Formatos Inglaterra y EE.UU. vuelven a la carga con los realities de políticos

Aunque en Argentina no funcionó, una cadena británica y otra estadounidense ya han puesto en marcha sendos proyectos que buscarán a un líder político con el sistema de "OT"

La cadena británica ITV ya ha anunciado que está preparando “Vote For Me” ("Vótame"), en el que varios candidatos competirán por un escaño en la Cámara de los Comunes británica.

Producido por Mentorn, el programa seleccionará mediante castings por todo el país a 10 aspirantes a convertirse en diputados. Los postulantes deberán responder ante las cámaras a incisivas preguntas de versados periodistas y del público. Siguiendo el modelo de "Operación Triunfo", un jurado de expertos decidirá al final de cada emisión la continuidad o no de cada uno de los candidatos.

El ganador será elegido a través de la votación telefónica de los espectadores a fin de este año o a principios de 2005.

La nueva estrella política podrá presentarse como candidato de cualquier distrito electoral, incluso en el del primer ministro Tony Blair, en las elecciones parlamentarias, que se realizarán presumiblemente el año próximo, aunque la ITV no estará autorizada a financiar su campaña.

Los responsables de la producción pretenden encontrar a un candidato que "sea lo suficientemente creíble como para tener una posibilidad real de ganar un escaño", ha declarado un portavoz de ITV al diario ’’The Independent’’.

Más de 1.400 solicitudes a pesar de las críticas

El programa de la ITV ya ha recibido críticas por parte de varios políticos británicos, entre ellos Sir Bernard Ingham, un ex portavoz de la ex jefa de Gobierno Margaret Thatcher, que manifestó que la cadena será responsable de la "prostitución del sistema". El último en protestar ha sido Alastair Campbel, ex director de Comunicación de Tony Blair, que lo ha tachado de “reality basura”, informa Media Guardian.

Pese a la polémica, a “Vote for Me” no le faltan aspirantes puesto que se han recibido más de 1.400 solicitudes. El jurado estará compuesto por expertos en política, entre ellos el ex editor político de ITN, John Sergeant.

Pero el que, sin duda, no formará parte del jurado es el antiguo asesor de Tony Blair, que acusa al programa de ITV de “explotar a los participantes y minar la fe del público en el sistema político”. La emisora británica se defiende alegando que el programa es justo lo contrario y que lo que pretende es “contribuir al enriquecimiento de la democracia”.

“Vote for me” estará presentado por el conductor de “Tonight” Jonathan Maitland y se emitirá en ITV, después de las noticias de las 22.30 horas.

Showtime prepara “American Candidate”

El canal Showtime prepara ya para estrenar el próximo mes de agosto “American Candidate”, un reality show que utilizará el sistema de “Operación Triunfo” para buscar al mejor candidato a la presidencia de Estados Unidos.

“American Candidate” es una idea original de RJ Cutler, un realizador con experiencia en documentales políticos. El proyecto fue vendido inicialmente a la cadena de cable FX, que lo anunció en septiembre de 2002, aunque unos meses más tarde se echó atrás alegando que era un programa demasiado caro. Finalmente Cutler ha conseguido convencer a Showtime para que se haga cargo del proyecto.

El programa comenzará con 12 aspirantes. A lo largo de 10 semanas competirán en una serie de pruebas para medir su capacidad de liderazgo, conocimientos de política, etc. El público irá eliminándolos uno a uno cada semana hasta que sólo queden 2, que se batirán en un “mano a mano” por convertirse en el ganador, que recibirá el título de “Candidato americano” y un premio de 200.000 dólares. Una vez finalizado el concurso, el ganador decidirá si quiere presentar su candidatura a la presidencia o no.

En Argentina no funcionó

Argentina también apostó en otoño de 2002 por una "Operación Triunfo" de políticos, titulada “El candidato de la gente”, que no suscitó el interés de la audiencia. El programa fue emitido por Canal 2 América con una pobre audiencia de 4,4 puntos de rating. Su presentador, y directivo de la propia cadena, Jorge Rial, aseguraba entonces que a pesar de la discreta acogida del programa, “la audiencia no era lo más importante, sino cambiar la imagen de la política en televisión".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba