En el libro 'Ganar o morir. Lecciones políticas en Juego de tronos' Pablo Iglesias se compara con Khaleesi de 'Juego de tronos', contra el 'Rey Joffrey' Rajoy

Pablo Iglesias se compara con Khaleesi de 'Juego de tronos', contra el 'Rey Joffrey' Rajoy
Pablo Iglesias se compara con Khaleesi de 'Juego de tronos', contra el 'Rey Joffrey' Rajoy

El líder de Podemos equipara la situación política española con la disputa del Trono de Hierro en la ficción: "Daenerys se ha ganado la legitimidad conectando con la voluntad y el anhelo de todos los oprimidos"

Juego de tronos le ha servido a Pablo Iglesias para explicar en qué momento se encuentra la situación política en España. Las disputas por el Trono de Hierro que se desarrollan en la serie-fenómeno mundial de HBO son para el líder de 'Podemos' una alegoría perfecta de la lucha de Khaleesi -que sería él mismo- contra el Rey Joffrey -que tendría el papel de "la casta" política-, como recoge Ecoteuve.

Esta curiosa comparación la realiza en la introducción del libro 'Ganar o morir. Lecciones políticas en Juego de tronos' (Ediciones Akal), que escribe él mismo, y la ha utilizado recientemente antes de las elecciones europeas en las que ha resultado el gran triunfador, sorprendiendo con 5 escaños.

"Los políticos se atrincheran en sus despachos como el Rey Joffrey en su Trono de Hierro"

En el texto, Iglesias equipara la convulsa situación social en Poniente con el "pesimismo" que se vive en España y la "conciencia de fin de nuestra civilización tal y como la conocemos". También pone el foco en la "desconfianza" que inspira la casta política en los gobernados, que cada vez tienen "menos razones para la obediencia".

Refiriéndose a los políticos de esa "casta" a la que ya ha hecho famosa, explica que se "atrincheran en sus despachos" al igual que hace el Rey Joffrey en su Trono de Hierro.

Pero Iglesias no se conforma, y tras presentar esta situación, propone pelear por "disputar el poder" a la casta política que actualmente lo ostenta. Ahí entra 'Podemos': "Juego de tronos enseña que no hay espacio para una legitimidad que no está dispuesta a convertirse en poder político alternativo y, en ese sentido, a disputar el poder".

El ejemplo para disputar el poder es Daenerys: "Conecta con el anhelo de los oprimidos"

¿El ejemplo para lograrlo? Daenerys Targaryen, la famosa madre de dragones en Juego de tronos. Iglesias explica que la Khaleesi se ha ganado la legitimidad "conectando con la voluntad y el anhelo de todos los oprimidos", lo que le ha permitido reunir cada vez más poder.

"Su proyecto político de ruptura del orden establecido depende completamente del carácter ejemplar de sus acciones. Para un proyecto emancipador de ruptura, sin legitimidad moral no hay poder", destaca Pablo Iglesias en su escrito.

Asimismo, explica que Khaleesi sabe que "del mismo modo que la legitimidad le ha dado poder, el poder mismo, los dragones, los ejércitos, le dan una nueva legitimidad. Ella no es sólo moralmente creíble y honorable como un Stark, sino que su proyecto político es, por así decirlo, creíble, plausible, real, en él cabe depositar".

"Como la Khaleesi, podemos aspirar a que todos puedan tener una vida que merezca la pena"

En este sentido, recuerda que el objetivo de Daenerys es a largo plazo y que tiene que pensar a lo grande si quiere afianzar su dominio: "Sabe que tendrá que empoderarse también sobre Poniente entero, sobre los Siete reinos, a lomos de sus ejércitos y sus dragones, o de lo contrario la paz que conquiste para ella como mujer y para los esclavos será temporal: los débiles necesitan el poder del trono, la potencia pública, más que los fuertes, pues éstos ya tienen su propio poder privado y con él oprimen a los débiles y se defienden de otros fuertes".

Iglesias despide su texto con una reflexión: "Podemos elegirnos a nosotros mismos como buenos al modo de Ned Stark, o como la Khaleesi podemos aspirar a que todos puedan tener una vida que merezca la pena ser vivida".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba