Anteproyecto de ley El Gobierno aumenta hasta 165 millones su aportación a TVE

Retirará la licencia a las 'telecos' que se nieguen a pagar la tasa

Las aportaciones del Estado a los presupuestos de RTVE aumentarán este año "hasta un máximo" de 165 millones de euros en compensación por la supresión de publicidad, tal y como contempla el borrador de anteproyecto de ley de financiación de la corporación elaborado por el Gobierno.

Este texto, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que esta aportación servirá para "hacer frente a las necesidades de producción de contenidos" para completar los espacios de programación, así como para "compensar" la pérdida de ingresos.

Según el documento, remitido hoy a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), RTVE no superará la cifra de 1.200 millones de euros en ingresos y gastos durante el bienio 2010-2011, si bien esta cantidad podrá aumentar los siguientes tres años, aunque el crecimiento no será superior al 1% anual. A partir de 2014, la cantidad se acomodará a la previsión de incremento del IPC.

El impago de la nueva tasa podría conllevar la supresión de la licencia

Además de la aportación del Estado, el Gobierno contempla un nuevo modelo de ingresos basado en las tasas por el uso del servicio radioeléctrico (un 80%), sobre los ingresos de las televisiones privadas (un 3%) y los ingresos de las operadoras de telecomunicaciones (un 0,9%).

Esta medida ha suscitado las críticas del sector de las telecomunicaciones, que considera que ya soporta demasiadas tasas. No obstante, el borrador incluye la advertencia de que el impago de estas aportaciones podría conllevar la "suspensión de actividad" y la supresión de licencia para los infractores.

En caso de que la corporación superase con los ingresos "el coste neto del servicio público", se habilitará un fondo de reserva que no podrá superar el 10% de los gastos anuales presupuestados. Este fondo sólo podrá ser utilizado para compensar pérdidas de ejercicios anteriores y para hacer frente a "contingencias especiales".

Internet y acceso condicional

Asimismo, la corporación podrá comercializar sus emisiones de radio y televisión a través de Internet, mediante un pago de tarifas por paquetes básicos. Estos contenidos podrán explotarse a través de sistemas de distribución ofrecidos "por terceros", al tiempo que no tendrán consideración de actividad de acceso condicional o de pago, algo que la Ley de Radiotelevisión estatal prohíbe.

El Ejecutivo también autoriza, previo acuerdo del Consejo de Ministros, a la corporación a ofrecer emisiones "de acceso condicional" en el caso de servicios "específicos de valor añadido". Éstas son algunas de las soluciones contempladas por el Gobierno para afrontar la supresión de publicidad en la televisión estatal y alcanzar, de esta manera, los 1.200 millones de ingresos previstos.

El texto también tiene en cuenta los contratos publicitarios de la corporación firmados antes de la entrada en vigor de la ley. Así, las actividades de publicidad, televenta y programación de acceso condicional se desarrollarán "en los términos establecidos" en el contrato, aunque sin que éstos puedan ser prorrogados "en ningún caso".

Limita al 10% las compras de servicios extranjeros 

Entre las obligaciones "adicionales" impuestas a RTVE, el texto recoge la dedicación de al menos 10 horas semanales en horario no residual a emitir programas que den acceso a los grupos políticos, sindicales y sociales. Asimismo, limita al 10% del presupuesto las compras de servicios exteriores -salvo en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Igualmente, prohíbe la emisión, en el conjunto de canales, de más de 70 películas de estreno al año en prime time realizadas por "grandes productoras" internacionales.

Por último, antes de enero de 2013, RTVE deberá subtitular el 90% de los programas y emitir al menos diez horas a la semana de interpretación con lengua de signos y otras diez horas "audioescritas" a la semana.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba