Artículo de interés La Generalitat matiza y sólo prohibe emitir a BTV más allá de Barcelona

Le impone una multa de 420.708 euros y la obliga a dejar de emitir en la comarca del Vallés, modificando su primera decisión de precintar los equipos, según informa El Periódico de Catalunya en un artículo que reproducimos a continuación

Primero, la Generalitat anunció el precinto de la emisora y después matizó que sólo debe dejar de emitir en el Vallès. La cadena se considera agraviada con respecto a lo que se permite a City TV, Flaix TV y Tele Taxi.

La Generalitat quiere constreñir las emisiones de BTV a la ciudad de Barcelona. La Secretaria de Telecomunicacions i Societat de la Informació, que dirige Jordi Alvinyà, ha decidido sancionar a la emisora municipal porque su señal llega hasta el Vallès. La resolución, sin embargo, mostró las contradicciones en las que se mueve la Administración autonómica en esta cuestión. Por la mañana, BTV dio a conocer una resolución que implicaba precintar la emisora. Al mediodía, Alvinyà matizó la propuesta y, horas más tarde, una nota oficial de su departamento corroboró la marcha atrás definitiva.

Multa de 420.000 euros

BTV informó a primera hora de la mañana de que la Generalitat le había impuesto una multa de 420.708,20 euros (unos 70 millones de pesetas) y, además, le anunciaba que precintaría "los equipos y los aparatos que integran las instalaciones de la emisora". Lisa y llanamente, se decidía el cierre de sus instalaciones, con el argumento de que había cometido una "infracción muy grave" al hacer llegar sus emisiones al Vallès.
El revuelo fue de tal envergadura, que el propio Alvinyà tuvo que matizar el documento oficial, pocas horas después. "En ningún caso, la resolución supone el cierre de BTV", dijo el secretario general en rueda de prensa. Y aclaró que, como mucho, sólo se precintaría uno de los tres canales (el 53), por los que BTV hace llegar la señal al Vallès y que, según el Govern, también interfieren las emisiones de Antena 3 en Cerdanyola. Acto seguido, anunció que el Govern no aplicará la sanción, ni precintará las instalaciones hasta conocer el resultado del recurso interpuesto por BTV. O lo que es lo mismo, la decisión, si se materializa, no llegará hasta después de las elecciones municipales del 25 de mayo. Por la tarde, una nota oficial insistía en la misma línea.

Recurso de la Emisora

El director general de BTV, Juan Tapia, calificó la medida de desmesurada y la consideró un agravio respecto a otras emisoras privadas como City TV, Flaix TV y Tele Taxi Televisió, que llega cuando la tele municipal ha incrementado el pluralismo con su apuesta por la información. De momento, BTV ya ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Govern.

La decana del Col.legi de Periodistes, Montserrat Minobis, dijo, en la misma conferencia de prensa, que "el cierre de un medio de comunicación es un atentado a la libertad de expresión" y se ofreció a mediar entre las dos partes.

El ayuntamiento, a través del concejal de Presidència, Ernest Maragall, se mostró abierto al diálogo "para reconducir la actual situación". Una vía que, según el edil, debe comenzar con la retirada de las sanciones, que atribuyó a "una actitud unilateral e imprudente de un secretario general en un exceso de celo". Para el Grup Lladó de periodistas, la medida muestra la "visión restrictiva y sectaria de la libertad de expresión" de CiU.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba