A las 15.00 horas Todo "Friends", en abierto desde la primera temporada

Canal + explota su serie estrella, la sitcom de más éxito de los últimos tiempos, reponiéndola sin codificar desde el principio. Buenas y malas noticias para los "friendmaniacos". Por un lado, tendrán que esperar para ver en abierto la octava temporada. Por otro, podrán rememorarla desde el capítulo 1

Somos muchos los que creemos que si Friends lo emitiera una cadena generalista en abierto, como TVE, Antena 3 o Telecinco, reventaría las audiencias. No nos faltan motivos para pensar así. Después de 9 años en antena, se mantiene como la comedia de más éxito en la televisión norteamericana. Más de 25 millones de personas siguen en la NBC la novena temporada -anunciada por sus protagonistas como la última-, y ha conquistado a los espectadores de todos los países a los que se ha exportado, entre ellos Gran Bretaña, Japón, Francia, Alemania, Italia, Holanda y México.

Canal + fue la cadena española que apostó por ella en 1997 y, desde entonces, sólo los privilegiados que disponen de televisión de pago han podido disfrutar con las disparatadas vidas de estos cinco amigos neoyorquinos.

Aunque la cadena de Sogecable ha ido alternando el estreno de una temporada codificada con su reposición en abierto, su asociación a una televisión de pago y minoritaria no le ha permitido conseguir quitarse del todo la etiqueta de “serie de culto” ni igualar los registros de audiencia de otras producciones norteamericanas de éxito en nuestra televisión en abierto, como por ejemplo, Los Simpson en Antena 3.

En cualquier caso, a lo largo de estas ocho temporadas, nadie ha puesto en duda la calidad de Friends. La producción de la NBC ha servido de inspiración para la primera sitcom española, 7 vidas; es la serie estrella de Canal +, y ha ido reuniendo poco a poco un ejército de incondicionales españoles que esperan como agua de mayo la llegada de cada temporada nueva a sus pantallas.

"Friends", en las sobremesas diarias desde el primer capítulo

Ayer domingo, a las 22.35 horas, Canal Plus despedía la octava temporada con la emisión en codificado del último episodio, titulado “Rachel da a luz un hijo”. Los seguidores de la serie que no están abonados al canal de pago confiaban en poder verla ahora en abierto, diariamente en las sobremesas, como Canal Plus ha venido haciendo con las anteriores temporadas. Sin embargo, la cadena de Sogecable ha decidido retrasar el estreno en abierto de esta octava temporada y explotar su serie estrella reponiéndola toda desde el principio, como ya está haciendo con otra de sus comedias más populares, Seinfeld.

Así, a partir de hoy, 12 de mayo, de lunes a viernes a las 15.00 horas se iniciará la emisión de Friends con el primer capítulo de la serie y, concluida la primera temporada, continuará con los demás episodios correspondientes al resto de entregas. Malas noticias para los que esperaban ansiosos la emisión en abierto de la octava temporada, que no llegará a sus pantallas hasta diciembre, y buenas para los que quieran comenzar a adentrarse en el universo de Friends o, simplemente, disfrutar rememorándola.

El secreto de su éxito

La sitcom de media hora de duración comenzó con 6 veinteañeros, tres chicos y tres chicas, que se enfrentaban en Nueva York a sus primeros compromisos laborales y dificultades sentimentales. Ahora, son seis treintañeros más madurso con preocupaciones más importantes. Mónica y Chandler se han casado. Ross y Rachel se han enamorado, roto, casado, divorciado y tenido un hijo juntos, en este orden. Joey y Phoebe todavía no han encontrado a sus respectivas medias naranjas, pero están en ello.

Las vicisitudes del grupo han calado hondo en los espectadores, gracias al tono realista, salpicado de pinceladas de humor, elegido por sus responsables, muy alejado de la simplicidad romántica e inocente de otros productos precedentes.

El equipo creativo de Friends está encabezado por tres nombres vinculados desde hace tiempo a la producción de series de televisión. Se trata de los guionistas Martha Kauffman y David Crane, asociados en la producción con el laureado Kevin Bright.

Los guionistas presentan a unos protagonistas cuyo principal reto es decidir cómo será ese futuro que les espera, algo que les hace coincidir con la situación que viven millones de jóvenes en todo el mundo y que explica sin lugar a dudas el extraordinario éxito de Friends. Pero todo esto sucede, además, sin utilizar en ningún momento el tono moralizante. Hasta ahora, tanto el cine como la televisión habían presentado un retrato de la llamada "Generación X" dividido entre el desenfreno de Sensación de vivir o el retrato nihilista y perdedor de títulos cinematográficos recientes, desde Solteros a Reality Bites, pasando por Clerks, filmes todos ellos válidos, pero con un marcado acento pesimista en cuanto a las perspectivas de futuro de este colectivo. En Friends sucede todo lo contrario. La serie hace propio el refrán 'al mal tiempo buena cara', para ver en positivo los mismos problemas que las otras historias pintaban negativos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba