Internacional ¿Harto de mariconadas como "¡Mira quién baila!" o "Anatomía de Grey"?

Un programa machista triunfa en la TV noruega

Si alguien pensaba que en la televisión ya se había visto de todo, en Noruega emiten lo que nunca se ha visto en la pequeña pantalla. Es un programa de humor hortera y machista que está levantando ampollas a base de la eterna disputa entre los sexos, según informa Miguel Mielgo en un artículo que publica en su web JM Noticias.

Se llama "Man Show", algo así como "Sólo para hombres", y según su creador es un programa para auténticos hombres y con premisas masculinas. "A los hombres sólo nos interesa el fútbol, la cerveza y la erección", dice su joven director y presentador, Håvard Lilleheie, en el vídeo promocional donde aparece en calzoncillos en un sofá, con una cerveza en la mano y la erección entre las piernas.

Pero la polémica no se ha hecho esperar, incluso antes que el primero de los siete programas saliera en antena. Las promociones publicitarias de "Man Show" en el canal noruego TV2 Zebra no dejan lugar a dudas sobre los contenidos del programa: "¿Estas harto de feminismos y mariconadas como "Shopaholic", "Grey’s Anatomy" o "¡Mira quién baila!"?. ¿Estas cansado de ver programas de decoración, de artículos para mujer donde ella es el centro de todo? ¿Hastiado del unisexo o del metrosexual?...

¿Estás cansado de ver futbolistas modelos y en general, de que los tíos deben parecerse lo más posible a las mujeres? ¿Quieres imponerte y enviarlas de vuelta a la cocina?. Si no te gustan los hombres afeminados y piensas que los niños están siendo educados como figurines, ven a ver "Man Show". Así rezan los controvertidos anuncios que han hecho saltar las protestas de las feministas.

"Hombres de verdad como McGyver o Chuck Norris"

El programa, mezcla de talk show, concurso y espectáculo, alaba al hombre por lo que es y, según Håvard Lilleheie, se ha hecho porque en los medios de hoy día no se presta atención a los verdaderos hombres. "Un hombre de verdad no se depila, aguanta el sudor en el culo sin estresarse. Es un tío alegre, no divaga, no hace tonterías o estupideces y no se ríe como si fuera una cosa que no es. Si a un hombre de verdad le gusta una mujer se lo dice directamente y aquí, vamos a hacer un programa que esta basado 100% en las premisas de los hombres tal y como somos. Es un programa irrealmente honesto", explica un entusiasmado Lilleheie.

Todo está hecho en clave de humor y ante un público totalmente masculino que hace y consiente todo lo que mujeres no quieren que sus maridos o novios hagan. "Se trata principalmente de un programa sobre hombres y, cuando digo hombres, quiero decir hombres de verdad, como McGyver, Martin Schanche, Vinnie Jones, Chuch Norris... Dicho de otra manera, de todos los que están orgullosos de ser hombres", exclama sin tapujos Håvard Lilleheie.

El guión promete que en escenario habrá "chicas guapas en bikini", -que son las que los hombres quieren ver y no petardas -, pero serán chicas "blandas", féminas que "saben su lugar y no tratan de imponerse a los hombres". Lilleheie no oculta sus provocadoras intenciones y dice estar preocupado por la evolución del hombre en la sociedad actual. Piensa que vivimos en la era del silencio, donde la gente se ríe como si le gustaran cosas que en realidad no le gustan.

"El país está sediento de saber la verdad y ésta la tendrán en nuestro Man Show", dice Lilleheie, y añade que "en algunas cosas el hombre va camino de ser un perdedor... Es duro decirlo, pero esto es así, especialmente en el tema sexual. Una chica que tiene un consolador en su mesita de noche es algo guay y moderno, pero un hombre que infla su muñeca de plástico, se le considera un perdedor. En Man Show pensamos hacer algo contra esta discriminación".

Romper baldosas con la cabeza o beber cerveza de un trago

Entre risas, comentarios de todo tipo y concursos toscos para los más brutos del público, como romper baldosas con la cabeza o beber litros de cerveza de un solo trago, se anuncia una "colecta benéfica" para ayudar a "hombres pobres y acosados por la sociedad". Pero antes de todo, aunque se prevé una doble intención, el público tendrá que soportar "ver escenas muy fuertes".

En ese momento, aparecen en la pantalla las imagenes de dos equipos femeninos jugando al fútbol. Todos los hombres que llenan el teatro donde se rueda el espectáculo abuchean exaltados a las jugadoras ya que, para los hombres, el hecho que una mujer juegue al fútbol es todo un sacrilegio. Momentos después se informa a los televidentes de un número de teléfono donde pueden llamar o enviar un SMS con su "aportación". El número era el de la asociación femenina Ottar.

Al día siguiente, una de las representantes del grupo decía que habían tenido que apagar el teléfono por la gran cantidad de llamadas y mensajes bromistas y provocativos. "Esto no es más que un acto machista, burdo, infantil y una falta total de respeto y seriedad, además de ser una sucia maniobra de provocación a las mujeres y el fútbol femenino", dijo Trine Rogg Korsvik.

La venganza machista

Tambien Ane Stø, líder de Ottar, asegura que se trata de una venganza del director del programa. "Hace dos meses nos llamó Lilleheie diciendo que iba a hacernos una entrevista para sacarla en su programa. Quería que defendiéramos el feminismo en un programa machista. Como no quisimos legitimizar este tipo de programa con nuestra presencia, ahora llega la venganza", afirma Stø.

Pero el director de "Man Show" se ríe de las quejas de las chicas de Ottar y dice que tendrían que darle las gracias por la publicidad que les ha hecho, además que no tiene la intención de enviarles flores a modo de disculpa.

También es un éxito de audiencia

Y mientras la polémica y las protestas de las mujeres continúan, las cifras de las audiencias del programa se disparan. En las dos primeras semanas de emisión, "Man Show" se ha convertido en uno de los programas más vistos en Noruega.

En la calle nadie quiere reconocer que lo ha visto pero, entre los hombres, hay una mayoría que aprueba, aunque en silencio, lo que les ha dado por llamar "la reconquista de los pantalones perdidos".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba