Proyecto La Fox hará de agencia matrimonial en un nuevo formato de telerrealidad

Las cadenas norteamericanas no cejan en su empeño por dar con el reality show más original. Casados por América propone emparejar a todos los solteros de Estados Unidos que confíen en encontrar a su media naranja en el programa. El público también hará de Celestina

Poco después de darse a conocer el provocador concurso que prepara la ABC, en el que miembros de una misma familia se pelearán por una herencia millonaria, la Fox anuncia ahora su próxima apuesta en telerrealidad, que también promete polémica. El título lo dice todo: Married by America (Casados por América). Según informa Variety, el programa buscará a individuos que estén hartos de ligar y deseen sentar la cabeza y casarse. Los espectadores americanos harán de celestina votando por aquellos concursantes a los que quieran ver emparejados y la ABC se encargará de concertar las bodas entre ellos, siempre con el consentimiento de los prometidos.

Según informa la revista Variety, Casados por America prevé su estreno a comienzos de 2003. Aunque los detalles todavía se están ultimando, los productores seleccionarán primeramente a un número pequeño de participantes, previsiblemente cuatro -dos hombres y dos mujeres-, que quieran encargar al programa la tarea de encontrar a su media naranja. Estos participantes serán los mismos a lo largo de todo el programa, que durará entre 6 y 8 semanas. A continuación, el programa formará, entre todos los que se acudan a los castings, otro grupo más grande de novios y novias potenciales que serán clasificados por expertos matrimoniales de manera que a cada persona del primer grupo le correspondan, por poner un ejemplo, 5 o 10 posibles parejas, elegidos por criterios de afinidad. Todo esto ocurre en el primer programa.

En la segunda emisión, los integrantes del grupo más grande pasarán el filtro de los familiares y amigos de los cuatro integrantes del grupo pequeño, que elegirán a dos finalistas. En el tercer programa, los espectadores tienen la última palabra. El público decidirá mediante el mismo sistema de Operación Triunfo cuál de los dos finalistas deberá comprometerse con su pareja potencial, para la cual habían sido previamente clasificados. Como resultado, el finalista que reciba más votos telefónicos de los espectadores pedirá matrimonio a la pareja en cuestión, siendo ése el primer encuentro entre ambos.

En los siguientes programas, las cámaras seguirán a las cuatro parejas de recién comprometidos en sus primeras semanas de convivencia. Los responsables del programa avanzaron que los espectadores participarán telefónicamente también en este proceso, aunque no especificó de qué manera. Una vez se hayan conocido, las parejas acudirán a la final de Casados por America para anunciar su decisión de casarse en el programa o, por el contrario, dar por cancelado su compromiso.

Hace unos años, la Fox consiguió elevados índices de audiencia con el polémico dating show, odiado por los críticos, ¿Quién quiere casarse con un millonario?, en el que un grupo de mujeres competían por contraer matrimonio con un adinerado “soltero de oro”, llevándose a cabo la boda sin haberse conocido previamente.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba