"La jaula de oro" se despide después de 20 meses de convivencia El "Gran Hermano" más extremo cierra sus puertas en Holanda

“La jaula de oro”, un nuevo reality holandés considerado como la versión más extrema de “Gran Hermano”, precipitará su final la próxima semana, según un artículo de El Periódico que reproducimos a continuación por su interés.

Durante 20 meses se han hecho la vida imposible. Se han insultado, han robado o roto las pertenencias del otro, se han pegado y tirado de los pelos, se han traicionado, pero también se han besado y han hecho el amor, no solo entre ellos mismos, sino con las prostitutas que hacían venir a su casa. Y todo eso delante de las cámaras, que les seguían 24 horas al día.

Casi dos millones de euros para el ganador

“La jaula de oro”, el reality más duro, largo y criticado de la historia de la tele holandesa, bajará el telón la próxima semana. El ganador se llevará unos 1,7 millones de euros y una experiencia que los psicólogos califican de "traumática".

“De gouden Kooi” (La jaula de oro, en holandés), emitida por la cadena privada RTL5, es la versión más extrema de “Gran hermano”. John de Mol y sus colaboradores de Endemol, la fábrica holandesa de donde han salido numerosos reality shows, ya tuvieron en 1997 la idea de encerrar a 10 concursantes en un lujoso chalet durante más de un año.

Al final, desistieron porque, según el propio De Mol en aquel momento, "podríamos quedarnos tras un año con 10 personas enfermas". Finalmente, optaron por una versión más light de tres meses: nació así “Gran hermano”.

Nueve años después, John de Mol recuperó la idea original cuando lanzó, en el 2006, su propio canal de televisión (Talpa), que fracasó. El 23 de septiembre de ese mismo año, se encerraron 10 personajes en un chalet, especialmente construido para el espacio y con un valor de dos millones de euros. Todos pagaron 10.000 euros de inscripción, aunque en la casa se podían sentir millonarios: tenían una cuenta con seis millones de euros, que podían ir gastando con los puntos que ganaban.

Sin nominaciones ni expulsiones

No había nominaciones, ni expulsiones: el que más tiempo resistiera las maldades de los otros y fuera el último en la casa ganaba un millón de euros y 1.000 euros más por cada día de encierro.

Así, el reality podría durar años. Cinco posibles millonarios han aguantado hasta ahora, pero solo uno se llevará el botín. Aunque todos, ganador y perdedores, tardarán en recuperarse tras mostrar lo peor de sí mismos. Incluso el parlamento ha debatido si se podía prohibir por lo pervertido de su contenido.

Al final, ha sido la propia productora la que ha decidido abrir la jaula el 22 de mayo, tras una semifinal emitida ayer, ante el temor del descenso de la audiencia en verano, que ahora ronda los 350.000 espectadores, (9,5% de share).

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba