Cine El Gobierno aprueba el decreto que obliga a las cadenas a invertir el 5% en cine español

Al menos el 60% de lo ingresado por las televisiones se destinará al cine nacional y europeo

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, adelantó hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el cine español recibirá, "al menos", el 60 por ciento de los ingresos que se produzcan en virtud del reglamento, aprobado hoy, por el que las cadenas de TV, públicas y privadas, deberán destinar el cinco por ciento de sus ingresos de explotación a la financiación del cine español y europeo.

El reglamento desarrolla el precepto legal que impone la obligación a los operadores de televisión de destinar cada año a la financiación de películas europeas y españolas un cinco por ciento de sus ingresos de explotación. "Es una iniciativa conjunta que han promovido los ministerios de Cultura y de Industria, Turismo y Comercio --apuntó la vicepresidenta-- con la que, además, se desarrolla una ley de 1994 que ha sufrido posteriormente algunas modificaciones pero que hasta ahora resultaba inoperante".

Fernández de la Vega apuntó que el objeto concreto del acuerdo aprobado hoy "es aclarar cómo se debe calcular cuánto dinero deben invertir las TV y en qué tipo de películas se puede invertir. Sólo de esta forma --explicó-- podrán los operadores de TV cumplir con una ley que hasta ahora venía siendo inoperante".

En este sentido, la vicepresidenta señaló que "este decreto señala obligaciones a los operadores de TV pero, sobre todo, debe marcar el inicio de una etapa nueva y prometedora para el cine español. En esta etapa --precisó--, televisiones y agentes del cine pueden ampliar juntos la difusión de nuestro cine, mejorar su calidad y aumentar su aceptación por el público español e internacional".

La portavoz gubernamental reiteró que el Ejecutivo "está comprometido a fondo con la promoción de la cultura española. El cine es un arte, una parte fundamental de nuestra creación cultural y vamos a respaldarlo con todas nuestra energías --aseguró--. No defendemos solo el trabajo de los creadores, sino también el derecho de los españoles a tener un cine propio en el que reconocer su historia, sus realidades y sus sueños".

UTECA dice que la medida "empeorará más las cosas"

La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA), entidad que agrupa a Antena 3 TV, Telecinco y Sogecable, reiteró hoy su disconformidad con el Real Decreto. "El reglamento no hace sino empeorar más las cosas y no contribuirá a que el cine español mejore", afirman.

No obstante, en un comunicado, aseguran que "no han tenido nunca ni tienen el propósito de incumplir" la normativa, al tiempo que expresan su "voluntad de colaborar con el Gobierno" en la cuestión, "a fin de que las inversiones obligatorias redunden en beneficio del cine español y de las televisiones y para que, en caso contrario, se modifique el Reglamento en lo que impida estos fines".

En este sentido, apuntan que "en los próximos meses el Ejecutivo podrá demostrar su voluntad de negociar con las partes afectadas todo este paquete de medidas, o imponer, como ahora, un texto que privilegia a unos y perjudica a otros".

Las cadenas comerciales recuerdan que "la obligación de la financiación forzosa de la producción cinematográfica nacional y de la UE con cargo a las TV privadas y públicas, exigiéndolas una aportación del 5% de su facturación bruta a una actividad privada como es el cine" ya existía por ley, pero las operadoras "tenían un cierto margen de flexibilidad para optar por las soluciones menos inconvenientes".

"EL CINE PIERDE ESPECTADORES TODOS LOS AÑOS"

Por ello, se quejan de que el Reglamento "lo cierra al máximo, sin que ello suponga, paradójicamente, mejorar su calidad porque, como han plasmado con datos oficiales la propia Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), el cine español pierde espectadores año tras año por el rechazo del mercado, que es el que define el éxito o el fracaso de un producto".

En este sentido, apuntan que la ley "no sólo no ha redundado en la mejora de la calidad y del número de espectadores, sino que ha provocado el efecto contrario". Asi, señalan que en 2003 se han vendido 10 millones menos de entradas que en el 2002 (según datos de la Academia, aunque la SGAE reduce la pérdida a 4 millones), año en el que a su vez se vendieron 6 millones menos que en el 2001, y el 77% de la recaudación se concentró en sólo 10 de las 127 películas producidas.

"Las 117 restantes han tenido un clamoroso silencio, pero eso sí --puntualizan--, por el especial sistema de subvenciones, sus productores han ganado dinero por el mero hecho de rodarlas". "Desde 1999, fecha en la que entro en vigor esta ley, solo ha aumentado el número de películas producidas, consecuencia de las inversiones obligatorias que ha habido que hacer, pero no han corrido paralelas ni la calidad ni el éxito", añaden.

No obstante, las cadenas comerciales recuerdan que son "un firme soporte de la producción cinematográfica, como lo demuestran el éxito de las series de ficción y la repercusión que éstas tienen en toda la industria audiovisual, de la que la cinematográfica forma parte, pero por esta misma razón no puede aceptarse que la contribución a una parte del conjunto de esa industria, la que no es capaz de atraer la atención de la demanda y de lograr una rentabilidad mínima exigida a cualquier oferente, se imponga como un deber legal".

Además, precisan que "la ley española, en su redacción actual, discrimina a la producción europea en relación con la española. Esta circunstancia y el hecho mismo de que las aportaciones del sector audiovisual a los productores cinematográficos constituyan ayudas financieras --apostillan-- han justificado la convicción de UTECA de que la aludida ley no se acomoda a los principios del Derecho comunitario europeo por lo que confía en que el actual Gobierno se muestre propicio a la reforma de la misma".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba