Plan de Impulso a la TDT El Gobierno adelanta el apagón analógico a 2010

Se propone que en un año puedan verse 20 canales por TDT, elimina las restricciones a los operadores de cable y hace compatible la participación en TV analógicas y digitales

El Gobierno pretende que dentro de un año los españoles puedan ver 20 canales por Televisión Digital Terrenal (TDT), como consecuencia del próximo reparto del espectro libre dejado por la extinta Quiero TV. Además, para promover la renovación tecnológica adelantará el apagón analógico a 2010, inicialmente previsto para 2012, según anunció hoy el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Ejecutivo aprobó hoy el 'Plan de Impulso de la TDT, de Liberalización de la Televisión por Cable y de Fomento de la Pluralidad', destinado a ofrecer una mayor oferta a los ciudadanos e impulsar la industria nacional. "Con estas medidas se pretende que a finales de 2005, en los hogares españoles, en abierto y de forma gratuita, puedan recibirse al menos veinte programas en TDT", señaló Montilla.

Para ello, el Plan incluye la modificación mediante real decreto, antes del próximo verano, del Plan Técnico Nacional de Televisión Digital, así como la asignación "a la mayor brevedad" de las frecuencias de Quiero TV para nuevos programas en digital terrestre de cobertura estatal, para alcanzar una oferta de al menos 14 programas de cobertura nacional.

Asimismo, comprende el inicio de las emisiones de los nuevos programas de cobertura estatal en otoño de 2005 y apuesta por la coordinación de las fechas de lanzamiento de las televisiones de ámbito nacional (inicio en 2002 y nuevos programas el próximo otoño) con las autonómicas (enero de 2005) y locales digitales (desde agosto de 2005 a 1 de enero de 2008).

Montilla explicó que el apagón analógico se iniciará de forma escalonada "a partir de principios de 2008" como consecuencia de la coordinación. En ese sentido recordó que a partir del próximo 1 de enero las autónomas estás obligadas a emitir en digital y que las cadenas locales "lo harán progresivamente" a partir del 1 de agosto de 2005.

Como último elemento de este plan, el Gobierno iniciará "de forma inmediata" conversaciones con el sector audiovisual y los instaladores y fabricantes de equipos de recepción, para "acordar las medidas concretas y necesarias que aseguren una rápida implantación de la TDT en España, con más contenidos, más calidad y con más equipos accesibles para los ciudadanos".


PLAN DE 'ANTENIZACIÓN' DIGITAL

De este modo el Gobierno recoge la petición de cadenas e industria e impulsará un plan de 'antenización' digital sobre antenas colectivas; apoyará y fomentará la adquisición de receptores de TDT en los hogares; establecerá las condiciones mínimas de la oferta 'digital'; y emprenderá un Plan Institucional de Comunicación de apoyo a la migración hacia la TDT.

La iniciativa aprobada hoy por el Consejo de Ministros incluye un Anteproyecto de Ley de Medidas Urgentes que modifica diferentes artículos de la Ley de Televisión Local por Ondas Terrestres, de la Ley General de Telecomunicaciones y de la Ley de Televisión Privada.

Las comunidades autónomas tendrán flexibilidad para determinar el número de programas reservados a la gestión pública, garantizándose al menos un programa público por demarcación. Dispondrán de 8 meses a contar desde la aprobación del Plan Técnico Nacional de Televisión Digital Local para la convocatoria de concursos y adjudicación de concesiones. El plan recoge que la concesión para la prestación del servicio de las televisiones digitales locales será de 10 años, igual que para autonómicas y de ámbito estatal.


SE ELIMINAN LAS RESTRICCIONES EN EL CABLE

Por otro lado, el Gobierno eliminará las restricciones a la competencia en el servicio de difusión de radio y televisión por cable, ofreciendo la posibilidad de aparición de nuevos operadores en todas las demarcaciones del territorio español (hasta ahora el límite era dos). De este modo, la liberalización prevista para 31 de diciembre de 2009 se adelanta en más de cuatro años (verano de 2005), una vez se apruebe el Reglamento del Servicio de Difusión de Radio y Televisión por cable, según Montilla, "antes del verano".

El Ejecutivo justifica esta medida debido a que el sector del cable se enfrenta a una penetración "limitada" de sus servicios, con poco más de un millón de clientes, y debe enfrentarse en la actualidad a una legislación "restrictiva a la competencia".

También se modifica la Ley de Televisión Privada que establecía el límite de tres operadores de cobertura estatal, toda vez que este número fue superado por las concesiones de TV digital (Net TV y Veo TV). El objetivo del Gobierno es favorecer un mayor pluralismo en el ámbito de la televisión privada.

Igualmente, el plan permitirá hacer "compatible" la presencia accionarial en sociedades concesionarias de televisiones analógicas y digitales de cobertura estatal "para todo el período de transición a la digital terrenal", a fin de facilitar las inversiones en televisión digital de cobertura nacional.

Con estas medidas, el Gobierno quiere "poner fin al periodo de indefinición y estancamiento" de la TDT en España, "que ha perjudicado y perjudica directamente a los operadores de televisión, la industria de receptores, el sector de la distribución, la industria de antenas colectivas, el desarrollo tecnológico nacional y los ciudadanos.


"IDÉNTICO AL ANALÓGICO"

A juicio de Montilla, los operadores de TV se han visto perjudicados al verse "obligados a difundir en digital los mismos contenidos que difunden en analógico", mientras que la industria ha realizado una fuerte inversión que no se traduce en ventas debido a que "no puede argumentar ante los consumidores un producto porque es idéntico al que reciben en analógico".

Además, el plan pretende contribuir al desarrollo tecnológico nacional, porque hasta ahora "se coarta el despliegue y el fomento de la industria de consumo y de Tecnologías de la Información, que perdería grandes oportunidades ante la evolución de la industria europea y tendría una posición competitiva de desventaja ante esta industria", apuntó Montilla.

Por último, el ministro refirió que la situación actual de la TDT "niega a los ciudadanos el acceso a una oferta más plural, más amplia y de mayor calidad", situación acrecentada por el hecho de que "cuando adquieren equipos digitales ven frustradas sus expectativas" al recibir los mismos servicios que en analógico.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba