Eurovisión 2006 Ganan los monstruos finlandeses de Lordi

Rusia queda segunda mientras Las Ketchup repiten posición (21). La tercera y cuarta posición fue para Bosnia-Herzegovina y Rumanía

La banda de los monstruos ganó Eurovisión. Al final, la polémica fue rentable. Y las españolas “Las Ketchup” sólo pudieron repetir la misma posición que el año pasado, la vigésimo primera, con su tema “Bloody Mary”, lo cual no fue sorpresa para nadie.

El grupo finlandés heavy Lordi, con el tema “Hard Rock Hallelujah”, ganó la 51 edición del Festival de Eurovisión. Para Lordi, que fue elegido provocando una tremenda polémica, la originalidad fue rentable. Los “monstruos” se impusieron a los representantes de otros 23 países en el pabellón Oaka Arena de Atenas, que acogió el certamen musical organizado por la UER.

El segundo lugar fue para Rusia con su cantante Dima Bilan que interpretó, en inglés, 'Never let you go'. La tercera y cuarta posición fue para Bosnia-Herzegovina y Rumanía.

Un año más España ha participado en Eurovisión con más pena que gloria. Vertele ya anticipaba en un artículo que la estadística pronosticaba la derrota. Esta vez 'Las Ketchup' y su 'Bloody Mary' acabaron casi en el furgón de cola, sólo por delante de Francia, Israel y Malta.

El grupo español, que saltó a la fama por interpretar el superventas mundial “Aserejé”, actuó en sexto lugar y sólo consiguió acumular 18 puntos, doce que vinieron de la catalana Andorra, y seis que procedieron de Albania, el país de las águilas.

“Bloody Mary” era obra de Manuel Ruiz Gómez, 'Queco', el mismo compositor de “Aserejé”.

Unos ganadores “monstruos”

Los ganadores indiscutibles fueron los “heavy” finlandeses 'Lordi'. Disfrazados de monstruos, con una espectacular escenografía de fuegos artificiales y con himno pseudoreligioso en clave de rock, 'Hard Rock Hallelujah' consiguieron acumular 292 votos y se instalaron cómodamente en el primer puesto del Festival de Eurovisión. Los miembros de Lordi no se quitaron los disfraces en ningún momento y aguantaron todo el tiempo sus máscaras, el maquillaje y los disfraces, con plataformas, cueros, armaduras, cuernos y uñas negras.

El camino hasta llegar a Eurovisión no fue fácil para Lordi, que recibieron tan sólo el apoyo del 42% de sus compatriotas a la hora de elegirlos como sus representantes. En Finlandia muchos consideraron que la canción elegida tenía claves demoníacas y que se trataba de un canto de alabanza a Satanás, cuando, según sus intérpretes, lo que intenta expresar es que el rock es la música que te salvará. El 'videoclip' de este 'Hard Rock Hallelujah' es una adolescente que se salva de la muerte en su instituto por escuchar con su radio la canción.

Algunos colectivos conservadores griegos llegaron a amenazar con emprender acciones judiciales si Lordi no se retiraba de la competición. La televisión finlandesa se negó a pagar la escenografía pirotécnica con la que los 'Lordi interpretaron su canción. Finalmente las aportaciones de los fans permitieron que los fuegos artificiales estuvieran presentes en Atenas acompañando la canción del grupo ganador.

Detalles del 51 Festival

La 51 edición del Festival, de tres horas de duración, fue conducida por la modelo y actriz estadounidense María Menounos y el cantante griego Sakis Rouvas. Fue un programa televisivo más ágil que en ediciones anteriores. En la ronda de votaciones se estrenó sistema: las puntuaciones inferiores se otorgaban automáticamente y sólo se anunciaban las grandes cifras.

Los presentadores llegaron volando al escenario, que tuvo lugar en un pabellón con capacidad para 17.000 personas y que empezó con un número musical protagonizado por el mar y el Dios Apolo. El espectáculo incluía a los doce dioses griegos del monte Olimpo, que desfilaban al ritmo de las canciones más conocidas de la historia del certamen. El escenario tuvo como fondo una representación de un antiguo teatro griego, iluminado por miles de juegos de luces.

La puesta en escena fue diseñada por los responsables de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos. Una de las sorpresas de la noche, dominada por el blanco, el color dominante en los atuendos de los participantes, fue la aparición de una de las cantantes griegas más emblemática, la veterana Nana Mouskouri, que hace 43 años participó en Eurovisión y no ganó.

La gala se retransmitió en directo a 38 países. Los espectadores han elegido con su voto al ganador, a través de votaciones telefónicas y SMS.

Los países que participaron en la final fueron Alemania, Armenia, Bosnia Hercegovina, Croacia, Dinamarca, España, Gran Bretaña, Irlanda, Israel, Letonia, Lituania, Macedonia, Malta, Moldavia, Noruega, Rusia, Suiza, Turquía y Ucrania.

Grecia organizó este año el Festival porque se impuso el año pasado en Kiev, Ucrania, con la canción 'My number One', interpretada por Helena Paparizou.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba