Declaraciones Gabilondo: "La televisión de hoy no tiene nada que ver con la que yo conocía"

Dice que la COPE no puede seguir en su papel "incendiario" y cree que la Conferencia Episcopal "merece una reprimenda social y cualquier día la va a recibir"

El director de la segunda edición de informativos de Cuatro, Iñaki Gabilondo, afirmó hoy que en su cometido en la cadena de televisión intenta cada noche un "telediario de autor" porque, a su edad, "no puede reinventarse ni falsificarse", por lo que pidió tiempo para ver si funciona, porque, de lo contrario, dijo, se irá. "No puedo debutar ahora en la impostura, y aunque en la radio también tuviera los textos escritos, nunca los he leído", explicó.

Así se expresó en el desayuno del Fórum Europa que tuvo lugar hoy en Madrid, donde repasó el panorama radiofónico tras haber dejado su sitio en la Cadena Ser a Carles Francino. Gabilondo afirmó que la COPE "no puede seguir en el papel que juega porque las razones y los argumentos sirven, pero no el lenguaje incendiario, porque es peligroso".

"Hablo desde el respeto del que es de familia católica, pero, o la Iglesia ha perdido la cabeza o no entiende lo que pasa o merece una reprimenda de la sociedad y un día u otro la va a recibir, porque no es bueno lo que está haciendo", explicó Gabilondo, para quien la Conferencia Episcopal no puede seguir manteniendo, respecto de la COPE, la "aparente distancia con sus estrellas".

El presentador de informativos de Cuatro defendió que el estilo de la televisión no siga fiel a los textos, que "no son sagrados ni tienen que salir pulidos palabra por palabra, sin esquirlas, como unidades blancas y blandas". "Yo no puedo hacer eso ni evitar posicionarme dando las noticias como el ciudadano concernido. Me importan las cosas --señaló--; si eso no vale, me iré".

"La televisión de hoy no tiene nada que ver con la que conocía"

Por ello, pidió tiempo para el estilo que defiende, aunque reconoció haberse llevado una sorpresa al comprobar que la televisión de hoy no tiene nada que ver con la que conocía, por lo que además de margen para su fórmula, reclamó paciencia para otras cuestiones como las reformas estatutarias "porque tampoco tienen hoy nada que ver la sociedad ni el país con los de entonces".

A juicio del periodista, en este "momento crucial" de la situación política de España ha faltado profesionalidad por todas las partes --políticas y periodísticas-- y ha sobrado "lenguaje zafio". "Así no se puede seguir --añadió--, porque la COPE invoca su libertad de expresión y a Duran i Lleida le han puesto a bajar de un burro por hacer lo mismo. Esa cadena maneja argumentos, pero lo que no puedo concebir es que sean las emisoras de la Iglesia las que siembren la discordia y la tensión en España".

En su opinión, "la Conferencia Episcopal no está detrás de todo lo que dice la COPE, igual que Bergareche no está detrás de lo que dice Luis del Olmo, ni Polanco de la Ser, pero sí está claro que si a la Iglesia no le gustara lo que sale por su emisora, no saldría". Acerca de las presiones empresariales en la Ser, Gabilondo ironizó: "en Prisa lo tenemos fácil, porque parece que Polanco y [Juan Luis] Cebrián estén en una sala de mapas redactando las notas y avisos".

"Hemos vuelto a la adolescencia política en este país, y hace falta que seamos personas mayores y serias, porque nos jugamos mucho. No conviene pasearse por la calle con antorchas porque la calle es una era y aún quedan muchas heridas sin cicatrizar", concluyó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba