TV internacional El "Gran Hermano" argentino, acusado de "maltrato psicológico"

Una ex concursante denuncia a la cadena Telefé para evitar la emisión de la tercera temporada del reality show. En Inglaterra, en un hecho sin precedentes, la BBC indemniza a un concursante de un reality show descontento con la imagen que se había dado de él

La llegada de la tercera edición de Gran Hermano a la televisión Argentina ha vuelto a postponerse debido a un nuevo escándalo generado por los ex integrantes de la casa. Tamara Paganini, una polémica rubia que participó en la primera temporada del concurso, ha presentado una denuncia judicial contra la cadena que lo emite, Telefé, para evitar la emisión de Gran Hermano 3-El compromiso, aduciendo "maltratos psicológicos" y "falta de cumplimiento de contrato".

Según informa La Gaceta de Tucumán, los abogados de la joven, que resultó semifinalista del concurso, y un oficial de Justicia visitaron las oficinas de Telefé en busca de material grabado de Tamara. Sin embargo, los abogados de la cadena se negaron a facilitar los vídeos del programa, lo que derivó en un fuerte enfrentamiento entre unos y otros. "Gran Hermano me arruinó la vida. No sólo desde el punto de vista psicológico sino también económico. Por eso ahora quiero evitar que el nuevo programa siga explotando a los jóvenes", declaró Tamara.

Respecto a su participación en el programa, aseguró que la experiencia no fue un camino de rosas. "Mientras uno está dentro de la casa, las cosas andan más o menos bien. Lo peor llega cuando el programa termina. En mi caso me ofrecieron un tratamiento psicológico con los mismos profesionales que nos manipulaban la mente en la casa. Y, por supuesto, yo no acepté", aseguró la denunciante.

Según declaró Tamara ante los periodistas que esperaban en las puertas de Telefé, otros ex participantes del programa apoyan a la joven en su denuncia. "Lo que pasa es que algunos tienen miedo de presentarla porque temen no encontrar trabajo en ningún lado", señaló. En este sentido, la mayoría de los ex participantes de Gran Hermano han estado trabajando hasta marzo en el programa de Telefé, Sentí el verano. Sin embargo, su escaso nivel de audiencia obligaron a suprimir el espacio. Hoy están en paro. "Hubo mucha expectativa en torno a nosotros y ahora, de golpe, no somos nada. Telefé nos exprimió y después nos desechó", dijo Tamara.

En Inglaterra, la BBC indemniza por daños y perjuicios

El pasado lunes, en un hecho sin precedentes, la cadena británica BBC llegó a un acuerdo para pagar a un concursante del reality show Castaway (Naufragio) la cantidad de 8.000 libras (unos 11.000 euros), después de que éste acusara a la cadena de deformar su imagen en el citado programa. Esta es la primera vez que una cadena compensa económicamente a un concursante. Un hecho que, sin duda, podría sentar precedente para otros participantes que no están de acuerdo con la imagen que se ha dado de ellos en esta clase de programas.

La BBC y la productora del reality show, Lion Television, acordaron pagar cada uno 8.000 libras a Ron Copsey, quien participó en el programa de la BBC1 sobre un grupo de gente enviada a la remota isla escocesa de Taransay, donde debían construir una comunidad y convivir durante un año. Posteriormente, Copsey denunció que el programa le había retratado como una persona agresiva y antisocial. En este sentido, acusó además a la cadena de ofrecer un vídeo manipulado en el que se hacía creer que él le tiraba una silla a una de las concursantes.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba