El reality se disparó en audiencia 'GH 15' echa a su 'gran villana' Lucía, en la noche del doble éxtasis de Paula

El público expulsa a la madrileña. Subidón de la hawaiana, que además consiguió la inmunidad

Adiós al triángulo amoroso de 'Gran Hermano 15'. A las primeras de cambio, el público ha decidido acabar con la historia de amor de Lucía y Omar dentro de la casa, y la concursante madrileña se ha convertido en la tercera expulsada de la presente edición del reality.

Su expulsión ha supuesto una enorme alegría para Paula, que no ha disimulado en ningún momento, y una triste noticia para Omar.

En plató, Mercedes Milá y la ya exconcursante hicieron un respaso del triángulo amoroso que se formó con su entrada en la casa. La joven terminó reconociendo que pedirá perdón a Paula por el 'caso perro' y mostró sus inseguridades hacía Omar: "No quiero pensar en lo que pueda pasar".

Lucía, a Omar: "Te voy a estar vigilando desde fuera"

Nada menos que con un 77,3% de los votos, Lucía tuvo que abandonar la casa de Guadalix y dejar allí a su novio Omar, al que reconquistó en tiempo récord y delante de la cara de Paula, la gran triunfadora de la pasada noche.

Juntos también recibieron la noticia. Después de que Mercedes Milá le comunicara a Jonathan que estaba salvado de la expulsión, la presentadora anunció a la feliz pareja que Lucía era la expulsada.

La pareja se despidió con abrazos, besos y palabras de amor: "Me tienen que matar para arrancarme de ti", le dijo Omar a su chica en la sala de expulsión. "Te espero en casa con el gordo", ha contestado ella, además de ‘avisar’ a su novio: "Te voy a estar vigilando desde fuera".

Doble alegría para Paula, que ya se marca un nuevo objetivo: Omar

La pena de Omar, la resignación y el miedo de Lucía... y la alegría de Paula. La "despechada" de este truculento triángulo amoroso vivió su noche más gloriosa desde que entró en 'Gran Hermano'.

Una trufa fue la "culpable" de darle el primer subidón. Paula fue la afortunada que escogió la única trufa dulce que había dejado Santiago Segura en la casa, ganando así su inmunidad.

Pero su gran alegría fue la expulsión de Lucía. Paula no contuvo su sonrisa cuando vio que el que se había convertido en objetivo prioritario se había cumplido y la novia de Omar no volvía a la casa.

La concursante no disimuló su felicidad, aunque sí que prefirió apartarse del salón y refugiarse en el almacén para masticar su "victoria". "Para mí esto se ha acabado", confesó luego a sus compañeros. Sin embargo, también volvió a dejar claro que su siguiente objetivo era Omar, y que iría a por él hasta verle fuera de la casa.

Lucía: "No quiero pensar en lo que pueda pasar entre Omar y Paula"

Tras llegar al plató y comenzar su entrevista con Mercedes Milá, Lucía mandó un mensaje a los que aplaudían al ver cómo se besaban Omar y su 'archienemiga' Paula: "Sinceramente, todo el que aplaude que se joda, así de claro", y luego se mostró confiada en su novio ("Le creo a él, creo en lo que me dice"), pero confesó que "no quiero pensar en lo que pueda pasar entre Omar y Paula".

La concursante explicó que "tampoco me considero mala. Soy lo que soy y lo que opinen los demás me da igual. Si me afectara lo que dijera la gente estaría llorando siempre", pero sí que reconoció que su madre no estará muy contenta con ella: "La he decepcionado porque he vuelto con Omar. Para ella es una mala noticia".

Lucía también explicó que Omar se había equivocado al decirle a Paula que era "el amor de su vida" cuando no lo sentía, definió como "amor del bueno" su relación pese a haber roto "17 veces en 2 años" según Milá, y contó que culpaba a Paula de la situación dentro de la casa "porque ella venía pinchando".

Al explicarle que las votaciones del público reflejaban que Omar se sentía más atraído por Paula que por Lucía, la ya exconcursante sólo acertó a decir: "Quiero pensar que la gente es mala, pero ya no sé".

Así se despidió de Paula: "¡Venga, hasta luego!"

Después inició su turno de despedidas desde el plató, en el que evitó a Paula dedicándose mutuamente un "venga, ¡hasta luego!". A Omar, le dijo: ""Gordo, tú sabes que te amo, que te espero en casa y que sabes lo que hemos hablado. Me da igual lo que diga todo el mundo, pero estate tranquilo que estoy bien".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba