Estados Unidos El "Gran Hermano" estadounidense expulsa a un concursante por violento

Scott Weintraub ha abandonado la casa antes de tiempo después de lanzar varios muebles por los aires y negarse a ir al confesionario. Se disculpó achacando su ataque de ira a una enfermedad sexual y a la presión de tener que convivir con su ex novia. Es la primera víctima del "factor ex"

Un camarero de 33 años de Chicago, que se describió a sí mismo en la presentación del Big Brother estadounidense como “un chico enérgico y un poco loco”, fue expulsado por la organización del programa el pasado domingo, debido a “una descontrolada pataleta que le llevó a lanzar por los aires varias sillas de cocina”, según informa E! Entertainment Online.

“No quiero que piensen que Scott es un mal chico, porque realmente no es así; simplemente no se ha adaptado bien a la experiencia de Gran Hermano y ha tenido un comportamiento inaceptable; creemos que su salida de la casa es lo mejor, tanto para él como para sus compañeros”, ha declarado oficialmente el productor ejecutivo de la CBS, Arnold Shapiro.

La culpa: una enfermedad de transmisión sexual

El comportamiento de Scott Weintraub durante los cinco días que ha estado en la casa llegó a asustar al resto de concursantes de esta cuarta edición, que arrancó el pasado 15 de julio. Weintraub achacó su comportamiento a una enfermedad de transmisión sexual que dice padecer.

Tampoco sentó bien a los responsables del programa que, tras el incidente del “lanzamiento de sillas”, ocurrido el sábado por la noche, Weintreub se negara a acudir al confesionario cuando fue llamado por megafonía: “Esta gente se cree mi dueño, Scott, al confesionario, no pienso ir”, dijo furioso a sus compañeros.

Primera víctima del "factor ex"

Más tarde se calmó y pidió disculpas a sus compañeros, justificando su estallido de mal genio a un virus Papillomavirus (una verruga genital) y la presión de tener cerca de su ex, Amanda (una de las nominadas de esta semana). “Me sentía muy agobiado porque he tenido que cargar con esto durante casi un año y me he aislado del resto del mundo”, dijo el concursante expulsado. Pese a las disculpas, sus compañeros continuaban teniéndole miedo, por lo que Scott tuvo que abandonar la casa con escolta.

“Ver a Amanda aquí dentro me ha hecho volver a recordar cuando rompimos. Ella ha rehecho su vida, pero yo no; una parte de mi quiere verla aquí dentro pero otra no”, explicó Weintraub.

Juntar por sorpresa a ex parejas en la misma casa es el giro de tuerca que los productores de Big Brother se han sacado de la manga en esta cuarta edición para dar más emoción a la convivencia.

Los productores no tienen pensado sustituir a Scott Weintraub por un nuevo habitante. De hecho, no es el primer concursante que resulta expulsado por el programa en esta cuarta edición. La semana pasada, la organización descalificó a Brandon Showalter por llamar a escondidas a su novia.

Tampoco es la primera vez que se produce una expulsión como la de Scott en la versión estadounidense del formato de Endemol. Hace dos años, Justi Sebik fue eliminado por amenazar con un cuchillo a una compañera. En nuestro país, todos recuerdan la expulsión de Carlos Navarro de la segunda edición de Gran Hermano por sus supuestos maltratos a su pareja dentro de la casa, Fayna.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba