Polémica El Gran Hermano francés modificará sus reglas

Tras las recomendaciones del Consejo Superior de lo Audiovisual de Francia (CSA), los concursantes del Loft Story tendrán momentos de intimidad sin cámaras

No son los únicos cambios que experimentará la versión francesa del Gran Hermano. A partir de ahora el mecanismo de eliminación será diferente y los concursantes decidirán con quién se quieren quedar. La audiencia decidirá entre los restantes el que debe abandonar el lujoso piso.

A fin de edulcorar un poco la polémica que está levantando este programa el CSA hizo una serie de recomendaciones que preservaran la intimidad y que además potenciaran aspectos positivos en vez de negativos. “Debemos caminar entre la libertad de comunicación y el respeto a la dignidad de la persona” había comentado Dominique Baudis, presidente de este organismo, tras observar que los habitantes del piso consumían grandes cantidades de alcohol y tabaco.

Así que a partir de hoy los 10 concursantes de este programa podrán aislarse de once a doce de la mañana y de tres a cuatro de la tarde en sus dormitorios. Aunque siempre estarán observados por cámaras por motivos de seguridad. Sin embargo estas prohibiciones no afectarán ni a Internet ni a la retransmisión en directo por la plataforma digital TPS porque el CSA no tiene competencia en este sentido.

La cadena que emite este programa, M6, tiene que hacer frente a otra polémica, esta vez de tintes racistas. Y es que el MRAP (movimiento contra el racismo) ha denunciado a la cadena por difundir "injurias racistas" pronunciadas por un concursante, que trató a otro de "árabe asqueroso". El aludido era Aziz, concursante de origen magrebí expulsado el pasado jueves y cuya eliminación fue seguida por diez millones de espectadores. “Calma, paremos el delirio”, ha declarado éste que, una vez fuera del piso, es tratado como una estrella en el festival de Cannes.


Polémica por los contratos

La ministra de Empleo y de Solidaridad, Elisabeth Guigou, también quiere echar un vistazo a los contratos que unen a los concursantes con la productora. El CSA ya se encuentra mirando los términos contractuales por si “atentan contra la dignidad humana”.

En España estos contratos también han sido revisados. Según publica Interviu en su edición de esta semana “los concursantes consienten que se les retire libertades fundamentales y firman cláusulas que podrían ser contrarias a derecho” según expertos juristas. Según esta publicación, los habitantes del Gran Hermano han cedido derechos de propiedad intelectual, de imagen y de expresión Tampoco podrán practicar ninguna actividad que suponga riesgo.

Otro punto interesante es que los concursantes han sido dados de alta en la Seguridad Social como actores de reparto, aunque en sus cláusulas se indica que “el personaje interpretado por el actor / actriz es de la absoluta propiedad intelectual del productor, en consecuencia, el actor / actriz no podrá llevar a cabo ninguna explotación de ninguna naturaleza con este personaje”.



Noticias relacionadas

-Intentan liberar a los concursantes de Loft Story

-Una nueva versión de “Gran Hermano” arrasa en Francia

Volver arriba