Kiev, Ucrania Grecia gana Eurovisión con 230 puntos, seguida de Malta y Rumanía

La canción española sólo consigue 28 puntos y queda en la vigésima primera posición

La cantante griega obtuvo 230 puntos y una merecida victoria, secundada por Malta, con 192 puntos, que ocupó la segunda plaza, y Rumanía, 158 puntos, en tercera posición. Helena Paparizou interpretó el tema “My number one” en la quincuagésima edición del Festival de Eurovisión celebrada el sábado en Kiev.

“Son de sol” estuvo a punto de salirse del tablero de puntuaciones puesto que solo cuatro países votaron la canción española. “Brujería” se apuntó 28 puntos, procedentes de Andorra (12), Portugal (8), Francia (4) y Suiza (4). Las españolas Lola, Espe y Sole, que forman el grupo “Son de Sol” cantaron vestidas de azul, rojo y amarillo. Colaboró con ellas el cantante Juan Antonio Reyes "El Pollo", que rapeó el tema. España ha ganado el Festival dos veces en 50 años, con Massiel y "La, la, la" (en 1968) y con Salomé y "Vivo cantando" (en 1969). Como consuelo, por detrás de España solo quedaron países más poderosos que nosotros en el concierto europeo: Reino Unido, Francia y Alemania.

La ganadora recibió su trofeo -una reproducción de un pectoral escita, obra maestra del arte antiguo- de manos del presidente ucraniano, Viktor Yuschenko, quien asistió a la gala celebrada en el Palacio de los Deportes de la capital de Ucrania.

Helena Paparizou, nacida en Suecia de padres griegos, ya había participado con anterioridad en el festival hace cuatro años, como miembro del grupo “Antique”, que en aquella ocasión quedó en tercera posición.

Veinticuatro países participaron en esta edición 2005 de Eurovisión, que se vivió al ritmo de la "Revolución Naranja" que conmocionó las estructuras políticas del país anfitrión, Ucrania, a lo largo del año pasado. El público presente en la Gala y el que se concentraba en la principal plaza de Kiev tremolaba banderas ucranianas y otras de color naranja. El grupo noruego "Wig Wan", que mezcló heavy metal y glam rock interpretando el tema “In my Dreams” recibió una de las mayores ovaciones de la noche, porque ondeó también una bandera de color naranja.

Un festival marcado por el mestizaje

En un escenario espectacular, al servicio de la retransmisión televisiva, muy cuidada, desfilaron todo tipo de estilos musicales, desde el etno-rock al folklore, pasando por el mestizaje flamenco o los ritmos heavy y roqueros. El vestuario, en consonancia con la música, pasó del blanco y negro a los colores más intensos, cuyo mejor exponente fue la cantante turca, Gulseren, colaboradora de Georges Moustaki y Michel Vernier, que cantó acompañada de un grupo de danzarines ataviados a la oriental.

Los representantes del “etnorock” fueron los moldavos “Zdob si Zdug”, cuyo cantante interpretó el tema "Boonika bate doba" ("La abuela toca el tambor") con una anciana tamborilera vestida con traje tradicional de Moldavia instalada en una mecedora en el escenario.

También destacó la actuación del trío femenino «Feminnem», de Bosnia-Herzegovina, muy impactantes en lo que a estética y belleza se refiere. En parecida carrera lidiaba la húngara «Nox», y en otra muy distinta la actuación de la bielorrusa (por Rusia) de 23 años Natalia Podolskaya, que interpretó la canción «Nobody hurts no one», considerada antiamericana.

Ucrania fue representada por “Greenjolly”, con un tema hip hop "We Won't Stand This, No", que era el himno de la "Revolución Naranja" al que tuvieron que cambiar la letra porque en Eurovisión no se admiten canciones con mensaje político. La interpretación de “Greenjolly” revolvió al público de sus sillas y provocó un constante tremolar de banderas naranjas en el público y en la principal plaza de Kiev.

La broma del Festival de este año es que las reglas de participación de Eurovisión establecen que tienen garantizada su representación los diez primeros clasificados en cada edición y los cuatro mayores contribuyentes, España, Reino Unido, Francia y Alemania, que, en Kiev, el sábado, quedaron en las cuatro últimas posiciones.

La primera edición de Eurovisión se celebró en 1956 en la ciudad suiza de Lugano y contó con la participación de siete países, y la nación con mayor número de victorias es Irlanda con siete triunfos, tres de ellos consecutivos entre 1992 y 1994.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba