Entrevista Vertele Hablamos con Mila Ximénez: "Si no fuera por Sálvame, aún estaría metida en un pozo"

Hablamos con Mila Ximénez: "Si no fuera por Sálvame, aún estaría metida en un pozo"
Hablamos con Mila Ximénez: "Si no fuera por Sálvame, aún estaría metida en un pozo"

Charlamos con la colaboradora de Telecinco que tras sus vacaciones ha llegado con más fuerza que nunca. Nos cuenta lo que significa el programa para ella, lo real de las discusiones con sus compañeros, sus amigos tras las cámaras, si participaría en un reality, sus ambiciones laborales, y hasta el tipo de acoso que está sufriendo en las redes sociales. También habla de su pasado televisivo: "Crónicas Marcianas me araño el alma, jamás volvería a hacer algo así"

Desde que Mila Ximénez pronunciara hace ya varios años la mítica frase: “La Pantoja es un personaje siniestro, oscuro…” la forma de ser de la colaboradora llamó la atención de los medios y empezó su meteórica carrera como tertuliana televisiva.

Su fuerte carácter, su inteligencia superior (130 de CI) y su buen fondo han logrado que su puesto en 'Sálvame' sea indiscutible, tanto para los directivos como para el público. Tan necesaria se ha hecho Mila últimamente, que en la actualidad no tiene ni fines de semana, como ella misma explica. Cuentan con sus opiniones en el diario, en el 'Deluxe' y hasta en 'Pasaporte a la isla'.

Y es que Mila Ximénez tiene un perfil único en el universo de Mediaset. Este pasado sábado fue protagonista durante la segunda parte de 'Deluxe', dedicado por entero a repasar su vida. El programa batió su récord de audiencia en este día (16.6%), y aunque Belén Esteban se ha llevado todo el mérito mediático, Mila Ximénez también tuvo que ver.

Muy amiga de sus amigos y muy enemiga de sus enemigos, ha conservado siempre su faceta pública y privada, siendo un monstruo televisivo en plató y desconectando por completo en su casa. Una mujer familiar, solitaria y menos segura de lo que parece, según ella. Vertele ha hablado con ella para conocerla un poco más. Además, la revista Dime ahonda esta semana en los detalles y fotos de su vida pasada.

¿Qué significa para ti Sálvame?

'Sálvame' en mi vida ha sido una catarsis una liberación absoluta. Me divierto mucho, aunque hay momentos duros, pero me saca esa faceta cómica que me gusta. Además, me permiten sacar la rabia, la indignación que llevo dentro y me siento muy bien. Es un grito diario a todo lo que quiero gritar.

Eres una de las colaboradoras más queridas, ¿lo notas?

Yo creo que la más querida es Lydia. Aunque por la calle sí que noto cariño. La gente me dice muchas veces que me sigue porque les doy muchos ejemplos de cosas, pero yo nunca me he considerado ejemplo de nada.

¿También te sientes querida por tus jefes?

Eso para mi es fundamental. Yo noto un cariño tremendo y me siento valorada en el trabajo. Eso me da mucha fuerza. Además, yo no quiero trabajar con otra productora, para mi son mis amigos y quiero retirarme con La Fábrica de la Tele. Tengo una relación con ellos donde puedo hablarles de todo y me entienden.

¿Te echan broncas?

Uy, si, me riñen mucho porque soy muy rebelde. Pero trabajar con esta productora es un lujo, porque no es piramidal. No hay un jefes, todos son compañeros y colegas y nos ayudamos para conseguir un programa de mucho éxito como Sálvame.

¿Qué es lo mejor y lo peor de 'Sálvame' para ti?

Lo mejor son los momentos de diversión esos momentos en los que hacemos el payaso, que a mi me encantan. Y lo peor: los enfrentamientos con mis compañeros. Hay momentos duros, porque es casi como un reality. Yo soy muy emocional y a veces puedo hacer daño y me voy a casa mal.

¿Los enfrentamientos del programa son reales?

Te puedo asegurar que son completamente reales.

¿Y cómo te vas a casa después de esas peleas?

Quizá la gente piensa que después de enfrentarnos no nos importa y es todo lo contrario. A veces me voy a casa muy afectada, con mucha pena y dolor. Pero yo soy incapaz de dar un paso atrás, lo reconozco.

Después pasa una semana, pido perdón y me echo toda la culpa a mi. Tengo la suerte de tener a unos compañeros nada rencorosos.

¿Puedes desconectar del programa cuando te marchas?

La verdad es que yo trabajo de 16:00 a 20:00 y el resto del tiempo no me ocupo de ser un personaje televisivo. A veces ni me doy cuenta de estar en un programa en el que nos ve tanta gente.

¿De tus compañeros, quiénes son también tus amigos?

Te vas a sorprender, con quién me suelo tomar algo fuera es con María Patiño, Gema López, Gustavo… y con el amor de mi vida que es Kiko Hernández.

Lydia es que tiene su vida, a veces también se apunta y sin problema. Ella y yo nos peleamos pero siempre nos apreciamos. Es una magnífica compañera que facilita mucho el trabajo.

(Mila y Lydia reconciliándose en 'Sálvame')

Si te tocara la lotería, ¿seguirías trabajando en 'Sálvame'?

Sí, trabajaría menos días para estar más tiempo con mis nietos y con Alba, pero seguiría trabajando.

¿A tu familia le gusta que trabajes en el programa?

Mi familia me apoya muchísimo. Alba, si no me apoyara, yo no estaría aquí. Ella sufre cuando me ve mal, pero siempre me echa la culpa a mi (risas).

Si no hubiera pasado 'Sálvame' por tu vida, ¿qué estarías haciendo ahora mismo?

Estaría metida en un pozo todavía. Porque yo dejé de trabajar y nunca pensé que iba a volver. Esta es una pregunta que me da pavor, porque… no tengo ni idea de lo que estaría haciendo.

Quizá también me habría ido al extranjero a vivir. Hubo una vez que estuve a punto de marchar con una ONG para escribir sobre su labor, mi experiencia… Estaría haciendo algo, pero nada tan placentero como esto y económicamente tampoco.

¿Te has planteado alguna vez dejar 'Sálvame'?

Sí, como todos. Todos cuando nos cogemos un rebote decimos: “pues me voy a ir y no quiero saber nada de esto”, pero me dura diez minutos.

¿Echas de menos tu época de prensa escrita en la que entrevistaste a personalidades como Plácido Domingo, Leonard Cohen…?

Sí, echo de menos las entrevistas, también la radio… pero no tengo tiempo.

(Mila junto a Isabel Pantoja y Encarna Sánchez)

¿Te gustaría tener tu propio programa de entrevistas? ¿o programa a secas?

Te voy a decir una cosa y voy a ser totalmente sincera: no tengo grandes ambiciones profesionales. No quiero grandes responsabilidades, tampoco. Ya he cumplido una edad, tengo 63 años, me gusta lo que hago mucho…y si me ofrecieran algo así seguro que me subiría la autoestima, y me lo plantearía, pero de verdad que cuando me levanto por la mañana no pienso en ello.

Es raro que no sueñes con tener un programa propio, muchos lo hacen…

Pues mira, cuando María Patiño me comentó que presentaría el 'Deluxe', yo pensé “Dios mio qué responsabilidad y qué marrón”. Igual me he hecho cómoda o es que me compensa mucho lo que hago, pero en ningún momento me levanto pensando que estoy desaprovechada.

Siempre que me ofrecen hacer una entrevista o ser yo la entrevistada, no duermo. Porque siento la responsabilidad de la audiencia.

¿Entonces es un tema de miedo a las audiencias?

Yo siento que si baja la audiencia ese día, me he fallado a mi, a ellos…No me compensa, porque siento mucho el peso de la responsabilidad.

Si vuelvo de vacaciones, por ejemplo, y ese día bajamos de audiencia, ya creo que ha sido por mi culpa (risas).

En el fondo, no soy una persona con tanta seguridad.

Hablando de seguridad, fuiste la colaboradora que obtuvo el test de inteligencia más alto, ¿te sientes más segura por ser casi superdotada?

Siempre digo que la mente es trabajarla. Pienso que para hacer un programa de televisión tienes que tener un léxico fluido y una semántica que manejes, pero yo siempre me lo curro. Yo soy muy curiosa: me gusta buscar sinónimos y antónimos, jugar con la memoria…

¿Cómo recuerdas los otros programas en los que has estado: 'Crónicas Marcianas', 'La Noria'…?

'La Noria' para mi fue un programa maravilloso, me hizo crecer muchísimo profesionalmente y lo recuerdo con mucho cariño.

'Crónicas Marcianas', en cambio, es un programa al que no volvería en mi vida porque me arañó el alma. Tengo un pésimo recuerdo. Era un espacio donde la ética y la estética no existían, era muy complicado. Salíamos como a un encierro, como un toro cuando lo sacan a la plaza. Jamás volvería a hacer algo así.

(Mila en 'Crónicas Marcianas')

Si te volvieran a proponer entrar a concursar en algún reality, ¿lo harías?

Supervivientes lo tengo de momento descartado. Iba a ir el año pasado pero por problemas de salud no pude. Un 'GH VIP' jamás lo haría porque no lo entiendo como una experiencia estar encerrado en una casa.

Mila, ahora estás en un momento delicado con el tema del acoso, ¿cómo lo estás viviendo?

Esta gentuza es como los maltratadores y los violadores, tienen que oír los gritos de la víctima. Encuentran placer en que sufran, lloren… pero yo ya lo tengo judicializado.

¿Qué tipo de acoso te están haciendo?

Me han amenazado de muerte, me han dicho que me quieren arrancar la cabeza, quemar la cara con ácido, que mi hija ha matado a mis nietos…

Y para mí lo peor es que publiquen en las redes sociales mi dirección, mi teléfono, mi DNI, fotos de mis nietos… y no puedo hacer nada más que seguir denunciando y esperar a que la justicia haga su trabajo. He puesto como 20 denuncias y estoy en manos de los jueces.

¿Se han acercado alguna vez a ti o de momento solo por redes sociales?

Por el momento es solo por Internet. Para mí que se acercaran físicamente sería un placer, pero los cobardes nunca se acercan, siempre están en la lejanía.

Creo que el mundo de las redes sociales está muy poco legislado, también le tengo puesta una demanda a Youtube y a Google por no filtrar contenidos.

Cambiando de tema, ¿cómo es un día en la vida de Mila Ximénez?

Yo soy muy autista, no te lo imaginas. Vivo sola y en mi casa desconecto. Solo al subir al taxi, volviendo del trabajo, ya empiezo a jugar a solitarios. También veo muchas películas en inglés, para manejarme en ese idioma con mis nietos. Hago pasteles…

(Mila paseando con su hija Alba)

Me gusta mucho estar sola y jugar a juegos. Y cuando estoy con gente también desconecto. Tengo amigos con quienes tengo terminantemente prohibido hablar de trabajo.

¿Y el tema de las parejas sentimentales cómo lo llevas?

A mi el amor me ha abandonado ya. En este momento ni me ocupo ni me preocupa. Además, a todos los hombres importantes que han pasado por mi vida les he conocido casualmente, así que ya llegará y si no llega pues…preguntaremos precio (risas).

Para terminar, ¿te operarías algo?

Sí, sí. Yo entiendo que todo lo que sea para mejorar es bueno. Si yo aún no me he hecho nada es porque me da miedo la anestesia general, pero si me atreviera lo primero que me haría sería una liposucción.

En persona Mila Ximénez es aún más atractiva que a través de la pequeña pantalla y no necesita ninguna operación. Hablar con ella fue muy agradable y la seguridad que transmite en plató también la tiene a la hora de contestar a todo tipo de preguntas.

La colaboradora tiene claro lo que quiere y laboralmente está viviendo un gran momento. Desde su regreso de vacaciones, Mila está más en auge que nunca: colabora en los dos 'Sálvames' y hasta en 'Pasaporte a la isla'. Está mostrando mucho más su vis cómica que tanto le gusta, con las imitaciones a Agustín Pantoja, aunque mantiene sus sonadas broncas. La última con Francine Gálvez, a la que tachó de “impresentable” por decir que Julián Muñoz “babeaba”.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba