Crónica del primer programa "Gran Hermano Catorce" comenzó con una gala "de altura" y un concursante accidentado

"Gran Hermano Catorce" comenzó con una gala "de altura" y un concursante accidentado
"Gran Hermano Catorce" comenzó con una gala "de altura" y un concursante accidentado

La nueva edición del reality presentado por Mercedes Milá comenzó haciendo honor al lema "Siente el vértigo", con los participantes llegando a Guadalix en tirolina, un confesionario "flotante"... Álvaro, experto en arte, fue el gran protagonista de la noche al lanzarse sin arnés, por lo que requirió asistencia médica. Una falsa embarazada y un gótico de mentira gastaron una broma a Lorena, la estilista

Telecinco dio el pistoletazo de salida a la decimocuarta edición de Gran Hermano, que congregó a un 19.3% y 3.061.000 espectadores, superado por la final de Tu cara me suena (Antena 3).

El reality presentado por Mercedes Milá en Telecinco hizo honor al lema "Siente el vértigo" que ha antecedido al estreno y a la famosa canción de U2 empleada en las promos.

El programa comenzó con 13 concursantes, sorpresas, falsos concursantes y desde las alturas, puesto que para entrar a la casa de Guadalix de la Sierra el grueso de los concursantes debían descender en tirolina. Pero otros, como Igor y Raky han ido más allá y han sido lanzados desde 40 metros de altura antes de poner los pies en el suelo de la casa.

Mercedes Milá cumplió lo prometido, con escote y vestido de segunda mano

Mercedes Milá apareció con un llamativo vestido naranja (de segunda mano) del diseñador Thierry Mugler en el plató del programa, completamente renovado y presidido por una enorme pantalla de 88 metros cuadrados. También lució "escotazo" y "canalillo", como avanzó en la presentación. Uno a uno, fue descubriendo a los protagonistas de esta nueva edición.

Kristian fue el encargado de sorprender y guiar a sus compañeros

El primer concursante en entrar a la casa fue Kristian. Con una cámara subjetiva, este nos mostraba lo que veía: las primeras imágenes de la casa de Guadalix de la Sierra. Pero su misión fue más allá: fue el encargado de sorprender a todos sus compañeros apareciendo en el momento menos esperado por el rincón más extraño: por la pared, el conducto de ventilación, desde el suelo... Hasta que por fin se reunió con todos sus compañeros, eso sí, saliendo de un sillón pero... ¿Cómo?

Álvaro, el gran protagonista de la noche, al tirarse en caída libre contra la red

Sin duda, el momento más recordado de la noche será la tremenda caída libre de Álvaro, uno de los concursantes. Quizás por sus ganas irrefrenables de entrar al programa, este gestor cultural de 32 años no esperó a la tirolina y saltó directamente a la red de protección colocada para evitar infortunios. Cayó con los brazos mal posicionados, y finalmente, tuvo que posponer su entrada a la casa, para ser atendido por los servicios médicos.

Igor y Raky llegaron haciendo puenting desde 40 metros

Pero, más allá de Álvaro, los más atrevidos fueron Igor y Raky, que fueron lanzados desde una altura de 40 metros sobre los estudios de Telecinco. El jugador de hockey fue el primero en probar el puenting como método de entrada en la casa.

Raky también siguió los pasos aéreos de Igor y experimentó la caída libre. Pero no sería esta la única sensación de vértigo que sentiría a lo largo de la noche: más tarde entraría con Argi en "El Confe loco", una habitación flotante cuyo suelo se abrió cuando ellas menos lo esperaban. Estas dos jóvenes no fueron las únicas en probar los vaivenes del confesionario: Dani y Giuls también lo hicieron, algo antes que sus compañeras (como podíamos ver en el primero de los vídeos de este artículo).

El resto de entradas en escena fueron mucho menos accidentadas, aunque no estuvieron exentas de aventura y hasta cierto riesgo. Y si no, que se lo digan a Sonia, la joven odontóloga, que no dudó en realizar la complicada entrada a la casa con unos tacones de 10 centímetros. Tuvo que hacer auténticos equilibrios para cruzar la pasarela previa a la tirolina sin caerse.

Lorena tuvo que asistir a una falsa embarazada

Aparte de caídas y saltos, Gran Hermano Catorce surtió a los concursantes de sustos inesperados, para disfrute de la audiencia. A la "casa de broma" entraron tres personas: Lorena, una estilista con sobrepeso; Ana, una chica embarazada de ocho meses; y Rafa, un gótico fanático de Marilyn Manson.

Solo la primera de los tres era una concursante de verdad. Los dos segundos eran dos redactores del programa caracterizados para la ocasión, que pusieron en serios aprietos a Lorena: la supuesta embarazada salió de cuentas y se puso de parto y le hizo pasar un mal rato a la estilista, que tuvo que ejercer de comadrona.

Lorena le ayudó a respirar entre contracciones y, finalmente, acudió al Súper en busca de ayuda. Este le recomendó calentar agua y buscar toallas. Sin embargo, cuando regresó no había nadie, solo Mercedes Milá anunciándole que todo era una broma.

Las primeras nominaciones, el miércoles

Dos días tendrán los concursantes para pensar en sus primeras nominaciones. El miércoles tendrá lugar la segunda gala de Gran Hermano, en la que Mercedes Milá dará a conocer a los primeros candidatos a salir del concurso. Además, está previsto que entre el número 14.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba