Estreno mañana "Gran Hermano VI" arranca el domingo con innovaciones en la mecánica

La figura de un "jefe" que distribuye el trabajo y goza de privilegios, una casa más amplia y un supermercado, entre otras. La presentación de los concursantes será diferente a la de años anteriores

Una casa mucho más amplia, un supermercado, la figura de un "jefe" y trabajos más duros que complicarán la convivencia son algunas novedades de la sexta edición de “Gran Hermano", que arranca este domingo en Telecinco a las 22 horas.

El estreno estaba previsto inicialmente para el próximo jueves 9 con un debate entre concursantes pero Telecinco lo ha contraprogramado al día 5 “porque somos algo supersticiosos y queríamos empezar el cinco en Telecinco", bromeó Manuel Villanueva, Director General de Contenidos de la cadena, aunque nadie pone en duda que el objetivo real es adelantarse al estreno del reality de Antena 3 “La Granja”, previsto para el martes o miércoles de la próxima semana, y al mismo tiempo contrarrestar el de "El inquilino", con el que competirá frontalmente este domingo.

Manuel Villanueva, director general de Contenidos de Telecinco, definió a “Gran Hermano” como “un clásico de la televisión que ha dado origen a todos los formatos de telerrealidad. ‘Gran Hermano’ es único e intransferible. Es el primero, el más novedoso y ha demostrado una gran vitalidad a lo largo de todas sus ediciones”.

La entrada a la casa será diferente este año

Los responsables de Zeppelin y Telecinco coinciden en que el elemento fundamental del programa sigue siendo el casting, pero no quisieron adelantar ningún detalle acerca de los 12 concursantes seleccionados este año para mantener la incógnita hasta el último momento, puesto que una de las grandes sorpresas de esta edición estará relacionada con la entrada de los habitantes a la casa en la gala del domingo,“ya que no se seguirá el mismo esquema de años anteriores" y los primeros sorprendidos serán los propios concursantes.

Media de edad más alta

Alberto Carullo, director de Antena de Telecinco, adelantó que el casting “es muy variado en cuanto a perfiles. Tenemos un abanico muy amplio en lo que respecta a la edad, la profesión y la personalidad de los concursantes”. Una de las novedades es que la media de edad será más elevado que la de otros años, ya que oscila entre los 19 y 40 años “para conseguir mayor afinidad generacional”.

Perfiles muy diferentes a los de otros años

Roberto Ontiveros, director de “Gran Hermano”, explicó que este año han buscado “perfiles muy diferentes a los de años anteriores”, aunque lo que pretenden siempre, como periodistas, es encontrar “historias humanas, los concursantes tienen todos una personalidad rica y son personas que buscan que les pasen cosas en su vida”.

La figura del "patrón" y un supermercado

En lo que respecta a la mecánica, Ontiveros destacó como principales novedades la “introducción del dinero a través de la figura del patrón (por primera vez los concursantes tendrán un oficio y un sueldo) y el supermercado”. Y es que en la presente edición la compra se producirá sin intermediarios. Por primera vez en “Gran Hermano”, los concursantes dispondrán de un supermercado situado en una de las dependencias de la casa para que realicen la compra individual y colectiva de forma directa.

Como en la pasada edición, el premio final para el ganador es de 300.000 euros. Lo que no han especificado este año los responsables del programa es la duración del encierro.

Mercedes Milá asegura que no sabe nada todavía

Mercedes Milá, que continuará al frente de las galas semanales de los jueves, dijo sentir “la misma ilusión e incógnita que en años anteriores, aunque es cierto que en esta edición desconozco todas las novedades porque no me las quieren contar ni siquiera a mí hasta el último momento”, dijo.

El trío de presentadores lo completan Jordi González, que sustituye a Jesús Vázquez en la conducción del debate dominical; y Óscar Martínez , que se encargará de los resúmenes diarios de sobremesa.

Digital + podría lanzar un canal 24 de “Gran Hermano”

Otra de las novedades que podría traer esta sexta edición es la apertura de un canal 24 horas en Digital +, con quien Telecinco mantiene actualmente negociaciones.

Más trabajo que nunca

Quizá para quitarse de una vez por todas la fama de “vagos” que siempre han tenido los concursantes de “Gran Hermano”, este año los responsables del programa han introducido cambios en la mecánica para que los habitantes tengan más responsabilidades que nunca. Las novedades son las siguientes:

1-La organización de la casa va a depender de los concursantes, que tendrán que trabajar más que nunca. Habrá un patrón de la casa que será escogido democráticamente por sus compañeros con un mandato de quince días. Este cargo comportará importantes atribuciones: salvará directamente a uno de los nominados, incluido él mismo; repartirá los diferentes oficios entre los concursantes y asignará los salarios correspondientes a cada tarea. Además, dispondrá del privilegio de dormir en el dormitorio más lujoso y podrá escoger a dos concursantes más como compañeros de cuarto.

2- Ningún concursante podrá librarse de trabajar. Todos los habitantes de la casa tendrán que realizar sus tareas si quieren disponer de dinero para los gastos cotidianos o extras. Cosas tan simples como una chocolatina podrán ser un lujo en la casa.

Cada concursante desempeñará un oficio (ganadero, cocinero, lavandero, limpiador…) asignado por el patrón, que le reportará al concursante un salario diferente en función de lo que el patrón estime oportuno.

3. El dinero del que disponen los concursantes ya no dependerá sólo de la prueba semanal. En esta edición, los concursantes tendrán dos formas de ganar dinero:

Una paga semanal, que se distribuirá según la decisión del patrón. Este dinero será individual, ganado con el esfuerzo de cada uno.

Un dinero colectivo que ganarán con la prueba semanal. La resolución de la prueba puede ser más dura que en las pasadas ediciones, ya que no hay apuesta: si superan la prueba reciben su dinero; si no la superan, no recibirán nada y tendrán que comer con el dinero ganado en el desempeño de sus tareas individuales.

El patrón puede salvar a un nominado

Como en la anterior edición, cada 15 días los concursante nominarán a tres compañeros, adjudicando 3, 2 y 1 punto a cada uno de ellos.

Sin embargo, en esta edición se añadirá una circunstancia clave: el patrón de la casa tiene el privilegio y la obligación de salvar a un nominado de la lista inicial, incluido él mismo. Después de que el patrón ejerza su derecho, siempre quedarán como mínimo tres nominados. Como siempre, la audiencia decidirá qué concursante interrumpirá su estancia en la casa siete días después.

Una casa mucho más amplia

Si en el “Gran Hermano” británico uno de los giros de tuerca era la reducción de los espacios en la casa (habitaciones más pequeñas y techos más bajos) para crear la sensación de claustrofobia y el consiguiente “mal rollito” entre los habitantes, en la sexta edición del “Gran Hermano” español se ha optado por justo lo contrario. La vivienda de este año es mucho más grande, además de tener una distribución diferente: dormitorios (80 m2); baño (15m2); cocina-comedor-salón (126 m2); la piscina cubierta de este año será cuadrada con un equipo de sonido sobre ella (50 m2); jardín exterior (250 m2); establo (100 m2); sauna (25 m2); almacén (10 m2); y desván-confesionario (40 m2). La suite desaparece y, en su lugar, habrá una sala polivalente que se utilizará también en las expulsiones (100 m2).

En la decoración de la casa predominan los materiales brillantes: aceros, lacas, madera en colores vivos, ante, cristal y techos luminosos, configurando un estilo muy acorde con el arte pop.

El mobiliario también tiene un marcado diseño vanguardista: destacan los tapizados de ante en colores fuertes y vivos y la combinación de moqueta con suelos de mármol.

Más cámaras y micrófonos

La cobertura de cámaras y sonido se ha aumentado en función de los nuevos espacios con los que cuenta la casa: cerca de 60 cámaras y 70 micrófonos recogerán los movimientos de los concursantes durante las 24 horas al días.

130.000 personas querían entrar

De los 130.000 candidatos que llamaron al teléfono para participar en "Gran Hermano VI", cerca de 50.000 han sido las que obtuvieron la clave para entrar en la página Web y continuar con las siguientes fases de selección. En la primera fase escogieron a casi 9.000, en la segunda a 884 y en la tercera quedaron 59 de los que se han seleccionado a 12 personas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba