Vertele, en la presentación 'Expedicion Imposible', un "reality épico" con famosos que han vuelto "sin uñas y los pies destrozados"

'Expedicion Imposible', un "reality épico" con famosos que han vuelto "sin uñas y los pies destrozados"
'Expedicion Imposible', un "reality épico" con famosos que han vuelto "sin uñas y los pies destrozados"

Manuel Villanueva: "Expedición Imposible es un giro de tuerca a la aventura de Pekín Express". Se estrena este miércoles, 23 de enero, en prime time. Raquel Sánchez Silva, que "ha sido una concursante más", afirma que " es lo más duro que vivido nunca en TV"

La Expedición Imposible llega a Cuatro este miércoles 23 de enero, y lo hace prometiendo una aventura "épica" y "alucinante". En esos términos se han expresado los artífices del nuevo programa de Mediaset, en la presentación a medios a la que ha acudido Vertele.

El nuevo reality de aventuras formado por parejas famosas está producido por Boomerang TV (La Voz, Pekín Express, El secreto de Puente Viejo) y estará presentado por Raquel Sánchez Silva, presente en la rueda de prensa junto a las 10 parejas que conforman el panel de concursantes: Lola González y Marbelys Zamora, Cristina Sánchez y Alejandro Da Silva, Elisabeth Reyes y Noelia López, Ismael Beiro e Iván Armesto, Álex Casademunt y Rocío Madrid, David Olid y Daniel del Río, Mireia Canalda y Felipe López, María y Romy Abradelo y Rafael Amargo y Yolanda Jiménez.

"'Expedición Imposible' es un giro de tuerca a la aventura de 'Pekín Express'"

A la rueda también asistió Manuel Villanueva, Director General de Contenidos de Mediaset España y Encarna Pardo, Directora General de Entretenimiento de Boomerang TV. Villanueva se ha mostrado entusiasmado con lo que ha definido como "un giro de tuerca" de los realities de aventura al estilo de Pekín Express. De hecho, el nuevo formato de Cuatro cuenta con varias similitudes: desde el mismo equipo de producción como la misma conductora, Raquel Sánchez Silva.

"Agradecemos a los concursantes cómo se han dejado la piel en el programa"

Pardo, por su parte, ha afirmado que "ha sido épico hacer esta edición", especialmente debido a las complicadas condiciones climatológicas, las "temperaturas muy extremas, el esfuerzo físico": "Son 12 capitulos, y han sido 20 días de grabación muy dura, puesto que son personas que no estan preparadas para una aventura asi. Cada uno lo ha hecho a su manera", ha explicado.

La directora de Entretenimiento de Boomerang asegura que las parejas de concursantes se han enfrentado a pruebas de "supervivencia real": "Desde el equipo agradecemos mucho la sinceridad y cómo se han dejado la piel en el programa. Espero que para ellos haya sido tambien una gran experiencia", ha afirmado.

"Damos un salto cualitativo al formato de reality travel al poner a famosos"

En esto ha reincidido Mariano Blanco, director de entretenimiento de Cuatro, que ha afirmado que su cadena "ha sido la que más ha experimentado con este formato de reality travel". Ha asegurado, además, que con Expedición Imposible "damos un salto cualitativo al poner a personas VIP, famosas a vivir una aventura más".

"Raquel Sánchez Silva no solo presenta, vive la aventura"

Blanco no ha escatimado en alabanzas a la presentadora del formato, Raquel Sánchez Silva: "Para meterse de lleno en este programa hay que tener a algo más que un presentador. Raquel no solo presenta, sino que vive la aventura, se hace todo el recorrido con sus días de sed, enfermando, sufriendo... Y más allá de conducir de una manera muy profesional Expedición Imposible tiene ese añadido que pone viviéndolo como una concursante más".

Sánchez Silva: "Nunca en mi vida profesional he visto a nadie competir así"

La presentadora extremeña, por su parte, vuelve a colocarse al frente de otro de los grandes proyectos de Mediaset. Sánchez Silva ha expresado que casi se echa a llorar al ver las imágenes del programa: "Ha sido muy difícil, muy duro sacarlo adelante. Nada, ni Pekín ni Supervivientes, había sido como lo que he vivido en Expedición".

El rostro de Cuatro ha querido acordarse del esfuerzo tanto de los participantes en el concurso como del equipo de grabación de Boomerang: "Suena a tópico, pero nunca en mi vida profesional había visto a nadie competir así. Son mis héroes, y si triunfamos será por ellos", ha dicho, para agregar a continuación que "muchos expedicionarios han vuelto sin uñas y los pies destrozados".

"Descubriremos un país que es un gran desconocido"

Llegado ya el turno a los concursantes, estos han destacado su satisfacción por la experiencia, a pesar de las dificultades para superarla. Así, Marbelys Zamora (que en la actualidad forma parte del canal para internet Tuiwok Estilo de Vida) describe Expedición Exposible como "una experiencia alucinante". "Lo hemos vivido con vértigo y lágrimas de emoción", prosigue: "La parte más dura fue que era todo arena... Estábamos perdidos sin saber hacía dónde dirigirnos".

Eso sí, no solo habrá grandes dunas en su recorrido: "Vamos a ver extremos, ya que empezamos viendo el Marruecos de arena, pero también zonas de nieve, zonas verdes... Vamos a descubrir un país que es un gran desconocido", ha anotado Raquel Sánchez Silva.

"En este reality los espectadores se van a olvidar de quiénes somos"

"En este reality los prejuicios de que seamos famosos dan igual, ya que van a sentir todo tipo de emociones y se van a olvidar de quiénes somos, de que somos conocidos", ha apuntado Leticia Sabater.

"Somos un grupo muy amable. Aunque había competitividad, al final acabábamos juntos"

El grupo al completo destaca también el buen ambiente que, aun con las adversidades, ha reinado entre todos: "Los espectadores van a sentirse cómodos con el programa, porque somos un grupo muy amable, nos abrazábamos al terminar. Aunque en la aventura habia competitividad, lucha, al final acabábamos juntos", comentaba Ismael Beiro. "Hemos hecho amistad entre todos, seguimos en contacto vía Whatsapp".

Diez parejas de famososponen a prueba su resistencia, a por los 50.000 €

Diez parejas de famosos iniciaron esta una aventura desde un paraje extremo e inhóspito del desierto del Sahara, cuya recompensa final es un premio de 50.000 euros. Su sentido de la orientación, habilidad, inteligencia y capacidad de interacción con la población local son esenciales para superar las pruebas y poder continuar en la carrera de Expedición Imposible.

Cantantes, actrices, profesionales del mundo del espectáculo, modelos y presentadores y habituales del medio televisivo son los famosos que partieron rumbo a Marruecos para vivir la aventura de sus vidas, en este nuevo programa que Cuatro produce en colaboración con Boomerang TV. Éstas son las parejas:

Equipo Azul. Lola González y Marbelys Zamora: profesoras del talent show de Cuatro Fama ¡a bailar!.
Equipo Fucsia. Leticia Sabater, presentadora de televisión; y Raquel Mosquera, empresaria y viuda del boxeador Pedro Carrasco.
Equipo Rojo. La torera Cristina Sánchez y su marido, Alejandro Da Silva.
Equipo Celeste. Las modelos Elisabeth Reyes, Miss España 2006; y Noelia López, ganadora del concurso de Cuatro Supermodelo 2007.
Equipo Amarillo. Ismael Beiro e Iván Armesto, concursantes de la primera edición de Gran Hermano.
Equipo Verde. El cantante Álex Casademunt (Operación Triunfo 1) y la actriz y presentadora de televisión Rocío Madrid.
Equipo Negro. David Olid y Daniel del Río: participantes de la primera edición del docurreality de Cuatro ¿Quién quiere casarse con mi hijo?.
Equipo Morado. La modelo y reportera Mireia Canalda y su novio, el exnadador profesional Felipe López.
Equipo Rosa. Las actrices y presentadoras María y Romy Abradelo.
Equipo Naranja. El bailaor y coreógrafo Rafael Amargo y su exmujer, Yolanda Jiménez.

Varias etapas eliminatorias y una sola pareja vencedora

A lo largo de varias etapas eliminatorias en las que los concursantes se enfrentarán a pruebas físicas y de habilidad, las parejas recorrerán los enclaves más desconocidos y salvajes del reino de Marruecos, se encontrarán con aislados pueblos bereberes, alcanzarán misteriosas kasbahs, conocerán milenarias tradiciones y pondrán sus fuerzas al límite.

La pareja que más tarde en hacer el recorrido de cada etapa tendrá que abandonar la competición. La fuerza mental, las ganas de aventura y la capacidad de integración con la población local se convertirán en sus mejores armas para lograr la victoria final.

Mecánica del concurso

El concurso está formado por varias etapas eliminatorias en las que los expedicionarios se enfrentarán a distintas pruebas físicas y de habilidad. En cada etapa, los concursantes deberán alcanzar varios checkpoints en los que descubrirán el próximo destino, la forma de trasladarse hasta él y los obstáculos que tendrán que superar para alcanzarlo.

El primer equipo en alcanzar el punto intermedio de la etapa hasta el checkpoint se convertirá en Equipo Premium y tendrá que elegir entre dos opciones: seguir en carrera y optar al Dirham de oro, valorado en 3.000 euros, frente a la posibilidad de descansar con la seguridad de que no va a ser eliminado. También tendrá que decidir a qué equipo rival asignar la penalización, una amonestación vinculada a las pruebas de cada etapa que dificulta la victoria de la pareja penalizada.

El Dirham de oro sólo podrá canjearse por dinero en la etapa final del programa por los ganadores del concurso.

De la naturaleza más indómita a la civilización

Para llegar hasta la meta final, los concursantes tendrán que caminar, atravesar dunas, vadear ríos salvajes, descender cañones, escalar montañas, sortear mercados laberínticos y, sobre todo, entenderse muy bien con la población local y demostrar destreza con su fauna.

Caminando, en quad, a lomos de camellos, caballos y burros, navegando en kayak, escalando o incluso haciendo rappel estos famosos convertidos en expedicionarios descubrirán que cada paso en su camino es un reto de dimensiones colosales.

Esta expedición llevará a los equipos por los enclaves más exóticos y extremos del Reino de Marruecos y les hará descubrir un paisaje variado y rico que en ocasiones se convertirá en el más cruel de los enemigos:

Las dunas de Merzouga: Inmensas extensiones de tierra dorada. Las dunas de Merzouga tienen una longitud de 22 kilómetros. La arena móvil cambia constantemente de forma y alcanza alturas de hasta 160 metros. Allí, los expedicionarios tendrán que enfrentarse no solo a la dificultad de caminar por la arena ascendiendo dunas de hasta un 60% de pendiente, sino también a las temperaturas extremas de la zona, marcadas por el abrasador sol de la mañana y el aire gélido de la noche.

La garganta de Todra: Esta gigantesca falla que se encuentra en la parte oriental del Alto Atlas forma un paisaje espectacular. En algunos puntos, el cañón es tan estrecho que solo permite el paso de una persona, una mole de piedra que se alza sobre el desierto desafiando con su complicada orografía el camino de los equipos. Aquí los expedicionarios vivirán una de las jornadas más extremas y emocionantes de la carrera.

La ruta de las mil Kashbas: Con este nombre se conoce, en el sur del Alto Atlas, a un recorrido por una serie de misteriosas fortalezas de antigüedad centenaria. Construidas en adobe con torres almenadas y adornos de ladrillo crudo, en ocasiones son auténticos pueblos fortificados. Los equipos descubrirán un paisaje espectacular en el que el desierto y la montaña se encuentran, donde se conjugan los tonos del ocre y el rojo y en el que los ríos crean desfiladeros que se transforman en fértiles valles o en oasis con verdes palmerales. Allí las kasbahs seducirán y embrujarán a los expedicionarios en una etapa llena de emociones, misterios y secretos.

El Atlas: Los concursantes cambiarán las áridas tierras del sureste marroquí por las escarpadas y gélidas montañas de la cordillera del Atlas, una frontera natural que deberán atravesar en su regreso a la civilización. El imponente monte Toubkal con sus nieves perpetuas, los recónditos pueblos bereberes de montaña y las costumbres ancestrales de sus pobladores impactarán a los equipos por lo inesperado del paisaje y las tradiciones locales.

Las cascadas de Ouzoud: Ouzoud es una palabra bereber que significa “oliva” y que hace referencia a los cercanos olivos que sombrean el espectacular camino por el que se accede a la parte inferior de estas cataratas, las más grandes e impresionantes del norte de África. Tienen una altura de 110 metros y están localizadas en la provincia de Tanaghmeilt, a 150 kilómetros de Marrakech, en la cordillera del Atlas. En este punto, los expedicionarios vivirán una serie de etapas completamente acuáticas y deberán sumergirse y bucear en busca de la victoria final.

El valle de Ourika y el regreso a la civilización: Este bucólico valle es uno de los paisajes más fascinantes de Marruecos. En sus verdes laderas habitan las tribus bereberes con las que se encontrarán los expedicionarios. Éste será el paso previo a la meta final de la aventura, donde los expedicionarios se tendrán que sumergir en zocos, madrasas (escuelas coránicas), palacios y bulliciosos mercados en un abanico de escenarios totalmente desconocidos para ellos.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba