Ya no existe Una cuenta 'fake' de Iñaki Gabilondo revoluciona Twitter con el "apoyo" de televisivos

Una cuenta 'fake' de Iñaki Gabilondo revoluciona Twitter con el "apoyo" de televisivos
Una cuenta 'fake' de Iñaki Gabilondo revoluciona Twitter con el "apoyo" de televisivos

Évole, Carme Chaparro o Jesús Gallego la dieron credibilidad. Ana Pastor primero también, pero luego explicó que era falsa

Hasta ahora, ser "famoso" conllevaba que te pudieran reconocer en la calle, pedir fotos, autógrafos o ser "perseguido" por los paparazzi. Desde el auge de Twitter, el mayor riesgo parece ser que un anónimo cree una falsa cuenta en tu nombre.

Eso es lo que ocurrió el sábado con Iñaki Gabilondo. El periodista, expresentador de los informativos de Cuatro, sorprendió con su desembarco en la red social con la cuenta @Gabilondo_I, y quiso explicar en su primer tweet las razones de por qué se había sumado al mundo twittero:

La repercusión en la red social, lógicamente, fue instantánea, pero no recibió un gran impulso hasta que numerosos rostros televisivos dieron a conocer, a través de sus cuentas, que "el maestro", como muchos le definían, había llegado a Twitter.

El empujón final se lo dieron ayer por la noche, durante la emisión de Salvados, Jordi Évole y Ana Pastor, que fue precisamente la que luego dio a conocer que en realidad tras la cuenta no estaba el periodista. La cuenta fue eliminada, o cerrada por Twitter, poco después.

Pero antes de que Pastor corroborara, a través del propio Gabilondo, que la cuenta era un 'fake', muchos periodistas, entre los que había "televisivos" como Carme Chaparro (Informativos Telecinco) o Jesús Gallego (Te vas a enterar, Cuatro) habían dado veracidad a la cuenta, saludando al periodista en su nueva aventura:

Una de las pocas que desde un principio no confió en la veracidad de la cuenta fue la presentadora de Las mañanas de Cuatro, Marta Fernández. Y todo por un detalle en la 'bio' de la cuenta: contenía una falta de ortografía. Al final, dio las gracias a Ana Pastor por confirmar lo que creía.

La cuenta alcanzó los 26.000 seguidores, y tras descubrirse el engaño y descender a los 21.000, el 'troll' que había creado la cuenta quiso pedir perdón a su estilo, empleando la misma frase que usó el Rey Juan Carlos tras su famosa cacería en Botswana, y cambiando su foto principal. Poco después la cuenta desapareció, eliminada por el creador o clausurada por Twitter.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba