Futuro audiovisual El Gobierno sacará a concurso las licencias para nuevos canales

Expertos confirman que cabe un analógico más, pero dudan sobre dos

El Ministerio de Industria ha encargado a los técnicos un detallado mapa del reparto del espectro de frecuencias en España. La desaparición de emisoras ilegales de TV local podría liberar capacidad para más canales analógicos, informa hoy el diario Expansión.

El Gobierno está dispuesto a ampliar el número de canales analógicos de televisión si los técnicos del Ministerio de Industria encuentran espacio radioeléctrico disponible. En caso de que exista espectro suficiente, el Ejecutivo tiene intención de someter a un proceso concursal público las licencias para los nuevos canales. Previsiblemente, la fórmula elegida será la de concurso de méritos, por lo que se desecharía una eventual subasta económica, sin apenas tradición en España.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, señaló el pasado 10 de marzo en el Senado que existen “estudios de mercado que indican que nuestro país está en condiciones de aceptar operadores adicionales”.

La posición de Ros coincide con la de Gaptel, el grupo de expertos independientes en materia de telecomunicaciones. En un informe sobre el mercado de la televisión digital, los expertos de Gaptel concluyen que hay espacio publicitario para nuevos canales de televisión (ver información adjunta).

Debate

El debate sobre la existencia de espacio libre para la asignación de canales analógicos se ha endurecido en las últimas semanas. A principios de marzo, el Ministerio de Industria tomó la decisión de sustituir al subdirector general del Espectro Radioeléctrico, Ricardo Alvariño. Este puesto depende de la Dirección General de Telecomunicaciones, que forma parte de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información.

El subdirector general, que llevaba aproximadamente seis años en el cargo, era el responsable directo del desarrollo del informe técnico sobre frecuencias radioeléctricas que se está realizando para evaluar la posibilidad de autorizar nuevos canales de televisión analógica. Fuentes oficiales de Industria señalan que la sustitución del subdirector general del Espectro Radioeléctrico es consecuencia de la decisión de nombrar a este funcionario para un nuevo cargo, con el objetivo de tutelar el impulso de la televisión digital terrestre y el apagón de la televisión analógica.

Sin embargo, otras fuentes del departamento sostienen que el relevo de Alvariño obedece a posibles discrepancias entre los responsables técnicos de la planificación del espectro y las directrices políticas.

En todo caso, fuentes del sector apuntan que la desaparición de las televisiones locales que operan ilegalmente podría liberar suficientes frecuencias para conceder un nuevo canal. En este sentido, la nueva legislación sobre televisión local prevé que, a finales de año, no puedan exister emisoras que no cuenten con una licencia de televisión local digital, que ya han comenzado a adjudicar las Comunidades Autónomas.

Solicitudes

Hasta el momento, dos consorcios han solicitado formalmente la asignación de frecuencias analógicas: Veo TV, participado por Recoletos, editor de EXPANSIÓN y Net TV, participado por Vocento. Los dos tienen concedidas licencias para emitir televisión digital en todo el territorio nacional, y han pedido al Gobierno poder emitir en analógico hasta que la tecnología digital esté extendida.

Los responsables de Veo TV, que han solicitado frecuencias analógicas hasta que la televisión digital llegue al 50% de la población, aseguran que se trata de una “asignación transitoria que no comporta el otorgamiento de una nueva concesión, sino la pura modificación con efecto provisional de la que ya ha sido adjudicada a Veo TV para emitir en abierto”.

Sogecable ha solicitado al Gobierno la modificación de su licencia para poder emitir Canal + las 24 horas en abierto. La concesión a Canal + limita a 6 horas diarias la emisión en abierto, tal y como pidió Sogecable en 1989, cuando recibió la licencia.

La apertura del mercado audiovisual

El Gobierno convocará un concurso para adjudicar nuevas licencias de televisión analógica, en el caso de que los técnicos del Ministerio de Industria concluyan en sus informes que hay suficiente espacio radioeléctrico para las nuevas frecuencias.

El Ministerio de Industria sustituyó a principios de marzo al subdirector general encargado de supervisar la planificación del espectro radioeléctrico, Ricardo Alvariño.

Veo TV y Net TV, los dos consorcios con licencias para emitir televisión en abierto en todo el territorio nacional, han solicitado al Gobierno la asignación temporal de frecuencias para emitir televisión analógica, hasta que la tecnología digital se extienda en España. Sogecable ha pedido al Gobierno la modificación de la licencia de Canal +, para que la cadena pueda emitir las 24 horas al día en abierto.

Expertos confirman que cabe un canal analógico, pero dudan sobre dos

Un grupo multidisciplinar de expertos independientes convocados por la Administración considera que existe "claramente un hueco" en el mercado publicitario para un nuevo canal de televisión en abierto, pero apunta que la inclusión de dos canales "plantea interrogantes sobre la viabilidad de todos los agentes".

Así figura en el informe sobre Televisión Digital realizado por GAPTEL (Grupo de Análisis y Prospectiva de las Telecomunicaciones), presentado hoy en Madrid por el director general de Red.es, Ramón Palacio, y en el que han intervenido, entre otros, el presidente de AETIC, Jesús Banegas; el director general de Desarrollo, Planificación y Regulación de Telefónica, Luis Lada, el ex secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información Carlos López Blanco, así como diversos expertos del ámbito empresarial y universitario.

Gaptel asegura que si el Gobierno asume las recomendaciones del informe del 'comité de sabios', dejaría una cantidad estimada de 134 millones de euros en 2006 y 417 millones en 2009. "Si a estas cantidades unimos el incremento estimado del mercado por demanda insatisfecha en un 20 por ciento (520 millones), habría claramente un hueco en el mercado para un nuevo agente", prosigue el estudio.

Los expertos recogen que el impacto de la entrada de un nuevo agente sería "mínimo" para Telecinco y Antena 3, "si el grueso" de los nuevos ingresos por publicidad del nuevo agente procede de la cuota de audiencia ganada a TVE1 y de la reducción del tiempo de emisión de publicidad en RTVE (de 12 a 9 minutos por hora en la Primera y supresión en La 2).

Por contra, argumentan que la incorporación de dos nuevos agentes en este mercado publicitario "plantea interrogantes sobre la viabilidad de todos los agentes", escenario en el cual apuntan que Telecinco y Antena 3 "perderían irremediablemente cuota de audiencia".

Además, recoge estimaciones de analistas que parten de la hipótesis de que este segundo entrante se hace con un 2,5 por ciento de la cuota de audiencia, tanto de Telecinco como de Antena 3, para anunciar que "se produciría un efecto en los ingresos entre el 9,1 y el 10,2 por ciento de los agentes privados (A3 y T5)".

Tensión en mercado publicitario

En este escenario, Gaptel predice que se "incrementará la tensión en el mercado publicitario de la televisión", aunque advierte de que, en cualquier caso, debe valorarse que en un mercado dinámico pueden aparecer modelos de negocio diferentes, "que podrían dar cabida a los nuevos agentes". No obstante, recuerda que "el sentir de la industria publicitaria es que existe una demanda de espacio publicitaria insatisfecha, que algunos analistas sitúan en un 20 por ciento".

El informe recoge que el proceso de digitalización de la televisión es el "mayor desafío al que se enfrentan los agentes de los sectores audiovisual y de las telecomunicaciones, y analiza las transformaciones en el panorama audiovisual que provocará el proceso de digitalización de la televisión y el fenómeno de la convergencia entre las distintas infraestructuras y operadores de telecomunicaciones -fijas y móviles-, servicios audiovisuales e Internet.

Respecto a la Televisión Digital Terrenal (TDT), Gaptel asegura que Antena 3 y Telecinco, "de un modo inesperado y al margen de la Administración", han dado un "giro a su posicionamiento" con respecto a su tecnología, que se resume en el apoyo a una aceleración del proceso de digitalización y adelanto del apagón analógico.

Los expertos opinan que "los motivos de este novedoso posicionamiento puedan estar en el temor a que el Ejecutivo amplíe la licencia de Canal+ para la emisión en abierto (24 horas), privatice una de las cadenas de TVE y otorgue, además, nuevas licencias analógicas a otros grupos de comunicación como Vocento o Godó o, incluso a los concesionarios de TDT, Veo TV y Net TV".

Además, insiste en que la irrupción de todos estos agentes en el panorama analógico motivaría una "mayor concurrencia" en el reparto de la inversión publicitaria y una previsible disminución de las cuotas que corresponden a cada uno.

Para impulsar de nuevo la TDT y superar la actual "situación de bloqueo", Gaptel considera que deben abordarse tres temas clave que generen un "círculo virtuoso de desarrollo": el reparto del múltiplex de Quiero TV entre agentes capaces de ofrecer contenidos de calidad, la adecuación de las instalaciones de antenas colectivas y el abaratamiento de los equipos receptores -"debe existir en el mercado un descodificador con un precio no superior a 80 euros"-.

TV pública, locomotora

En este campo de desarrollo de la TDT también cuestionan los expertos que la TV pública pueda realizar el papel de 'locomotora' que se le ha reclamado desde diferentes ámbitos debido a que su "elevada" deuda "limitaría su capacidad de invertir en nuevos contenidos".

Asimismo, subraya cuatro aspectos decisivos para el futuro de la televisión digital: la transición a la TDT, la evolución del negocio de los operadores de televisión por cable y satélite en el nuevo escenario digital, la irrupción de la televisión sobre ADSL y redes IP, y las perspectivas de nuevos servicios y formatos como la TV en el móvil y la TV de alta definición.

Respecto a la TV de pago, afirma que ha venido caracterizada por la resistencia a superar el techo del 20 por ciento de hogares, debido al "hábito social" en España de considerar la TV como un servicio gratuito, aunque augura una penetración del 30 por ciento en 2008. De estos 4,91 millones de hogares con TV de pago dentro de 3 años, 2,40 millones recibirían la señal por satélite, mientras que el cable y el ADSL se repartirían el resto prácticamente a partes iguales.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba