Entrevista Guillermo Toledo: "Me di cuenta de que la serie es inteligente porque no entendí el guión"

El actor protagoniza "Cuestión de sexo"

Guillermo Toledo regresa a televisión tras su paso por la exitosa "Siete Vidas", con la que alcanzó su mayor popularidad. Desde entonces, el actor ha formado parte de películas tan conocidas como "El otro lado de la cama" y "Los dos lados de la cama" .

Tras un largo paréntesis en el que se ha dedicado al teatro, Toledo vuelve con una comedia para Cuatro, "Cuestión de sexo", que la cadena estrenará el próximo martes 18 y de la que Guillermo dice que "es una gran serie con unos guiones de gran calidad", en una entrevista a Europa Press.

¿Cómo es su personaje?

Diego es un profesor de autoescuela que lleva casado con Alba (Pilar Castro) diecisiete años, los mismos que tiene su hija, que llegó de penalty. Sus amigos de toda la vida, Gabi (Xulio Albonjo) y Óscar (Alfonso Lara), forman parte de las dos parejas más que integran la serie. Diego es muy casero, está muy enamorado de su mujer y tiene una visión de la vida poco real.

¿Cómo es Diego como padre, le da buenos consejos de sexo a su hija?

En realidad Diego no es muy buen consejero para nadie, porque no entiende muy bien la vida.

¿Cómo está siendo su trabajo con Pilar Castro?

Pilar y yo hemos trabajado juntos, nos conocemos desde hace ya quince años y sabíamos que la relación iba ser buena porque nuestra forma de trabajar es muy parecida. La incógnita venía con el resto del elenco de actores y, con toda sinceridad, puedo decir que estoy muy feliz por el equipo que me ha tocado.

¿Hay buen ambiente en el rodaje?

El ambiente es maravilloso al trabajar en una cadena como Cuatro que no tiene la exigencia de otras televisiones. Hay más relax y la manera de trabajar es mucho más productiva y divertida. Ésto repercute en la calidad de la serie y se notará. Además, hay mucho más tiempo para grabar los capítulos y las prisas, de momento, brillan por su ausencia... Aunque me imagino que cuando empecemos a emitir si va mal la cosa los nervios surgirán, pero eso no nos debe preocupar a los actores, ya que en ese sentido no podemos hacer nada. Lo importante es realizar bien nuestro trabajo.

Después de haber hecho varias películas, vuelve a la televisión ¿Qué ha encontrado en este proyecto para que le hiciera regresar a la pequeña pantalla?

No había vuelto a la tele hasta ahora porque no me habían ofrecido nada que me interesara. No tengo prejuicios respecto a la televisión, ya que me parece un medio maravilloso como cualquier otro. “Cuestión de sexo” es una gran serie, hay unos guiones de gran calidad, mis compañeros son estupendos y el personaje me interesó desde el principio. Todos estos factores me convencieron para formar parte de este proyecto.

¿Qué es lo que le llamó la atención al recibir el guión de la serie?

Me di cuenta de que la serie es muy inteligente porque cuando leí el guión no lo entendía. Muchos de los chistes no los comprendía, así que pensé que seguro tenía que haber guionistas inteligentes. “Cuestión de sexo” cuenta con muy buenos guiones, no es como cuando te entregan un texto que no hay manera de interpretarlo. Los guionistas tienen en cuenta que detrás de lo que escriben hay una interpretación.

¿Cómo lleva rodar escenas de sexo?

Aunque suene a tópico, es mucho más difícil desnudarte emocionalmente que cuando te tienes que despelotar delante de la cámara.

¿Ha rechazado algún papel en el cine para poder hacer la serie?

Ahora mismo la vanguardia mundial está en la televisión, la prueba está en las series que vienen de Estados Unidos, Inglaterra, etcétera. El cine que nos viene de allí, en cambio, cada vez cuenta con menor calidad. En España se hacen algunas buenas películas pero en general no se hace buen cine. En mi caso, no había hecho televisión hasta ahora puesto que no había recibido una buena oferta. Esta serie no la he podido dejar pasar, así que he apostado por ella y he rechazado alguna oferta de cine.

¿Cree que ha habido un “boom” con las series de televisión?

La situación ha cambiado. Hace diez años hacer televisión desprestigiaba mucho a los actores y ahora es totalmente al revés. En ocasiones, si no te conocen por la televisión, los productores no te contratan aunque seas bueno. El problema del cine creo que tiene que ver con el intrusismo. De repente llegan ejecutivos que tienen éxito en los negocios de un gran almacén, por ejemplo, pero que no tienen ni idea de cine y sólo se centran en el aspecto comercial. Así, el cine se ha convertido sólo en un negocio, le falta mucho cariño.

¿Y qué opina de la situación del teatro?

Para mí es fundamental. Lo que pasa es que he estado siete años de gira y es muy agotador. Ahora necesitaba asentarme para poder estar con mi familia y amigos.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba