TV Internacional Un "Gran hermano" con un famoso rockero y su estrafalaria familia, nuevo fenómeno mediático en EE.UU.

Más de 7 millones de personas siguen a través de la MTV este reality show que muestra la vida cotidiana del ex cantante de Black Sabbath, Ozzy Osbourne, en el que los porros, la cerveza y los tacos están a la orden del día

La nueva sensación televisiva norteamericana se llama The Osbournes, un original reality show tipo Gran hermano, estrenado el pasado 5 de marzo, que se ha metido de lleno en la casa de una estrella del rock para grabar su vida y la de su estrambótica familia. El ex cantante de Black Sabbath, Ozzy Osbourne, es el protagonista indiscutible de este programa semanal, que emite MTV, y que en su última emisión fue visto por más de 7 millones de telespectadores, otorgándole a la cadena musical su mayor éxito de audiencia de la historia. Incluso el presidente George W. Bush se ha confesado seguidor del espacio.

Transilvánicos y demacrados, los Osbourne no encajan precisamente con la imagen del sueño americano. Ozzy, británico de 53 años, nunca va a un gimnasio, aunque hace ejercicio con el mando a distancia y su bull-dog. Sus dos hijos menores, Kelly y Jack (la mayor se mudó de la casa durante los cuatro meses de rodaje) andan a tortas por los pasillos de una mansión con ornamentación gótico-barroca. Sharon, su mujer y representante, es una antigua rockera que viste en pijama, "jefa" de una casa donde puede faltar cualquier cosa menos cerveza.

Los episodios de The Osbournes duran media hora, si bien la mayor parte del diálogo se pierde debido a los pitidos con los que la televisión en abierto está obligada a censurar insultos y palabras salidas de tono. Ozzy, que se autobautizó como "El príncipe de las tinieblas", es un padre comprensivo y algo pasota. Ahora, las responsabilidades paternales obligan y el ex cantante de heavy metal, que en la década de los años 80 la emprendía a mordiscos con los murciélagos y esnifaba columnas de hormigas en los escenarios, ahora pide a sus hijos que ni beban ni fumen cigarrillos cuando salen, y se está pensando prohibir el consumo de marihuana en su hogar.

Ya se negocia la segunda parte

Esta familia tan poco convencional y estrafalaria ha seducido de tal manera al público estadounuidenese que la MTV, además de ampliar los capítulos de 12 a 20, ya negocia con los Osbourne la segunda temporada del reality show. Sin embargo, éstos no lo van a poner nada fácil puesto que, además de que los hijos se niegan a ser filmados durante otros cinco meses, Sharon y Ozzy se quejan de que los turistas han incluido su casa de Hollywood como parte del itinerario típico de la zona, con las consiguientes molestias que acarrean las visitas diarias. Además, han exigido a la MTV más dinero, y que la estancia no sea en el lujoso barrio de Beverly Hills sino en la granja que ellos tienen en Inglaterra.

Las cadenas nacionales, que ya han utilizado varias fórmulas de reality-shows, están tomando buena nota de este fenómeno mediático y los productores estudian realizar series parecidas. Scott Sasa, presidente de NBC en la Costa Oeste, ha ordenado a los creativos de la cadena que encuentren un material similar para el próximo otoño. En este sentido, los populares cantantes raperos Puff Daddy y Brandy han sido tentados para protagonizar esta experiencia televisiva, muy en la onda de los nuevos espacios de telerrealidad que demanda el público. En nuestro país, MTV España ofrecerá las aventuras de "Los Osbournes" a partir del próximo mes de septiembre.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba