Crónica fin de semana GH: La hambruna golpea la moral

Los griegos cercaban Troya y apareció el famoso caballo. Siglos más tarde el hambre sitía a los habitantes de Guadalix y ellos se dedican a esculpir a Laoconte, el hombre que avisó del peligro que escondía aquel presente. ¿Tendrán gato encerrado los 500 euros que regaló GH?

Ante la hambruna que padecen, la vida de las gallinas peligra. Por supuesto, Jorge se opone y prefiere imitar las andanzas culinarias de la película “Están vivos” antes que dañar a uno de los animales. Este gesto sería comprensible si el gaditano fuera vegetariano, pero no es el caso. Lo cierto es que para él, no es lo mismo comer carne que devorar “a unos animales a los que saludo cada mañana”.

Kiko ve diferente la situación: “Puedo no comer si hace falta, pero si me falta tabaco, apaga y vámonos”. Como este documento gráfico llegue a EE.UU. las empresas tabaqueras pueden dar sus juicios por perdidos. El ingenio se agudiza en otros campos. A falta de secador, Carol pensó que la plancha serviría. Se equivocó y la canaria ha dado su primer paso para convertirse en rastafari. Parece que a Carol no sólo se la quemó el pelo sino también el tacto en el trance.

Ahora que Ness está fuera de la casa la promotora de productos de belleza dedica el tiempo a reflexionar acerca de la condición humana. Carol contó en el confesionario que mientras Andrés era el prototipo de hombre seductor, Jorge, su otro amigo dentro de la casa, “es el tontito que nos hace reír a todos”, así que su buen rollo con uno y otro se juzga de forma diferente. El problema fue cuando le soltó la frase de marras en su cara.

Elba quema etapas en su metamorfosis psicológica. Tras unos días en los que sacó a relucir su genio, ahora está de bajón. Veremos si saca fuerzas para continuar su cruzada contra la hipocresía. Jorge lo que practica es la cruzada contra la capa de ozono. Su arte, el de la aerofagia, es incomprendido. “Un pedo o dos, tiene toda la gracia que te dé la gana, pero ya más te los tiras en el váter colega” le dice Candi con cara de pocos amigos a lo Jorge alega: “Ez que se me caen”.

Límite: 15 minutos

Gran Hermano volvió a tener un gesto magnánimo y pronunció eso de “a grandes males, grandes remedios”, está vez con voz femenina. Para paliar sus necesidades alimentarias decidió esconder 500 euros por la casa y concedió un cuarto de hora a los concursantes para encontrarlos. Pero, como viene siendo norma, la búsqueda de la propina resultó un monumento a la descoordinación y dieron palos de ciego.

Telecinco, que emitía en directo esta búsqueda del tesoro dentro del resumen dominical, cortó la conexión antes de que encontraran el preciado billete. En la otra prueba, la semanal, los habitantes de la casa siguen representando grupos escultóricos. La realización de la de Laoconte ha sido accidentada ya que Javito se cortó con la sierra. Y para más inri, fue llamado al orden por el GH. ¡Ah! Los 500 euros estaban en un periódico que llevaba bajo el brazo una figura de Tintín. Todo un homenaje al relato de Edgar Allan Poe titulado “La carta robada” y su teoría de que el mejor escondite es el más evidente.

Noticias relacionadas

GH: Happy end y fundido en negro

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba