'En mi mundillo me he quedado muy solo' Íker Jiménez explica su "no" a 'Crónicas Marcianas', y su marcha de la SER

Íker Jiménez explica su "no" a 'Crónicas Marcianas', y su marcha de la SER
Íker Jiménez explica su "no" a 'Crónicas Marcianas', y su marcha de la SER

El presentador de 'Cuarto Milenio' se sincera sobre por qué se negó a participar en el programa de Javier Sardá, y denuncia "campañas de desprestigio" y "boicoteos" dentro de la emisora

En una entrevista concedida a Papel, el semanal del diario El Mundo dirigido por Javi Gómez (ex de laSexta), Íker Jiménez muestra su cara más seria para explicar los palos que se ha llevado en su carrera.

Unos palos que le llevaron, por ejemplo, a no aceptar el contrato que le ofrecían para 'Crónicas Marcianas' y que recientemente le ha llevado a romper su relación con la Cadena SER.

"Para mí mis testigos son lo principal y veía que los trataban como a una mierda"

Así explica Jiménez a su negativa al por entonces exitoso programa de Javier Sardá en Telecinco: "Dije que no porque para mí mis testigos son lo principal y veía que los trataban como a una mierda. Yo no me río de todo esto, en mi vida me reiré de un testigo que ha confiado en mí".

"Los de Crónicas me decían: "Pero esto es tele, tío. Estás loco si lo rechazas...". Y yo les contesté: "Pues si ésta es tu tele, haz tú tu tele. Yo amo estos temas. Vivo por estos temas y quiero convertirlos en otra cosa. No sé cómo lo haré, pero no será saliendo en Crónicas Marcianas", concluye.

Denuncia "campañas de desprestigio" y "boicoteos" dentro de la propia SER

Con la misma vehemencia, explica su adiós a la SER: "Si te cuento las campañas de desprestigio que nos han hecho... Hasta boicoteos de los mismos compañeros de emisora. Tengo un aprendizaje tan grande de hostias y de palos que me he blindado".

"Yo sentía que, a pesar de la audiencia que teníamos, no estaban lo que se dice tremendamente orgullosos de nosotros. Prisa es un imperio de poder intelectual importante...", comienza puntualizando al respecto.

No se marchó antes "por la gente. Y porque nos pagaban muy bien. Yo me hubiera ido dos años antes. El nivel había bajado porque tenía que delegar muchísimo y las cosas no salen igual. También vi en peligro mi entusiasmo: ya no tenía tiempo de salir, de investigar".

"Vasile me dijo las palabras que quería oír"

Su firma y definitivo acuerdo con Mediaset tuvo justo lo contrario: "Vi que se iba a ir a la porra todo, familia, tele, radio, todo. Y hubo cierta sintonía con Paolo Vasile. En el momento de la firma, me dio la mano y me dijo: «Oye, tío, estoy contento de que estés conmigo. Estoy orgulloso de que estés conmigo». Hostias. Esas son las palabras que quería oír".

"En mi mundillo me he quedado solo, muy solo"

Los palos dentro de su sector le han llevado a quedarse solo: "Mi carrera no ha sido fácil, las etapas han sido muy esforzadas y con muchas decepciones, tanto del mundo escéptico como de mi ámbito. En mi mundillo me he quedado solo, muy solo. Me he ido de muchos sitios o me ha tocado irme de muchos sitios, y eso te genera un poco de desgarro".

"Perder a miembros del equipo que cuidé como niños y, de repente, por dinero o codicia te traicionan. O por un contrato, por una seguridad que, es cierto, mi mente paleolítica no concibe... Igual es muy inconsecuente por mi parte, pero yo jamás he tomado una decisión por dinero", lamenta.

"¿Te descojonas? Pues allá tú"

Cuestionado sobre la gente que ve su programa "por reírse", responde frontalmente: "No me gusta la pose, ni el moderno, ni el hipster, ni el refinao, ni el ultrarracional... No me molestan las críticas porque entiendo que no todo el mundo tiene que estar de acuerdo conmigo. Sinceramente: si un tío que representa todo lo que yo no quiero se pone a mi favor, me preocupa. Me gustaría ser el agreste en medio de este mundo tan refinado. ¿Te descojonas? Pues allá tú".

Se identifica con su admirado Féliz Rodríguez de la Fuente porque comparten "esa sensación terrible de pertenecer a la estirpe de los libres o, por lo menos, intentarlo. No me gusta que me digan lo que tengo que hacer". Y ahí radica lo principal: "La clave de todo es que seguimos creyendo en lo que hacemos".

Su próximo "objetivo", el pintor Francisco de Goya

Jiménez también desvela su próximo "objetivo", el pintor Francisco de Goya: "Quiero hacer un programa sobre sus noches en la Quinta del Sordo y la historia increíble que cuenta su biógrafo de que se marchó de la casa cuando las pinturas empezaron a hablarle"

Y lacónico, culmina reconociendo que "mi destino es el del solitario errante".

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba