El "GH VIP" británico pierde a un patrocinador tras el escándalo por racismo

Dispara su audiencia

El grupo de telefonía Carphone Warehouse ha anunciado la suspensión de su patrocinio de "Celebrity Big Brother", el "Gran Hermano" de famosos que emite la cadena británica Channel 4 y cuyos participantes han sido acusados de racismo. La retirada tiene un efecto inmediato, según ha indicado el grupo, que ha precisado que le ha pedido a la cadena que retire el nombre y las referencias a Carphone Warehouse en el programa.

"Nuestra inquietud ha crecido respecto al comportamiento de varias personas dentro de la casa", ha explicado en un comunicado el director general del grupo, Charles Dunstone. "Estamos totalmente en contra de cualquier forma de racismo y maltrato y ese comportamiento está, además, totalmente en desacuerdo con los valores de la marca Carphone Warehouse", ha subrayado.

"En consecuencia, mientras esto continúe somos incapaces de asociar nuestra marca con el programa. Habíamos advertido ya claramente a Channel 4 que si esto continuaba reconsideraríamos nuestra posición", ha insistido. "Nada de lo que vimos la última noche nos calmó así que le pedimos a Channel 4 que retire nuestro patrocinio y nuestra marca con efecto inmediato", ha explicado.

La cadena, que no ha querido hacer comentarios a este respecto, ha vuelto a defender hoy la emisión del programa. "Se han dicho cosas de no muy buen gusto pero no podríamos asegurar con certeza que los comentarios que se han hecho tengan una motivación racial", ha declarado Andy Duncan, director general de la cadena, que ha tratado de calmar la tempestad que ha provocado este asunto.

En una 'entrevista' con el equipo del programa mantenida en el 'confesionario' del espacio, Shilpa Shetty ha declarado que no se siente víctima de de "discriminación racial". La actriz ha señalado que Jade Goody, una de sus compañeras de programa y la más agresiva contra ella, muestra con su actitud "mucha inseguridad".

Hasta el informativo de Piqueras se hace eco de la noticia

Un “Gran Hermano” sin polémica no es un “Gran Hermano” y ahí es donde reside buena parte del éxito del formato de Endemol. Pero en la última versión “VIP” del “Big Brother” británico que emite Channel 4, la polémica surgida a raíz de los supuestos abusos racistas sufridos por la actriz india Shilpa Shetty ha trascendido al ámbito político hasta el punto de llegar al Parlamento británico y desatar un conflicto diplomático entre Reino Unido y la India. Hasta el informativo de Telecinco que presenta Pedro Piqueras se ha hecho eco hoy de la noticia.

Durante los pasados días, la estrella de Bollywood (el Hollywood de Bombay) Shilpa Shetty fue insultada por algunos de los concursantes de ese Gran Hermano en el que participan famosos como Dirk Benedict, célebre por su participación en la serie de los años 80 el 'Equipo A'.

Al parecer, Shetty ha sido agredida verbalmente por algunos de los concursantes del programa, que se han negado a aprenderse su nombre y le han dedicado insultos como "perra" o "Paki" (los ingleses usan este término para aludir de forma despectiva a los paquistaníes), además de otros motes ofensivos.

Blair denuncia el racismo "en todas sus formas"

Durante su intervención en el Parlamento, el primer ministro británico, Tony Blair, reconoció no haber visto nunca ese programa de telerrealidad, lo que le impedía, según dijo, comentar 'directamente su contenido', pero añadió que es preciso 'oponerse al racismo en todas sus formas'.

Blair respondía así a la cuestión planteada en la Cámara de los Comunes por el ex secretario de Estado para Europa, Keith Vaz, quien alertó de que las emisoras 'deberían andar con más cuidado antes de emitir ese tipo de material ante millones de personas en todo el país'.

Con las mismas palabras de condena se expresó el ministro británico del Tesoro y aspirante a jefe del Gobierno, Gordon Brown, quien estos días se encuentra de visita oficial en la India.

Brown calificó de 'ofensivos' los comentarios supuestamente racistas de los participantes en el Gran Hermano inglés y condenó todo aquello que 'dañe la reputación que Gran Bretaña tiene de tierra tolerante'.

Más de 16.000 protestas

Asimismo Blair expresó su comprensión por el gran número de protestas -más de 16.000, según el regulador televisivo Ofcom- recibidas contra los supuestos abusos infligidos a la popular actriz india en el programa.

La polémica dispara la audiencia

El “Gran Hermano” elevó su audiencia en un millón de espectadores de una semana a otra debido a la polémica. Según informa el diario The Guardian, el programa fue visto en su última emisión por 4.5 millones de espectadores entre las 21 y las 22 giras con un 18% de share.

Conflicto diplomático

A raíz de las acusaciones de racismo lanzadas por televidentes asiáticos y británicos contra la estrella televisiva Jade Goody, la modelo Danielle Lloyd y la actriz Jo O'Meara, el ministro indio de Asuntos Exteriores, Anand Sharma, ha anunciado que investigará 'todos los detalles' de los supuestos abusos y pedirá explicaciones al Gobierno Británico.

Además, la comunidad asiático-británica ha lanzado la campaña "Salvar a Shilpa" por Internet y mensajes a móvil, y algunos de los concursantes de Gran Hermano que supuestamente insultaron a la actriz india han recibido amenazas por correo electrónico, que ya están siendo investigadas por la policía británica.

La polémica podría culminar esta misma semana ya que los dos concursantes que serán nominados para la expulsión con toda probabilidad son precisamente Jade Goody, considerada como la “cabecilla” del grupo que lanzaba insultos, y Shilpa Shetty, la víctima. El programa espera batir récord de llamadas y mensajes SMS.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba