Pablo Ibáñez visita Vertele El 'Hombre de Negro' de 'El Hormiguero': "La gente me dice por la calle que soy el puto amo"

Conversamos con el imperturbable coordinador de ciencia y 'arte a lo bestia' de 'El Hormiguero'. Nos desvela secretos del programa, nos habla de su fama, su relación con las 'celebrities' que van al programa y con el equipo: desde el “exigente” e "intuitivo" Pablo Motos, con quien "iría al fin del mundo", al “imprevisible” Vaquerizo, Santiago Segura.... Sobre su personaje: "Es imposible hacerme reír, nada me hace gracia". "En la vida real soy distinto pero no queremos perder la magia"

Acceder al ‘Hombre de negro’, el coordinador de ciencia y 'arte a lo bestia' de El Hormiguero, y probablemente, el colaborador más serio de nuestra televisión, no es tarea fácil.

Nos ha costado convencerle, pero finalmente ha accedido a venir a Vertele. Conseguir que se quite las gafas, sabíamos que ya era pedir demasiado, y de hecho ha sido una misión imposible... ¿O no?

Detrás de esa fama de hombre duro y condescendiente, hemos descubierto que ‘El Hombre de Negro’ esconde una debilidad: su mitomanía y admiración por los famosos, con los que se 'inmortaliza' cada vez que visitan el programa de Antena 3. ¿O tal vez son ellos los que quieren hacerse la foto con él? Nuestra redactora, Laura Henríquez, no se resistió a la tentación de dejarse estrangular por el ‘Hombre de Negro’.

Muchos desconocen que 'Hombre de Negro' también ejerce de fotógrafo oficial de El Hormiguero, haciendo improvisadas instantáneas durante los ensayos, algunas de las cuales ha querido compartir con nosotros, que después adornan los pasillos del programa.

Al colaborador de El Hormiguero no le gusta denominarse a sí mismo por su verdadero nombre, Pablo Ibáñez. Durante la entrevista se le escapa y confiesa: “Es la primera vez que lo hago, me siento como Aída Nízar, cuando habla en tercera persona” (Risas).

Pablo Ibáñez forma parte del equipo de El Hormiguero desde sus inicios, al principio como responsable de los experimentos detrás de las cámaras, pero su obsesión por la vestimenta oscura llevó a Flipy, el por entonces ex científico del programa, a bautizarle como 'Hombre de negro'. Siente auténtica admiración por el presentador Pablo Motos, con quien se "iría al fin del mundo" y de quien destaca su "intuición", aunque reconoce que veces es "demasiado exigente".

Pero a diferencia de su 'jefe', que no tiene Twitter, el 'Hombre de Negro' cuenta con un ejército de fans en esta red social (casi medio millón), quienes le mandan constantemente las famosas "frases", con las que ha escrito el libro Frases de El Hombre de Negro. Mitos, dichos y leyendas que no se han conseguido probar.

Hemos conseguido averiguar qué es lo único que le conmueve ("el sufrimiento de un niño") pero nos ha resultado imposible sacarle una sonrisa. Hacer reír al ‘Hombre de negro’ es casi tan difícil como provocar una mueca al contable de Otra Movida (Neox). Nos lo advierte antes de comenzar la entrevista. “Estoy así de serio porque me meto en mi personaje. No estoy enfadado. Me acuerdo un día con Andy y Lucas, que me hicieron una canción y les avisé: “Aunque me la cantéis y me gastéis bromas, no me voy a reír, no os enfadéis que yo no lo estoy”.

[qbrick][/qbrick]

¿Cómo surgió la figura de El Hombre de Negro en El Hormiguero?

Llevo la sección de ciencia desde el primer día. Antes de que empezara El Hormiguero, junto a Pablo Motos, ya la estábamos preparando. Estuve mucho tiempo coordinándola, cuando la hacía Flipy. Un día hubo un accidente con Boris Izaguirre y se decidió que yo debía estar presente para que no sucediese ningún altercado más. Y en cuanto al nombre, yo siempre he vestido de negro y de negro me quedé.

¿Se lleva su personaje a casa o se queda en plató?

El personaje va y viene, se entremezcla mucho conmigo. Siempre, siempre… no soy así. Pero muchas veces lo soy…

Tiene fama de hombre duro pero nos cuentan que no es así, que en realidad es un buenazo…

Dime quién os lo ha contado, que yo me encargo de encontrarle. Tranquilos, solo voy a hablar con él para demostrarle que tiene toda la razón.

¿Hay algo que le haga reír?

Que algo me haga reír es complicado. Simplemente, las cosas no me hacen gracia.

¿Y algo que le conmueva?

Sin duda el sufrimiento de un niño. Es algo superior a mis fuerzas, si lo veo tengo que hacer algo para solucionarlo.

De todas las frases que le envían sus seguidores… ¿Cuál es su favorita?

“El hombre de negro se mete entre José Tomas y el toro”.

¿Y con la que más se identifica?

Déjame que piense… Estoy repasándolas en la mente y todas tienen un nivel…digamos que no son para decirlas ahora. No sería apropiado.

¿Cómo es un día normal del Hombre de Negro?

De lunes a jueves todo gira en torno a ‘El Hormiguero’. Me levanto y desde por la mañana acudo al programa ya que esos 5 o 10 minutos que hacemos día a día conllevan una preparación de todo el día y en ocasiones, de muchos días atrás. Hay experimentos que nos llevan meses.

Y después de tanto trabajo… ¿Qué siente cuando falla el experimento?

Hace mucho tiempo, prácticamente años, que no falla nada. Últimamente todo está saliendo en el directo. Sin embargo, que un experimento no salga a la primera hace que al final todo tenga mejor sabor. Un ejemplo de ello fue cuando nos visitó Carmen Maura hace unas semanas. Teníamos que lograr encender una luz a través de conexiones en varios vegetales. No funcionaba y cuando el “fracaso absoluto” merodeaba, conecté bien los metales a la lechuga y se encendió. El público comenzó a aplaudir y a chillar como nunca. Parecía que había metido un gol la Selección española. Todo resultó muchísimo más emocionante que si hubiese salido todo bien desde un primer momento.

¿Qué experimento le ha resultado más difícil?

Dentro de la sección “El arte a lo bestia”, el que hicimos con Tom Cruise, entrelazar 5.000 palos sin que saltara ninguno. Cuando saltaba uno saltaban todos, fue muy complicado.

De todos los invitados que han pasado por ‘El Hormiguero’. ¿Quién le ha impactado más?

Will Smith me ha impactado siempre mucho. Que una persona, con tal reconocimiento mundial y ese poder en el mundo de los medios, tenga siempre un trato tan correcto y tan amable con todos, es difícil de ver.

¿Y usted, a quién ha impactado más?

Curiosamente, Tom Cruise me dio las gracias por lo que habíamos hecho más de 15 veces.

De aquellos personajes que aún no hay visitado ‘El Hormiguero’, ¿quién le gustaría que lo hiciera?

Marilyn Manson. Creo que más que un experimento le haría una obra de arte. Algo que dejara en nada el traje de carne de Lady Gaga.

‘El hombre de negro’ arrasa en las redes sociales, con casi 500.000 seguidores en Twitter. ¿Qué le aporta esta red social?

Me divierto mucho en Twitter. Tengo muy buen ‘feeling’ con mis seguidores y además es una forma de acercarte a la audiencia. A los que trabajamos en televisión Twitter nos sirve de ‘feedback’, conocemos qué siente la audiencia al ver nuestro trabajo. Los fans me envían cada día cientos de frases del Hombre de negro que me hacen reír, las retwitteo y se crea un contacto con ellos muy bonito. Además, tengo un pique con Santiago Segura, él ya tiene un millón de ‘followers’ y yo no llego al medio, pero con la campaña que estoy haciendo con suerte lograré que cada vez pierda más seguidores y los gane yo para alcanzarle…

Por lo tanto… ¿no ha notado los efectos negativos de la red social por los que muchos televisivos se han desencantado?

Por suerte no he tenido ningún encontronazo grave con ningún seguidor o problemas que me hayan afectado. Sin embargo, también es verdad que no me meto en temas polémicos. No suelo hablar de política u otros asuntos escabrosos…

Podríamos englobarle en aquellos que lo utilizan como un medio profesional…

Lo utilizo como medio para divertirme. Tuiteo aquello que tuitearía ‘El Hombre de Negro’ pero también Pablo Ibáñez como sí mismo, aunque sin entrar en mi vida privada. Siempre he intentado diferenciar muy bien ambas personalidades. Creo que es la primera vez que me autodenomino Pablo Ibáñez y nunca pensé que lo haría, me he sentido Aída Nízar por un momento.

¿Qué parte de Pablo y qué parte de personaje hay en El Hombre de Negro?

Yo siempre he vestido de negro y desde los inicios de ‘El Hormiguero’, que aunque no salía en directo llevaba la sección de ciencia, Flipy me llamaba así. Me quedé con el nombre y poco a poco se ha ido creando el personaje.

No está inspirado en nada, simplemente ha ido evolucionando. En el fondo, de Pablo (Ibáñez) solo queda la vestimenta, en la vida real soy bastante distinto, pero intentamos cuidar el personaje para que no pierda su magia. Por ejemplo, es difícil, o mejor dicho, imposible, verme reír en plató. No es porque esté enfadado o me moleste lo que me dicen, sino que soy como el contable de Otra Movida.

Ver quién hace reír a quién sería un duelo interesante…

Sí… pero tendríamos que grabar horas y horas…

Aunque fuera de plató sea una persona distinta… ¿En la calle le reconocen como ‘El Hombre de Negro’?

Sí (se le escapa una pequeña sonrisa). Lo primero que me suelen soltar es una frase muy bestia.

¿Se puede decir cuál?

Conoces la de… “El hombre no tiene glande… la tiene enolme” (risas). Esa casi siempre. Si son adolescentes de alrededor de 14 años la frase estelar es “eres el puto amo”.

Recientemente hemos conocido que Carlos Jean y su Plan B tendrá un programa propio internacional. ¿Se ve dando el salto y haciendo un programa en solitario?

Nunca se sabe lo que puede ocurrir en el futuro. Sería muy interesante hacer un programa de ciencia o de arte hoy en día en televisión. Pero con Pablo Motos voy al fin del mundo, de momento estoy muy contento y centrado en llevar la sección en el programa.

¿Considera que hay espacio para la ciencia en la TV actual?

Sí. Es un campo que no está del todo presente, o no es protagonista de las parrillas. Estaría muy bien.

Dice que iría al fin del mundo con Pablo Motos… ¿Cuál es su mayor virtud?

Destaco su intuición. Es el tío más intuitivo e ingenioso que conozco. Es un lujo trabajar junto a él.

¿Y un defecto?

No es un defecto al 100%... pero quizás la exigencia. Es muy exigente, todo tiene que estar perfecto.

Es un jefe duro…

Sí, está pendiente de que todo salga bien. Por eso digo que no es que sea un defecto en sí ya que su exigencia tiene su resultado.

¿Cómo definiría al resto de sus compañeros de ‘El Hormiguero’?

Trancas y Barrancas son los dos cómicos más brillantes y sobretodo más rápidos del país, y eso que son hormigas, si llegan a ser humanos, ni te cuento. Santiago Segura es un tío graciosísimo. Solo con decirte “Hola qué tal” ya te hace reír, tiene una forma de decir las cosas única.

Mario Vaquerizo es imprevisible, no deja de sorprenderte día a día. Si le preguntas algo y tú estás convencido de que te va a decir blanco seguro que salta con algo rosa violeta con toques malvas por los lados. Es único.

En cuanto a Marron, estoy encantado con él. Con Flipy era todo mucho más caótico, me volvía loco. Ahora ya no solo agradezco que sea más pausado en ese sentido sino que además explica mucho mejor lo que vamos a hacer. Sabe llevar la ciencia y transmitirla al público. Además, es un tío que baila genial.

Juan y Damián son casi tan graciosos como las hormigas, no llegan a su nivel pero se acercan.

Antes hablábamos de Twitter y redes sociales… ¡Raquel Martos sí que es una experta! Y qué voy a decir de (José Juan) Vaquero o Luis Piedrahita… son excelentes humoristas. Igual que Jandro que sabe mezclar el humor y la magia de una forma increíble.

Forman un equipo muy completo, pero ¿qué porcentaje de importancia tiene el famoso que va al programa?

El famoso que visita ‘El Hormiguero’ ayuda a que el programa salga mejor. Si el invitado está más abierto a colaborar nos lo pone más fácil y sale mejor que si está más reacio o no.

Muchos desconocen su faceta de fotógrafo “oficial” de El Hormiguero...

Me encargo de sacar una foto a todos los invitados que hemos recibido en ‘El Hormiguero’. Es algo que llevo haciendo desde hace mucho tiempo, aquel que pasa por el programa le hago poner un gesto y capto ese momento para colgarlas luego en los pasillos del programa.

Es muy emocionante ver como estrellas internacionales admiran tu trabajo. Ver a Mel Gibson sacando fotos con su móvil a las fotos que tú has hecho o, recientemente, a la cantante Emeli Sandé que no podía dejar de ver mis fotos… me alucina. La verdad es que no todos pueden presumir de haber tenido delante y haber fotografiado a tantas estrellas como yo.

Y el ‘Hombre de negro’ también es escritor. ¿Qué nos puede contar sobre el libro que ha publicado?

En abril salió un libro con todas las frases que me ha ido enviando la gente a mi cuenta de Twitter. Fueron derivadas a la web de Antena 3 y han sido recopiladas.
Yo las he seleccionado personalmente y todos los beneficios van destinados a la Fundación Juegaterapia, para ayudar a niños que tienen estancias de larga duración en los hospitales.

Le proponemos un juego. Como sabemos que sigue con detalle las frases que le envían, empezamos nosotros una de ellas y la tiene que terminar. Eso sí, si falla… tiene que quitarse las gafas…

Vale…

“El hombre de negro ha donado tres riñones ya que…”

¿Le sobraba uno…?

Hum…

¡No espera!... Ya que… me siguen quedando dos

Se la damos por válida. Era “ya que con los dos que le quedan, vive perfectamente”. Otra: “Rambo no sentía las piernas porque…”

Se las había quitado El Hombre de Negro

Correcto. “Cuando al Hombre de negro le esposan a una tubería…”

En realidad es la tubería la que está esposada al hombre de Negro

Acierto. “El Hombre de negro juega al fútbol con…”

No tengo ni idea… pero las gafas me las vas a tener que quitar tú…

Le obedemos y nos diponemos a ello pero inmediatamente, nos lo impiede:

“¡No! (Risas) es broma…”

¿Qué hay que hacer para conseguir que se quite las gafas?

Me quito las gafas y me coge Pablo Motos y me mata.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba