Crónica martes GH: Un amor en cada puerto

El barco del amor fondea en GH. Quien más quien menos se apunta a pasar unas Vacaciones en el mar del romance. Pero también porque el espíritu del clásico televisivo más kitch ha de iluminar sus pasos en la prueba semanal

Mientras Jorge ordeña a mamá cabra, la cabrita Petra, que oposita para mascota de la Legión, está empeñada en ascender la chepa de Kiko como si del Everest se tratara. O más bien del Naranjo de Bulnes, porque tiene delito el albornoz color butano que luce sin pudor el madrileño.

A lo de Carol, definitivamente, hay que aplicarle lo de “un amor en cada puerto”. En las últimas horas ha echado el ancla en la bahía de Cádiz. Allí le esperaba ese pedigüeño de mimos llamado Jorge para recrear al dúo Pimpinela con el repertorio de José Luis Perales. Sin embargo, la imagen de Jorge acariciando el piercing de Carol más bien recuerda los versos de La Cabra Mecánica: “Y aunque me engañe y me diga que no / siempre estás tú detrás de mi mejor yo / y aunque no soy pa' ti, que soy pa' contigo /el mundo es tan redondo como el piercing de tu ombligo”. Una canción vale más que mil palabras.

Carol, como el médico en su consulta, recibe visita tras visita. Tras el mimoso gaditano llega Elba, inquieta por “como me estoy poniendo aquí” y, finalmente encuentra el símil, “como un conguito”. La expresión tomó el rumbo de otra cancioncilla (“... verás que buenos que están”) cuando Óscar y la barcelonesa tontearon, como no, en el estudio de radio.

Contra viento y marea, Óscar permanece, por ahora, fiel a su..., su..., bueno, lo cierto es que ni él lo tiene claro. Sólo sabemos que se llama Nerea y que, pese a llevar siete años de relación, aún no tienen claro que vínculo les une. El manchego asegura que ha tenido “oportunidades con gente muy...” (¿Quién es la gente muy puntos suspensivos?) pero que no cayó en la tentación por respeto a la misteriosa joven. Como guinda, una dedicatoria de canción: “"te quiero, Nerea, y los 300 kilómetros que nos separan, se hacen pequeños cuando pienso en ti".

Qué fantástica, fantástica esta fiesta

Llegó la hora de la fiesta. La sangría fue la musa que inspiró a Candi cuado propuso que todos jugaran a ese entretenimiento propio de la edad del pavo que tiene como protagonista a una botella. Ya sabéis, ésta da vueltas y se detiene apuntando hacia un sujeto que queda a merced del destino. Tal y como están las cosas hubiera sido menos peligroso una ronda a la ruleta rusa. Lo dicho, la situación desembocó en un festival de roces carnales que rebajan al nivel amateur los sucesos de Sodoma y Gomorra.

Exageraciones a un lado, los concursantes conocieron la temática de su prueba semanal mientras los telespectadores asistíamos al nacimiento de TeleGuadalix. Preparémonos para una hora diaria de emisión con las más diversas temáticas: talk-show, late-night, deporte, corazón, monólogos de comedia y una gala que servirá para dar por inauguradas las emisiones. Seguro que José Luis Moreno toma buena nota para futuros fichajes.


Noticias relacionadas



Donde dije digo, digo Carol

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba