Internacional El "Gran Hermano" inglés se convierte en un "infierno" para sobrevivir

El formato estrena su quinta edición con algunas novedades para frenar el desgaste sufrido en la última entrega. Tras el éxito de formatos como "La selva de los famosos", el público de realities no se conforma con el encierro y quiere ver a los concursantes "sufrir"

“Gran Hermano” no atraviesa por su mejor momento en la televisión británica. Según informa Reuters, la versión inglesa del exitoso formato internacional ha introducido varias novedades en la quinta edición que estrena este viernes 28 de mayo, a fin de garantizar la supervivencia del concurso.

La última edición del programa, la cuarta, pasó sin pena ni gloria para los críticos por sus flojos contenidos, además de acusar una importante caída de audiencia y dar sus primeros síntomas de desgaste. Una causa podría ser la saturación de reality shows que hay en todas las cadenas británicas.

La espectacular acogida que el público ha dado a un formato de la competencia, “I am a celebrity, get me out of here” –la versión inglesa de “La selva de los famosos”, que incluso en su tercera edición era seguido por millones de espectadores- ha obligado a los productores de “Big Brother” a elevar el listón de sus contenidos.

La audiencia quiere verles sufrir

El espectador se ha vuelto más exigente. Parece que después de ver a famosos comiendo bichos repugnantes o durmiendo con ratas, a la audiencia ya no le interesa ver a los concursantes sin rascándose la barriga durante todo el día, sino que ahora lo que buscan es verles sufrir.

Una de las medidas tomadas por los productores de “Big Brother V” para revitalizar el formato es la introducción de un baño acristalado para que se pueda ver el interior. Además, los 12 nuevos concursantes tendrán que compartir una sola habitación y convivir en una casa diseñada expresamente para ser lo más opresiva y claustrofóbica posible.

“Si el objetivo principal de Gran Hermano es que no hubiera manera de esconderse en ningún sitio, este año va a ser todavía peor”, ha advertido un portavoz de Channel 4.

La promoción del programa que ya ha puesto en marcha la cadena advierte de que este año “Gran Hermano” mostrará su lado más “oscuro”.

Alcohol para promover el sexo

Según publicaba ayer el diario The Sun, otra novedad introducida por los productores de “Gran Hermano” para “sacar de quicio” a los concursantes es la restricción del consumo de alcohol en la casa. Así como en anteriores ediciones, los habitantes podían comprar todo el alcohol que quisieran a través de su presupuesto semanal, este año las bebidas alcohólicas estarán en un frigorífico con llave, al que sólo se les permitirá acceder ocasionalmente, cuando “surja la pasión o el flirteo entre algunos de ellos”.

Por otra parte, los espejos han sido diseñados este año para evitar que los concursantes puedan identificar a los operadores de cámara, tal y como venía ocurriendo en ediciones anteriores.

El programa ya trató de crear tensión en la casa de “Gran Hermano” en su edición de 2002, al dividir la casa entre “ricos” y “pobres”, siguiendo la variante “The Battle” que en España sirvió de argumento para la versión VIP.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba