Las emisiones acaban en la noche de este martes Grecia anuncia el cierre de su televisión pública

Grecia anuncia el cierre de su televisión pública
Grecia anuncia el cierre de su televisión pública

La desaparición de la ERT forma parte de las medidas para adelgazar el sector público. Los cerca de 3.000 trabajadores serán despedidos, y en su lugar, se creará un organismo público "con mucho menos personal"

El Gobierno griego de Samaras anunció hoy el cierre de la radiotelevisión pública (ERT) del país, tal y como ha informado su portavoz, Simos Kedikoglu, y recoge EFE.

"ERT dejará de existir tras el cierre de la programación de esta noche. En su lugar funcionará lo antes posible un organismo público, moderno, con mucho menos personal", dijo Kedikoglu, quien añadió que "ERT es un caso característico de opacidad y gasto desenfrenado". "Y esto se acaba hoy", remarca.

El ente público de radiodifusión (Ellinikí Radiofonía Tileórasi) nació a finales de la década de los treinta. Las emisiones televisivas comenzaron, en período de pruebas, en 1965, bajo la denominación EIR, y ya en los setenta, pasaría a llamarse EIRT.

Sus 3.000 trabajadores serán despedidos

El portavoz anunció que los cerca de 3.000 trabajadores de ERT, entre técnicos, periodistas y personal administrativo, serán despedidos y percibirán las indemnizaciones correspondientes.

Esta medida está dentro de los planes de Grecia para adelgazar el sector público. Tiene que despedir a 2.000 empleados públicos para el final del año y 15.000 a finales de 2014.

Decisión unilateral de Andoni Samaras, sin contar con sus socios de gobierno

La decisión ha sido tomada unilateralmente por el primer ministro, Antonis Samaras (del conservador Nueva Democracia), y ha generado conmoción en el grueso de partidos políticos, sus propios socios de gobierno incluido (socialdemócratas de Pasok y la izquierda moderada de Dimar), según recoge Qué.

Al poco de publicarse el decreto ley que daba vía libre al cierre del ente, Pasok ha emitido un comunicado para criticar con dureza la decisión: "ERT debe convertirse en una entidad moderna, pública y acorde con las normas europeas. Su reforma no puede hacerse suspendiendo su funcionamiento y a costa de 2.000 puestos de trabajo", indicaba.

Más duras eran las declaraciones de Dimar. El grupo de Izquierda Democrática considera inaceptable que una televisión pública europea dejase de emitir, "ni siquiera por espacio de una hora". Además, añadió que la suspensión, temporal o definitiva, de ERT pondría de manifiesto "la incapacidad del gobierno para llevar a cabo la reforma administrativa".

Finalmente, Panos Skurletis, portavoz de Syriza (principal partido de la oposición) compartía la reflexión de Dimar, y recalcaba que la cadena pública "no es propiedad del gobierno, sino del pueblo griego".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba