Paolo Vasile "Si el Gobierno cede y le da un canal en abierto a Polanco, sería como un golpe de Estado"

"Sería tan evidente que estoy seguro de que no lo van a hacer", dice el consejero delegado de Telecinco en una entrevista al diario El Mundo que reproducimos a continuación por su interés

PREGUNTA.- ¿Usted es de los que piensa que el plan de digitalización de televisión que se debatirá a partir de mañana en el Congreso va a ser un caballo de Troya para que Polanco entre en el negocio de la televisión en abierto?

RESPUESTA.- Un plan digital es un plan digital, y como tal no va a abrir ninguna posibilidad más en analógico porque el actual es un sistema que está llegando a su fin por obsoleto.


P.- ¿Y que pasaría si en ese mismo paquete el Gobierno incluye que Canal Plus pueda emitir en abierto?

R.- Como hábito mental, yo confío en las personas hasta que no me demuestran que no lo merecen. No veo ningún motivo para desconfiar del presidente de este Gobierno. Todo el mundo está esperando comprobar qué grado de libertad tiene Zapatero respecto de Polanco. Es decir, si el presidente puede gobernar como piensa que lo debe hacer o si, por el contrario, tiene que pagar deudas pendientes o carece de autonomía.


P.- Vamos, que usted no cree que el presidente del Gobierno vaya a ser rehén de Polanco...

R.- No, pero una cosa es ser rehén y otra diferente ser deudor. Es posible que Zapatero se sienta deudor del grupo Prisa, por la ayuda que le han dado todos estos años, aunque no veo por qué no se siente deudor de Telecinco; quizá porque no se lo hemos recordado ni le hemos pasado ninguna factura.


P.- ¿Telecinco no ha apoyado políticamente a ningún partido?

R.- Sé que en el PP, cuando gobernaban, decían que Telecinco era la televisión de Polanco. Me acusaban incluso de hacer el informativo con las escaletas de la Ser, lo cual es gravísimo para cualquier editor de comunicación, porque supone un desprecio a su profesionalidad. Los únicos que sabían que esto no era así eran los del PSOE, que estaban encantados con Telecinco hasta el 14 de marzo y a partir del 15 empezaron a pegarnos como si fuésemos delincuentes, porque ellos saben mejor que nadie el peligro de una televisión desvinculada del poder político.


P.- ¿Por qué no quiere otra televisión en abierto? ¿Porque es inviable, porque vulneraría la ley o porque le haría la competencia?

R.- Porque no cabe. Para montar una cuarta televisión analógica habría que hacer un trabajo técnico sobre las frecuencias, la distribución de la señal y la constitución de la empresa, algo ridículo cuando ya nadie trabaja en tecnología analógica. Varias veces he intentado decírselo al Gobierno. Hay razones jurídicas y empresariales que aconsejan adelantar el apagón analógico. No tememos a la competencia, queremos impulsar el sistema digital, no porque sea el sistema del futuro, sino porque ya es el presente.


P.- ¿Qué lectura política se haría si Canal Plus emitiera en abierto?

R.- Si el Gobierno cede y le da un canal en abierto a Polanco sería como un golpe de Estado. Sería tan evidente que estoy seguro de que no lo van a hacer. Sinceramente pienso que, al final, para este Gobierno será más importante el interés general que situarse como defensor de intereses particulares.


P.- ¿Cómo afectaría al sector?

R.- Los más afectados por una apertura de Canal Plus serían ellos mismos, porque se encontrarían con una severa dificultad económica. No hay mercado para un operador más en abierto.


P.- Pero aun así, ellos pueden querer asumir ese riesgo.

R.- Legalmente tendrían muchas dificultades, por dos razones .Primera, porque la concesión de Canal Plus fue otorgada después de un concurso y no se puede ahora con un golpe de mano decir que el concurso ya no vale y que como estos son amigos míos me salto las normas. Y segunda, porque para hacer esto tendrían que segregar Canal Plus de Sogecable. No puede existir ninguna empresa que tenga el monopolio de la televisión de pago por satélite y la posibilidad de emitir en abierto. Nos echaría a todos del mercado, porque tendría todo bajo su control: el fútbol, las películas, las series...


P.- Cambiando de asunto. ¿Qué le ha parecido el diagnóstico que hace el Comité de Sabios para RTVE?

R.- Que es una gigantesca y estupenda tomadura de pelo. El Comité de Sabios ha destrozado su imagen al no recurrir a lo más lógico, que era recomendar que se consulte a unos expertos. Es lo primero que tendrían que haber hecho si querían buscar soluciones para RTVE. Otra cosa es que quieran utilizarla como botín de guerra del partido ganador. Aquí se está hablando de la filtración de los Sabios a El País, pero mucha gente se pregunta si no ha sido al revés.


P.- ¿Cree que la deuda de RTVE la tiene que asumir el Estado?

R.- Sí, es evidente, eso no se discute, pero siempre y cuando haya un plan de viabilidad. Hay que hacer borrón y cuenta nueva, decir hasta aquí hemos llegado y desde mañana empezamos una nueva vida.


P.- Mientras eso llega, a ustedes no les ha ido mal. De momento, le han quitado a TVE el liderazgo, ¿no?

R.- A nosotros ser líderes frente a TVE no nos da ninguna ventaja. Somos líderes porque ellos han querido perder el liderazgo, pero nuestro objetivo es siempre el mismo: mantenernos por encima del 20% de cuota media de audiencia. Nuestro objetivo es situarnos por encima de Antena 3, pero no por encima de la televisión pública.


P.- Algunos dicen que el Gobierno aprovecha el proyecto de televisión digital para consolidar la posición hegemónica de Prisa en la radio.

R.- Liquidar el asunto de Antena 3 Radio por la puerta falsa podría ser o bien algo muy peligroso o el remedio de todo el sector. Si esto quitara la presión que el grupo Prisa mantiene sobre el Gobierno, si el precio a pagar fuera sólo la radio, y con esto el Gobierno pudiera decirle a Prisa que así le ha demostrado su cariño y punto final, lo mismo puede ser un remedio, aunque sería profundamente injusto. Pero si no es así, el Gobierno seguirá pagando a plazos, en un secuestro largo y doloroso para todos.


P.- Pues a usted por decir estas cosas le han llamado de todo.Dicen que cómo puede presentarse como el adalid del pluralismo informativo cuando Berlusconi es amo total del monopolio de la televisión italiana.

R.- Primero, Berlusconi no es el dueño de esta televisión. Telecinco está en Bolsa, tiene muchísimos accionistas y él es uno de ellos. Dicho esto, no hay un italiano, ¡ni uno!, que no sepa que Berlusconi es el propietario de Canale 5, Italia 1 y Rete 4.


P.- Pero además es el primer ministro del Gobierno italiano

R.- Si un pueblo ha elegido libremente votar a una persona y sabe exactamente lo que tiene, es muy de respetar, faltaría más. La diferencia es que la mayoría de los votantes del PSOE no tienen clara la relación entre el PSOE y el grupo Prisa, mientras no hay duda de que los que han votado en Italia saben que si quieren repudiar a Berlusconi es suficiente con cambiar de canal o votar a otro.


P.- ¿Le está sugiriendo a Polanco que se presente a las elecciones?

R.- Sí, lo bueno es la transparencia, que los ciudadanos juzguen, y que se deje de presionar al Gobierno, porque Zapatero es una persona extremadamente sensata y honrada que quiere trabajar.


P.- ¿Usted es de los que piensa que un grupo de comunicación tiene tanto poder como para quitar o poner gobiernos?

R.- Si se refiere al 13-M, las noticias de la Ser y los SMS, le diré que siempre hay un momento concluyente, que es cuando la gente deposita su voto. Esa es la democracia. Podremos decir cualquier cosa, pero al final ha ganado el PSOE porque los españoles le han votado y nadie debe poner en duda su legitimidad. El resto son fantasías eróticas.


P.- Hablando de lo que el público quiere o no ver, Telecinco ha sido calificada muchas veces como paradigma de la televisión basura.

R.- La gran traición nos la ha hecho el PSOE, que el día después de las elecciones, olvidándose de que éramos los únicos haciendo una televisión que informaba -las otras cadenas eran totalmente servilistas al poder- , y que, según ellos, éramos una maravilla, de repente cambiaron de opinión. Nos situaron en el punto de mira, ejecutaron un expediente absurdo y ridículo de incumplimiento de programación, nos multaron con 300.000 euros y ahora van a por nosotros. ¿Por qué? Porque antes éramos sus amigos sin nosotros quererlo y ahora nuestra independencia molesta, especialmente porque hay un grupo que aspira a nuestro posicionamiento editorial y de público.


P.- ¿Hay o no que regular lo que se conoce como televisión basura?

R.- Siempre he promovido que se regulara por consenso entre todos los operadores. La telebasura no existe, es una expresión horrible e insultante para el público, y es sólo el resultado de un espíritu poco democrático.


P.- Déme una opinión del Código que han pactado.

R.- Se corresponde con lo que nosotros pensamos que es justo Lo que me parece que es peligroso o preocupante es que se diga: «O se regula o les regulamos» como hizo el Gobierno porque ese es un indicio de una deriva autoritaria.


P.- Aunque no le guste el método, ¿cree que el resultado ha merecido la pena?

R.- Ninguna cosa que arriesga la libertad vale la pena.


P.- ¿Con la autorregulación están protegiendo a la infancia?

R.- La infancia tienen que protegerla los padres de los niños, la televisión no es una tata. A propósito, con la televisión digital este problema se soluciona totalmente, porque los padres podrán seleccionar lo que puede ver su hijo.


P.- Volviendo al tema de la ley de televisión digital, no sólo está Prisa, hay otros grupos interesados y no falta quien está señalando a EL MUNDO con el dedo acusador.

R.- Pedro J. es un comunicador moderno y brillante al que todos los gobiernos ven como una persona peligrosa, y por eso no le dan nada a EL MUNDO. Ni el PP, como hemos visto, ni el PSOE, ni nadie le va a dar nada por el miedo que le tienen. Lo que está demostrado es que cuando Pedro J. y EL MUNDO pueden hacer algo sin pedir permiso de nadie, el éxito está garantizado, y la prueba es elmundo.es. Son independientes.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba