Entrevista Vertele Fran Llorente rompe su silencio: "El Gobierno debe sacar sus manos de RTVE"

Fran Llorente rompe su silencio: "El Gobierno debe sacar sus manos de RTVE"
Fran Llorente rompe su silencio: "El Gobierno debe sacar sus manos de RTVE"

El periodista y reputado ex director de Informativos de la Corporación firma el prólogo del libro 'Palabras sabias a oídos sordos'. Charlamos con él sobre su visión del periodismo actual. También habla claro, por primera vez desde su salida de los Servicios Informativos, sobre el modelo que defiende para salvar a TVE, y a las televisiones públicas en general, de la crisis de credibilidad y audiencia que sufren en la actualidad. "No vale que el partido del Gobierno nombre en solitario al Presidente de la Corporación".

Fran Llorente cierra hoy nuestros especiales dedicados al libro 'Palabras sabias a oídos sordos', en el que Antonio Contreras entrevista a Wyoming, Jordi Évole, Ana Pastor, Iñaki Gabilondo y Antonio García Ferreras.El periodista y aclamado ex director de Informativos de RTVE realiza el prólogo del libro, en el que analiza la transformación que vive el periodismo en el siglo XXI, a través de la metáfora de su hijo, que "nació cuando aún existían las Torres Gemelas, y ahora vive con total naturalidad este mundo de información y ocio portátil".

Llorente da algunas claves en el libro de por dónde debe ir el periodismo en general, y en particular en TVE. "Necesitamos que los ciudadanos reclamen a los políticos no solo que no interfieran, sino que fomenten y protejan la independencia periodística".

Vertele ha querido ahondar en su visión de la crisis actual que vive TVE, a través de esta entrevista, la primera en la que Llorente habla alto y claro sobre el modelo de televisión pública que siempre ha defendido y que, en su opinión, se ha perdido desde su salida.

“Necesitamos una RTVE que no controlen los políticos, si estos creen de verdad en la regeneración,tienen que sacar sus manos de las TV públicas”, dice el ex jefe de Informativos con contundencia. El periodista se muestra contrario a que el partido del Gobierno nombre al Presidente de la Corporación, y el resto de cargos en cascada". En su opinión,“vivimos una regresión del modelo, donde una mayoría en el Parlamento puede controlar la información”.Pide, por tanto, que se vuelva al modelo anterior, donde el Presidente era elegido por consenso. Citando una frase de Lorenzo Milá, Fran Llorente lamenta "que aún estemos con inercias trogloditas de creer que controlando los medios públicos se ganan las elecciones”.

"En TVE hay muchos periodistas dando la cara para decir a la sociedad que los Telediario no los hacen ellos sino una dirección impuesta por un poder político que rechazan”. “A ellos les duele más que a nadie haber dejado de ser referente en los grandes eventos”.

Llorente también analiza "la crisis de credibilidad" que vive el periodismo en general, "porque está sometido no solo al poder político, también al económico”.

Reconoce que la BBC, el tradicional referente de modelo de TV pública, "vive su batalla ahora con el poder político, lo que demuestra que, como pasó en TVE, no se puede dar nada por conseguido”.

Sobre la vuelta de publicidad a TVE, Llorente admite que “la ley del PSOE que retiró la publicidad fue apresurada y deficiente, dejando a la cadena tocada sin modelo de financiación estable”. Pero ahora, “cuando ha cambiado tanto el mercado, es muy complicado revertir la situación”.

"Necesitamos una nueva RTVE que no controlen los políticos"

Dejó los Servicios Informativos de TVE en 2012, hace ahora tres años, y a partir de su salida han tenido una trayectoria accidentada y polémica, una caída constante de audiencia y numerosas denuncias en la prensa de manipulación. Aunque siempre es complicado valorar el trabajo de los que han ocupado o ocupan ahora la dirección de los informativos, ¿cree que se puede recuperar el prestigio perdido? ¿cómo?

El futuro de RTVE pasa por que los ciudadanos sientan que la Radio Televisión Pública está de su lado y no con el poder y perciban que les sirve y les enriquece como personas. Vivimos un tiempo de mayor exigencia democrática, y ese nuevo tiempo necesita una nueva RTVE de servicio público que esté gestionada eficazmente, una nueva RTVE que no puedan controlar los políticos, una radiotelevisión multimedia no solo para los ciudadanos, sino de la gente y con la gente. Si los políticos creen de verdad en la regeneración, la prueba del algodón es que saquen sus manos de las televisiones públicas.

Es difícil valorar el trabajo periodístico de TVE sin considerar la situación general de la Corporación RTVE. ¿Cree que el Gobierno ha tenido que ver en la crisis profunda que vive TVE?

Ahora mismo vivimos una clara regresión del modelo, donde una mayoría absoluta en el Parlamento puede tomar el control de la información. No puede ser. Si el partido del gobierno de turno, sea cual sea, nombra en solitario al presidente, y el presidente, al director de informativos, y así en cascada a los jefes que deciden quiénes hacen y quiénes no hacen según qué noticias, nos encontramos con lo que denuncian los Consejos de Informativos de RTVE: una redacción controlada y sin libertad profesional en la información que afecta al poder. La ley de RTVE que exige a la televisión independencia establecía varios controles: uno, el presidente de consenso, ha desaparecido; el otro, el de los consejos profesionales, es el que ejerce ahora la resistencia frente a la manipulación y los abusos del poder.

Cuando preguntamos a Ana Pastor por el problema actual de TVE, nos respondió que “no se puede hacer una buena TV pública si se aparta a la gente buena”. ¿Se dio por aludido? ¿Se está desaprovechado a trabajadores de TVE?

Tras mi salida, en unos meses, más de 50 responsables de los distintos telediarios y programas informativos más premiados fueron relevados y, tras ellos, poco a poco, decenas de periodistas valiosos fueron apartados de las noticias principales. Ana Pastor y otros profesionales como Pepa Bueno, Juan Pedro Valentín o Vicente Vallés, que trabajaron con ellos, te podrían hablar de los equipos con los que hicieron un gran periodismo. Ahora mismo, en TVE y en RNE hay muchos profesionales peleando por una televisión honesta y decente y los miembros del Consejo de Informativos, el órgano que creó la ley para proteger a los profesionales de las interferencias del poder, están dando la cara por sus compañeros para decirle a la sociedad que estos no son los telediarios de sus profesionales, sino los de una dirección impuesta por el poder político que rechazan. A los periodistas de TVE les duele más que a nadie que ya no seamos el referente informativo en grandes acontecimientos como unas elecciones.

La sensación es que no hay solo crisis en el modelo informativo de la televisión pública sino también en el conjunto del trabajo periodístico en televisión. Los programas de debate han adoptado el estilo y las formas de las tertulias de corazón. Los programas informativos han optado por un cierto tono amarillo, dando más importancia a veces a las curiosidades y a la crónica negra que a las noticias de “calidad” ¿Usted cree que la en la lucha por la audiencia todo vale? ¿dónde hay que poner el límite?

El periodismo vive una enorme crisis de credibilidad porque los ciudadanos perciben que a menudo está sometido no solo al poder político, sino al poder económico. La crisis ha golpeado a unas empresas que no solo han reducido la calidad de sus informaciones, y se han plegado, como dices, a los dictados del share o del click. El problema es que los ciudadanos empiezan a no reconocerse. Tenemos que defender y cuidar a los muchos periodistas que no se callan, y repreguntan y pelean en su mesa la frase que les quieren borrar.

Hace poco la alcaldesa de Madrid se quejaba de que todos los medios de comunicación tenían políticos apadrinados y que ella había llegado huérfana de apoyos mediáticos al Ayuntamiento de Madrid y que estaba sufriendo esta orfandad. ¿Cree que el diagnóstico de Manuela Carmena es justo?

Es un error de la vieja política muy extendida pensar que los medios son un instrumento de control de la opinión pública y no un derecho de los ciudadanos. Yo me quedo con la frase de Lorenzo Milá cuando lamentó que aún estemos con aquellas inercias trogloditas de que controlando los medios públicos se ganan elecciones.

Cuando asumió la Dirección de los Informativos de TVE anunció que apostaría por la independencia, la regeneración ética, la pluralidad y la credibilidad. Visto lo visto, sigue pareciendo que esta declaración es una asignatura pendiente. ¿Cree que hay posibilidad de retomar estos principios en el actual momento político y mediático?

Precisamente, como te decía antes, es ahora, cuando hay un clamor de regeneración democrática, cuando es más necesaria que nunca la fortaleza de una información pública honesta y poderosa. Y es cuando los ciudadanos deben reclamar radiotelevisiones públicas con profesionales blindados a las presiones y al interés del poder político y económico. Es el momento de recordar algo tan obvio como que lo que se financia con los impuestos de todos debe servir a los intereses de todos y no de solo una parte. No vale que el partido del gobierno imponga solo con una mayoría absoluta al presidente de RTVE.

La RTVE de consenso ya demostró cual es el camino a seguir consiguiendo el prestigio social y el reconocimiento internacional. Pero hoy tampoco vale ya sin más un modelo parlamentario, donde los partidos políticos puedan ejercer su influencia partidista a través de órganos que repliquen sus intereses. No vale solo con exigir a la política que respete la libertad de la información pública, sino que hay que exigirles que la defiendan, como es su obligación con los derechos fundamentales de los ciudadanos. Igual que pedimos policías y jueces para denunciar y condenar la corrupción, es tiempo de un periodismo valiente y comprometido con una democracia mejor.
Es el momento de que el periodismo pase de temer al poder a ser temido por aquellos que lo ejercen incumpliendo la ley, su palabra, sus compromisos y la confianza que los ciudadanos hemos depositado en ellos.

¿Cree que hay vida para la televisión pública tras la revolución digital en marcha, con fragmentación de audiencias y multiplicación de ofertas?

Vivimos un momento de transformación apasionante en el que RTVE debe estar en primera fila, liderando la innovación. En estos tiempos de la inmediatez y la aceleración son más necesarias que nunca las voces creíbles, solventes y reflexionadas que puedan darnos el contexto a este mundo cada vez más complejo. Ese es el papel de una televisión pública en la que los ciudadanos puedan confiar como garantía de rigor y calidad.

La BBC, referente tradicional de tv pública en el mundo, también atraviesa su particular crisis. ¿Qué cree qué ha fallado? ¿Sigue usted confiando en ese modelo?

La BBC vive ahora una nueva batalla con el poder político, que demuestra, como pasó en RTVE, que no se puede dar nada por conseguido para siempre. Por supuesto, sigo creyendo que es necesario un modelo público de comunicación potente, dinamizador de la creatividad y de las industrias culturales.

¿Cree que la publicidad debe volver a TVE, que sería una solución?

Lo que es imprescindible es un modelo de financiación que permita a RTVE liderar un proyecto estable de futuro sin depender del capricho presupuestario anual del Gobierno. La ley que promovió el PSOE que retiró la publicidad de RTVE se hizo de forma apresurada y deficiente y dejó a la empresa tocada, sin garantías de una financiación estable. Hay un grupo de reflexión, llamado Teledetodos, en el que participa Enrique Bustamante, uno de los llamados “sabios” que diseñaron la propuesta de la que nació la ley de la Corporación RTVE, que hace una propuesta muy completa, que plantea nuevas soluciones, descartando el regreso a la publicidad tal y como estaba antes. Cuando ya se ha creado una relación con el ciudadano de televisión sin anuncios, cuando ha cambiado tanto el mercado, resulta muy complicado revertir la situación. En todo caso, abrir ventanas parciales a la publicidad. No se trata de volver atrás, sino de avanzar hacia una nueva RTVE de todos.

Director de Informativos de TVE en su época dorada

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, en 1988, su primer contacto con RTVE llegó a través de una beca en prácticas. En 1990, tras una etapa como redactor del diario El Mundo, Llorente vuelve a TVE como Jefe Adjunto del Área de Cultura de los Telediarios. En 1994 refunda La 2 noticias, que inaugura un nuevo estilo basado en prestar más atención a noticias relacionadas con la cultura, ecología o temas sociales, reduciendo las noticias políticas. Fran Llorente dirige este informativo durante diez años, la mayor parte de los cuales con Lorenzo Milá como presentador. Tras su salida, Llorente lo presenta dos años.

En abril de 2004, la Directora General Carmen Caffarel lo nombra director de informativos de TVE, en sustitución de Alfredo Urdaci. Su declaración de principios periodísticos al tomar posesión del cargo, que cumplió a rajatabla durante su mandato, fue: "Independencia, pluralidad, credibilidad".

Lorenzo Milá se puso al frente del Telediario 2ª edición y Pepa Bueno sustituyó a Luis Mariñas en Los Desayunos de TVE. En ese periodo puso en marcha formatos como 'Tengo una pregunta para usted' (Premio Ondas al mejor programa de televisión), por donde pasaron, entre otros invitados, Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero; y espacios de análisis y debate como '59 segundos' o 'El Debate de La 1'.

Bajo su dirección, los Servicios Informativos de TVE, sus programas y sus profesionales han recibido más de 200 premios, entre ellos varios galardones concedidos por la Academia de la Televisión, diversos premios Ondas y TP Oro en sus diferentes modalidades. En 2009 el Telediario Segunda Edición obtuvo el premio internacional de mejor informativo en los TV News Awards, y en 2010 el Global Peace Award, por la cobertura de los conflictos internacionales. En 2011 los Servicios Informativos de TVE en su conjunto fueron reconocidos con el Premio Ondas y con el Premio Nacional de Televisión.

En 2012, Fran Llorente fue distinguido con el premio Javier Bueno, concedido por la Asociación de la Prensa de Madrid por su trabajo al frente de los Servicios Informativos de TVE, y el premio Vázquez Montalbán, otorgado por el Colegio de Periodistas de Catalunya "como referente de calidad, independencia y profesionalidad en el ámbito de los informativos televisivos".

La gestión de Llorente al frente de los Servicios Informativos fueron muy bien valorados y reconocidos que llevaron a los Telediarios,a ser líderes de audiencia y llevaron al Telediario 2,entonces presentado por Pepa Bueno,a ser el mejor informativo del mundo, con el que tres millones de espectadores veían el Telediario 2, con un 20% de share.

Tras la victoria del PP en las elecciones de noviembre de 2011, fue nombrado presidente de RTVE Leopoldo González-Echenique. El 29 de junio de 2012 Fran Lorente fue cesado como director de Informativos de TVE y sustituido por Julio Somoano. Desde entonces, el periodista trabaja en labores de I+D para el grupo.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba