mundo porque es necesario para luego fabricar los teléfonos móviles que compramos con normalidad

Como ya hiciera Jalis de la Serna en el programa 'En tierra hostil' de Antena 3, Jordi Évole y todo el equipo de 'Salvados' se trasladó en su entrega de anoche hasta una de las minas de coltán en el Congo.

El programa de laSexta volvió a reflejar la violación de los derechos humanos que cada día se vive en este país para conseguir extraer el mineral con el que luego se fabrican los teléfonos móviles del primer mundo.

Además, contó con un buen número de testimonios y explicaciones de diferentes personas para poner el foco en la cantidad de violaciones que se producen en ese país por esta situación.

"Las violaciones a niños aumentan de forma inquietante"

El testimonio más sobrecogedor lo aportó Denis Mukwege, director del Hospital Pazi, que recordó a Jordi Évole la violación más extrema que había visto: "Una bebé a la que los intestinos le salían por el aparato genital", como recoge la web de laSexta.

No es una situación aislada. Mukwege lamentó que "las violaciones a niños aumentan de forma inquietante", y recordó que el primer caso que atendió "me trastornó, era la primera vez que veía un acto bárbaro de ese tipo. Después de violarla dispararon sobre sus genitales".

Estos actos son incluso "muy duros para todo el equipo", y el director del hospital llevó sus quejas hasta la ONU. Pero le salió caro: "Tras mi discurso sobre violencia sexual para la ONU, unos hombres armados tomaron a mis tres hijas de rehenes".

Este hecho hizo que tuviera que abandonar el Congo por seguridad, y tras su marcha, "las congoleñas escribieron al presidente y al secretario general de la ONU pero no recibieron respuesta", como relata él mismo.

"En el Congo hay impunidad completa para los violadores"

Mientras Mukwege denunciaba que "en Occidente no saben que sus móviles incluyen el sufrimiento de las mujeres congoleñas", María Álvarez, voluntaria de la ONG Alboan, alertó a Évole de que "en el Congo hay impunidad completa para los violadores" y puso cifras a esta lacra: "200.000 violaciones a mujeres desde el año 98".

Por si fuera poco, estas mujeres son luego olvidadas por el estado y repudiadas por sus propias familias, como contó una de las congoleñas que fue violada y abandonada por su marido, hasta el punto de que "mis hijos se tienen que esconder para verme porque si su padre se entera les tortura".

Una joven estudiante que tembién fue violada relata que unos soldados que vigilan las minas del coltán "nos quitaron todo lo que quisieron, y nos violaron". Ahora, por su culpa, explica que "he perdido mi autoestima y mi valor. Ya no soy como las demás".

'Salvados' habló en las minas con los obreros

Jordi Évole se desplazó hasta una de las minas de coltán junto al periodista español Xavier Aldekoa. Juntos evidenciaron la total falta de información que sufren los obreros, al responder con el silencio a una pregunta del conductor del programa sobre si había diferencias entre las minas controladas por el gobierno y las que no.

Uno de ellos dejó claro que sabía que "las empresas ganan mucho dinero con el coltán pero nosotros seguimos siendo pobres", explicando que trabajan 12 horas diarias y cobran "15 o 20 dólares por semana": "Es poco dinero, no podemos decir que sea suficiente". También explican que allí "hay niños que sufren, que van a trabajar para sobrevivir" ya que "necesitan dinero para ir al colegio".

El programa, que inclu´so captó un desprendimiento en una mina de coltán, ante el que Aldekoa explicó que "no hay medidas de seguridad, muchos mueren", también entrevistó a dos exniños soldados, que narraron que les "mandaban a robar y a violar mujeres" y dice que "si se resistían" cogían "pimiento picante y se lo metían dentro". Afirma que los rebeldes les daban "marihuana y alcohol antes de violar".

Ellos también eran castigados. El otro exniño soldado explicó que "la hoja de servicios decía que debíamos recibir 200 latigazos al día". Este joven narró que le obligaron a matar por primera vez en su pueblo a "una persona que había robado un cerdo" y por eso no se atreve a volver.

El anuncio inoportuno de Mediamarkt

Muchos espectadores de 'Salvados' llamaron la atención a través de las redes sociales de que precisamente el primer anuncio que se mostró en la pausa publicitaria del programa fuese de una empresa que vende móviles fabricados con coltán, como es Mediamarkt.

Desde los más calmados lamentando la "ironía", a los más directos que se dirigieron a la cadena e incluso a la empresa, muchos se hicieron eco de esta circunstancia.

Lo cierto es que no es una situación nueva para 'Salvados' ni para Jordi Évole. Ya cuando el programa viajó a Camboya para denunciar la explotación laboral de empresas textiles, luego se vieron anuncios de estas marcas en la publicidad.

Aquel programa se llamó "Fashion victims", mientras el de ayer se denominó "eVictims", y depararon esta situación similar que volvió a ser lamentada por los espectadores.

Pablo Iglesias 'aprovechó' el programa

Tanto el líder de Podemos, Pablo Iglesias, como otros miembros de su partido aprovecharon la emisión de este 'Salvados' para recordar las iniciativas que tienen en su programa sobre este campo.

Utilizando el hashtag con el que se comentaba el espacio, que como decimos fue #eVictims, la europarlamentaria Lola Sánchez Caldentey lanzó este mensaje que fue retuiteado por Pablo Iglesias.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba