Consejo de Ministros El Gobierno aprueba el plan audiovisual, con una cuarta TV privada analógica y límites a la concentración

RTVE se convertirá en una SA sin financiación por endeudamiento y con director general nombrado por un consejo de extracción parlamentaria

El Consejo de Ministros dio hoy luz verde a una amplia reforma del sector audiovisual, que incluye los anteproyectos de ley general audiovisual y de creación del Consejo de Medios Audiovisuales, que pone límites a la concentración en la propiedad de los medios, reconoce el pluralismo lingüístico en la TDT y crea un órgano de supervisión del sector; y de reforma de RTVE, que pasa a ser una sociedad anónima de carácter público sin posibilidad de financiarse más por la vía del endeudamiento y cuyo director general ya no será nombrado por el Gobierno.

Además, se incorporan al plan audiovisual futuros reales decretos que modificarán los actuales planes técnicos de TDT, que aumenta la oferta prevista de canales y adelanta el apagón analógico a 2010; y de TV privada, para aumentar por concurso de tres a cuatro el número de canales convencionales de ámbito nacional.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, la vicepresidenta primera, Maria Teresa Fernández de la Vega explicó que los objetivos del Gobierno son "ofrecer a los ciudadanos una mayor oferta de televisión" y en el caso de la TDT apuntó que a fin de año ya habrá disponibles 17 canales. También se quiere garantizar mayor independencia al órgano que supervisa el sector, creando un consejo que asumirá las funciones hasta ahora en manos de la Administración; y actualizar una normativa "obsoleta y dispersa".

Respecto a RTVE, el anteproyecto incorpora sugerencias entregadas hace meses por el 'comité de sabios', para apostar por una radiotelevisión con una "auténtica misión de servicio público", "independiente del gobierno, económicamente responsable, y con auténticos controles de su gestión", subrayó De la Vega.

El anteproyecto prevé el nombramiento del director general por un consejo de administración designado por el Parlamento, "dando así carpetazo" según la vicepresidenta a "esa televisión que hemos tenido hasta hace poco controlada por el Gobierno". La futura RTVE pasará de ente público a sociedad anónima de capital público en la que desaparece el aval ilimitado del Estado y sin posibilidad de financiación por endeudamiento. No obstante, De la Vega precisó que se garantiza el apoyo del estado con una financiación pública combinada con los ingresos de publicidad y otros productos.


LEY GENERAL AUDIOVISUAL

Por su parte, el ministro de Industria, José Montilla, destacó que el plan audiovisual es una "apuesta por la pluralidad y la competencia en el servicio televisivo". Montilla se centró en su intervención en la futura ley general Audiovisual, que próximamente se presentará al CATSI (Consejo Asesor de Telecomunicaciones), a la CMT y al Consejo de Estado.

El ministro destacó las medidas relacionadas con el fomento del pluralismo y de la propiedad de los medios, superando la "ineficacia" del actual sistema de autorización previa, con límites al número máximo de licencias audiovisuales en las que puede participar un operador dentro de la misma demarcación. Así, en estatal, en analógico un canal, en digital máximo un multiplex (4 programas); en autonómico, máximo el 50 por ciento de canales disponibles en cada comunidad; y en el local, solo un canal o programa, según sea analógico o digital.

Una misma empresa no podrá participar en más de dos licencias de cualquier ámbito si coinciden en la misma zona de recepción: Asimismo, una misma empresa no podrá ostentar una participación de más del 5 por ciento en más de un operador de igual cobertura. Se acentúa por otra parte, el carácter propio de las TV locales y tendrá fijado un determinado volumen de programación local, a fijar por las CC.AA. original, referida a su ámbito de cobertura.

Las plataformas de TV de más de 20 canales (cable o satélite) deberán reservar parte de su capacidad a operadores independientes. Se liberalizan, por otra parte, los servicios de radio y televisión, que dejan de ser servicio público esencial. Tal y como se esperaba de los compromisos parlamentarios del Gobierno con su socio ERC, el anteproyecto establece que los canales de TDT que emitan en comunidades con lengua propia estarán obligados a ofrecer doble banda de sonido con las versiones dobladas o subtituladas en otras lenguas españolas que estén previamente disponibles. En todo caso, serán el 25 por ciento de los programas grabados de ficción, animación o documentales que se emitan en abierto por TDT.

El anteproyecto contempla la capacidad del ciudadano de interponer acción de cesación ante los tribunales para poner fin a conductas de operadores que lesionen los derechos de los ciudadanos, se desarrolla el derecho constitucional de acceso de grupos sociales a la TV pública y de los discapacitados a la programación; y se deroga la ley de acontecimientos de interés general (ley del fútbol), y se establecen garantías para que las emisiones de interés sean difundidas en abierto ya sean deportivas, sociales o culturales.

El anteproyecto de ley audiovisual crea también un consejo de medios audiovisuales, como organismo de supervisión de ámbito estatal con amplias competencias y "total independencia" subrayó Montilla. El consejo estará formado por siete miembros, elegidos por por el Congreso por mayoría de dos tercios y seis años, y las comunidades autónomas podrán crear también sus propias autoridades supervisoras.


EN CUATRO AÑOS APAGON ANALOGICO

En cuanto a los tres anteproyectos de reales decretos vistos hoy por el Consejo de Ministros, el de modificación del Plan Técnico de TDT pretende superar "el estancamiento evidente" --según Montilla-- del plan aprobado en 1998 por el anterior gobierno. Así, se adelanta de 2012 a 2010 el apagón de las emisiones en analógico, con un calendario de transición que coordina fechas de lanzamiento de nuevas canales digitales en diferentes ámbitos de cobertura.

En el nuevo plan se asignan además frecuencias asignan frecuencias para nuevos programas libres por la desaparición de Quiero TV en TDT de cobertura ámbito estatal, se modifican los actuales canales de frecuencia múltiple de forma que el canal estatal haga desconexiones autonómicas y los autonómicos desconexiones provinciales.

Montilla destacó el papel "importante" de TVE en la transición hacia la TDT. Asi, se le asigna (el plan vigente le asignaba dos programas) un multiplex completo con desconexiones autonómicas, con 4 canales. Se le asigna un segundo multiplex que queda en reserva. De los tres multiplex disponibles, cinco canales están ya asignados (Sogecable, Telecinco, Antena 3, Veo y Net), quedan 7 canales disponibles que serán asignados por concurso. Se establece que para el apagón analógico, cada operador en analógico pueda disponer de un multiplex, es decir, de cuatro canales. También, habrá un canal en TDT para difundir TV a través del teléfono móvil, y los multiplex podrán incorporar televisión de alta definición.


PLAN TECNICO TV PRIVADA

En cuanto al anteproyecto de decreto ley que modifica el Plan tecnico nacional de TV privada, prevé la concesión de un nuevo canal analógico en nacional con cobertura del 70 por ciento de la población, que "favorecerá la competencia empresarial, e incidirá positivamente en la calidad de los programas, favoreciendo evidentemente a los ciudadanos", dijo el ministro.

A preguntas de los periodistas, Montilla declinó ofrecer detalles sobre el próximo concurso para adjudicar la cuarta licencia de televisión privada analógica. Tampoco dio novedades sobre la decisión del Gobierno respecto a las peticiones de operadores de TDT para emitir de momento en analógico, y de Sogecable para emitir por la frecuencia de Canal + en abierto las 24 horas del día. Solo enfatizó que todas las decisiones serán "ajustadas a derecho".

-RTVE dejará de tener un director nombrado por el Gobierno y el aval ilimitado del Estado

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba