Reclamaba 1.000 millones de dólares Histórico triunfo de YouTube en los tribunales norteamericanos

Google gana el pleito millonario a Viacom por vídeos con 'copyright'

El juez del distrito sur de Nueva York, Louis Stanton, ha rechazado la demanda de la empresa Viacom por la que reclamaba a Google 1.000 millones de dólares (812 millones de euros) por colgar videos con 'copyright' en YouTube sin autorización.

El tribunal de Manhattan considera que el portal de vídeos no era responsable de las infracciones que puedan cometer sus usuarios, en contra del argumento de la empresa propietaria de la Paramount. La decisión del juez neoyorquino es la primera resolución favorable para Google de esta magnitud en Estados Unidos.

Google hizo público un comunicado oficial en el que asegura que la sentencia sigue la misma línea de decisiones judiciales precedentes, según los cuales los servicios como YouTube están protegidos al no ser responsables de una infracción cuando colaboran con los propietarios de derechos para salvaguardar los mismos.

La decisión fue recibida como una defensa de las empresas en línea que promueven un internet participativo. El fallo del juez, que se esperaba con ansias en el mundo de internet, podría sentar un precedente legal para proteger a sitios web que promueven que sus usuarios suban contenido a sus páginas.

"Una victoria importante para Google e Internet"

Para Google, que se mostró "muy entusiasmada" con la resolución judicial, "ésta es una victoria importante" para el buscador pero también "para los miles de millones de personas en todo el mundo que utilizan la web para comunicarse y compartir experiencias con otros".

Viacom -la empresa matriz de canales de televisión como MTV o Nickelodeon- anunció que apelará la decisión: "(Antes de utilizar filtros de contenido) YouTube y Google robaron cientos de miles de videoclips de artistas, construyendo un sustancial negocio que vendieron en miles de millones de dólares. Creemos que ni la ley, ni el sentido común pueden permitir eso."

Viacom demandó a YouTube en 2007 alegando la infracción de derechos de autor por vídeos que eran de su propiedad. El propietario de la Paramount acusó al portal de vídeos YouTube, y por tanto a su propietario, Google, de "masiva infracción intencional de derechos de autor".

"El fallo es una de las sentencias más importantes para entender la web en nuestros días", dice a BBC Mundo Enrique Dans, profesor de Tecnologías de Información de la IE Business School, a BBC Mundo.

Google aplica filtros -desde 2008- para identificar si un usuario sube a YouTube videos protegidos. "Estamos hablando de regular cómo funciona la web en estos días. Hay que asegurarse que un sitio que propone una simple plataforma para que se suban contenidos, no puede hacerse responsable de las actuación de las personas que suben contenidos a ella, más allá de lo razonable", añade Dans.

"El hecho de que la sentencia se dé en el mercado más grande y en donde los denunciantes más grandes tienen su fuero judicial, sienta una doctrina bastante importante al respecto", concluye.

Denunciaba que se benefició indebidamente de unos 160.000 videoclips

En la denuncia original, Viacom sostenía que Google se benefició indebidamente de cerca de 160.000 videoclips no autorizados de programas de entretenimiento propiedad de Viacom que estaban disponibles en YouTube. Los clips fueron vistos más de 1.500 millones de veces, según argumentó Viacom.

Por su parte, Google siempre ha sostenido que YouTube, que la compañía adquirió por 1.650 millones de dólares (1.214 millones de euros) en octubre de 2006, es un proveedor de servicios de Internet y estos proveedores están protegidos de cualquier responsabilidad de violación de derechos de autor cuando estos actos han sido cometidos por los usuarios de su portal, en virtud de las disposiciones de la Digital Millennium Copyright Act's.

Telecinco vivió un pleito similar con YouTube hace dos años

La cadena privada demandó en junio de 2008 a YouTube por considerar que su política atentaba "contra los derechos de propiedad intelectual", al entender que el portal se estaba beneficiando por la explotación de unos derechos que no tiene.

El Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid estimó la petición de la cadena e impuso medidas cautelares para que se retirasen los vídeos propiedad de Gestevisión Telecinco y no se difundieran nuevas piezas. Según YouTube, "lo que decía la sentencia es que se tienen que eliminar los contenidos previa identificación suficiente de Telecinco, hecho no diferente a la política normal que tenemos."

Posteriormente, Telecinco aseguró que el portal de Google "mentía cuando afirmaba que el juez le había dado la razón" al pretender que fuera la propia Telecinco quien eliminara los contenidos. Según la cadena, la única precisión del juez es que Telecinco debe identificar cuáles son esos contenidos, pero "en ningún caso retirarlos por sí misma, que era lo que pretendía YouTube".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba