Entrevista El Periódico Así se fue Gabilondo de Cuatro

"Mis compañeros han sido maestros de este veterano aprendiz de la TV"

[VerteleVideo]

Iñaki Gabilondo: "He sido el extravagante pelmazo de la TV"

Iñaki Gabilondo despidió ayer su informativo nocturno en Cuatro para afrontar una nueva etapa en CNN+. El periodista ha hablado para El Periódico sobre su salida de la cadena recién fusionada con Telecinco en una entrevista para El Periódico que les reproducimos a continuación por su interés.

¿Cómo se debe interpretar su salida de Cuatro y su incorporación a CNN+? ¿Es un paso atrás?

Como un paso atrás, en absoluto. En todo caso, hacia un lado. Estoy muy contento de poder hacer algo parecido a lo que hacía en la radio.

En Cuatro hacía un telediario, contaba las pequeñas noticias, pero para mí era un pequeño sufrimiento habiendo estado acostumbrado a lo otro, que era más amplio. Lo que pasa es que coinciden varias cosas, como el acuerdo de Sogecable con Mediaset, y todo aparece mezclado.

Explíquese.

La clave de todo esto es la decisión de Sogecable de convertir un canal de noticias como CNN+ en uno de programas informativos. Probablemente, en la decisión ha influido el hecho de que el papel de la empresa en Cuatro sea ahora mucho más minoritario que antes, con solo una participación del 18%.

Estoy casi seguro de que esa es la razón por la que se ha decidido darle más peso a CNN+, en la que sí tiene la mayoría y en la que quiere mantener el estilo propio.

Para mí, el asunto de Cuatro ya había concluido. Creo que en esta cadena yo había sido siempre una pequeña extravagancia, incluso generacional, y ahora está perfilando su silueta en una línea mucho más joven. Por eso estaba a la espera de ver qué se hacía con CNN+. Allí haré un informativo más en consonancia con lo que se supone que sé hacer.

¿Le están situando en un segundo plano ante la inminente llegada de los hombres de Silvio Berlusconi?

No lo creo. Cuatro va a estar mucho más decantado como canal generalista y CNN+ va a salir potenciado como canal informativo. Voy a estar mucho más a gusto en él, aunque no estuviera Berlusconi. Pero como ha coincidido con la fusión, es imposible evitar este tipo de relación.

Usted, que ha sido siempre tan crítico con Berlusconi, ¿no dejará ahora de censurarle desde su nuevo informativo en CNN+?

No. De hecho, hace cuatro días, con el proceso de fusión en marcha, ya le critiqué en el telediario de Cuatro. Con nombre y apellidos, y sin mayores problemas.

Yo ya soy mayor, tengo 67 años y llevo 45 en este oficio. Sé ser más prudente o menos, más discreto o menos, pero lo que no voy a hacer, a estas alturas de mi vida, es coger y darle la vuelta a mi cerebro y a mi manera de ver la vida. Eso va a ser un poco difícil.

¡Quién iba a decir que se uniría Tele 5 con Cuatro! Parece que las fusiones, como la política, hacen extraños compañeros de cama...

Sí, pero se están haciendo extraños compañeros de cama en todas las actividades y negocios habidos y por haber. En este momento, la lógica empresarial está imponiendo sus verdades en todos los territorios y haciendo amigos de antiguos enemigos.

Sucede en los bancos, las empresas..., y el mundo de la comunicación no es diferente. Este acuerdo tiene una profundísima lógica empresarial y con ella los amigos o los no amigos pasan a segundo plano.

¿Por qué un periodista tan sólido no ha triunfado en la televisión?

Porque teníamos que construir una nueva cadena piedra a piedra. También por mis propias limitaciones. Siempre he sido un hombre de radio y en la televisión era como un aprendiz.

La tele es un producto más relacionado con la evasión y la diversión, con un público más joven. Yo venía a ser el extravagante pelmazo que estaba colocado en un sitio diferente... Puede poner como titular que yo no he dado lo que se esperaba y que no he dado la medida.

¿No encajaría usted perfectamente en la nueva TVE sin publicidad y sin las presiones del audímetro?

Lo que voy a decir ahora es posiblemente lo que voy a decir con más tristeza en todos los días de mi vida. Creo que soy un comunicador muy, muy público. Incluso en la SER siempre tuve una mirada muy pública.

Lamentablemente, desde la segunda legislatura de Aznar y con la guerra de Irak, hay un porcentaje alto de españoles que me tiene completamente descalificado, que me odia y que me considera el paradigma de todo lo que un periodista no debe ser.

Estoy marcado por eso. Si yo fuera a la tele pública, habría protestas y escándalo. Lo digo con la más absoluta tristeza. Además, al ser progresista, se me ha vinculado a todo tipo de contubernios con el PSOE. Y algunos periodistas se han encargado de que eso no duerma.

¿Qué le ha parecido la metedura de pata de TVE emitiendo dos vídeos falsos de Youtube?

Como conozco al director de informativos, me parece inverosímil que alguien quisiera hacer una gracieta. No puedo suponer más que es un fallo. Lo que no me puedo creer es que eso responda a una intención directiva. Eso es imposible.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba