Análisis Ficción española: mala cosecha en el 2003

Ninguna nueva serie nacional estrenada en esta temporada ha conseguido cuajar. Código Fuego, La vida de Rita, 20 tantos y London Street son las víctimas. Sin embargo, las más veteranas sí mantienen su poderío, Cuéntame cómo pasó, Ana y los 7 y Hospital Central, entre otras

"Más vale lo ya conocido que lo que está por conocer". Esta adaptación del popular proverbio bien podría aplicarse a la ficción española en este curso 2002/03, a tenor de los resultados de audiencia que han cosechado sus nuevos productos. 20 tantos, London Street, La vida de Rita y Código Fuego son las cuatro series que han sucumbido, mucho antes de los previsto, a la implacable presión del share. Pero, ¿cuál es el motivo?, ¿la calidad de las mismas?, ¿su ubicación en la parrilla?, ¿la competencia a la que se enfrentaban?, ¿o tal vez la tendencia del público español en esta temporada a rechazar nuevas ofertas de ficción para quedarse con las ya conocidas? Los próximos registros de la recién estrenada Una nueva vida podrían arrojar algo de luz a estas interrogantes.

20 tantos

Telecinco estrenaba el pasado 23 de diciembre un nuevo culebrón juvenil de sobremesa, 20 tantos, con la intención de heredar la misma audiencia de su predecesora, Al salir de clase, que se mantuvo en antena durante cinco años con un registro medio del 21,5% de share y 2.429.000 espectadores.

Sin embargo, en sus 28 capítulos emitidos, 20 tantos no consiguió atraer a más de 1.733.000 televidenets y el 14,9% del público, cayendo a un 12,7% de share y 1.578.000 televidentes en su última emisión, el viernes 31 de diciembre. El serial juvenil pugnaba cada día con el final de los informativos y la primera media hora de la telenovela de TVE-1, Géminis, y del magacín de Antena 3, Sabor a ti. De la ficción de Boca Boca se dijo que era ñoña, superficial y con tramas muy poco atractivas.

London Street

Sin lugar a dudas, la serie de Cartel London Strret ha sido el caso más "cruel" de todos, tanto por su audiencia como por su permanencia en pantalla. Concebida como una sitcom, en su estreno del martes 7 de enero no superó el 15% de cuota. Su segunda y última emisión, ofrecida diez días después en la noche del viernes, cayó a un 9,2%, dato que resultó a la postre definitivo.

Aunque la crítica no le fue nunca especialmente favorable -se decía que su humor tenía menos gracia que un dolor de muelas-, cierto es que la serie protagonizada por Fernando Ramallo y Ana Álvarez tuvo que bregar en sus dos emisiones con gigantes como Hospital Central, Cruz y Raya.com o Cine 5 estrellas.

La vida de Rita

El creador de Pepa y Pepe, Manuel Iborra, nos ofreció esta temporada en TVE-1 una nueva serie que, para unos aburrida y lenta y para otros original, se apartaba en buena medida de los cánones que marca la ficción actual. Su estreno del 7 de enero fue bastante prometedor con un 23,7% de share. A partir de ahí, la serie de Verónica Forqué, Juan Echanove y Pepón Nieto fue descendiendo de forma alarmante hasta caer a un 10% en su último capítulo, emitido el 4 de febrero.

Paradojas del destino, tuvieron que ser dos series nacionales las que llevaran a la tumba a la ficción producida por Tesamun. La mejor temporada de Hospital Central en Telecinco y la consolidada Un paso adelante en Antena 3 no permitieron que la serie de Iborra pasara de las cinco emisiones. TVE aseguró posteriormente a su retirada que ofrecerá los capítulos ya grabados durante el próximo verano, aunque mucho nos tememos que su horario no será precisamente el prime time.

Código Fuego

La que podríamos tildar como la gran apuesta de ficción nacional para esta temporada corrió la misma suerte que las anteriormente citadas. Tal vez la serie de Cartel ejemplifica perfectamente aquello de que un reparto de alto nivel no asegura ni mucho menos el éxito. Ni José Coronado ni Maribel Verdú bastaron para una serie que trataba de enganchar al espectador con ese "atractivo" que tiene el gremio de bomberos desde el 11-S.

La serie de Antena 3 se estrenó el pasado 15 de enero con un excelente 24,8% de cuota de pantalla. Sin embargo, un guión supuestamente flojo y las escenas de acción poco creíbles pesaron más que sus estrellas, y la serie fue perdiendo progresivamente seguidores hasta el 14,1% de su última emisión, seis en total. En el prime time del miércoles, sucumbió frente a El Show de Flo de TVE-1 y la serie 7 Vidas de Telecinco.

Las veteranas sí triunfan

Aunque las nuevas series no han cuajado, las antiguas sí lo hacen, y aquí encontramos hasta 6 ejemplos. En TVE, las dos ficciones más vistas de las dos últimas temporadas, Cuéntame cómo pasó y Ana y los siete, que anotan registros en torno a los 6 millones de espectadores y cercanos al 40% de share. En Telecinco, Hospital Central despidió recientemente su quinta y mejor temporada con una cuota media del 28,5%, la longeva Siete Vidas bate su propio récord cada semana (27%), y El Comisario rueda sus nuevos capítulos tras su buen anterior recorrido (25%) de otoño. En Antena 3, a la ficción de bailarines Un paso adelante le ha costado pero está ya más que consolidada por encima del 22% de share.

Dos excepciones a esta última lista, Policías, en el corazón de la calle y Javier ya no vive solo. La serie de Antena 3 pasó un vía crucis en esta última temporada ya que fue cambiada varias veces de día y horario de emisión y además tuvo que enfrentarse a Cuéntame y GH. La producción de Emilio Aragón, en su segunda etapa, anda ya siempre por debajo del 20% de share y parece estar ya más que sentenciada, al no haber conseguido renovar por una tercera entrega en Telecinco.

A partir de estos datos, no se puede hablar ni mucho menos de crisis en la ficción nacional, sino crisis de los nuevos productos. Además, tampoco se puede echar la culpa a los programas de telerrealidad -OT, GH, La Isla de los FamoS.O.S-, cada vez más en auge, ya que éstos no superan este año los resultados de series como Cuéntame o Ana y los 7.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba