Vídeos Insultos racistas de una pitonisa, en la 'Pesadilla' más extraña de Chicote

Insultos racistas de una pitonisa, en la 'Pesadilla' más extraña de Chicote
Insultos racistas de una pitonisa, en la 'Pesadilla' más extraña de Chicote

'Pesadilla en la cocina' visitó por primera vez Galicia para ayudar al Irlanda, un restaurante de Ferrol. Su dueña, Manoli, acostumbra a soltar toda clase de improperios contra su cocinero, siendo insostenible el ambiente en el local

Tuvieron que pasara cinco temporadas para que 'Pesadilla en la cocina' pisara por primera vez Galicia. Una demora que ha podido deberse a dos motivos. Por un lado, a la buena calidad de sus restaurantes. Por el otro, al tardío descubrimiento del Irlanda por el equipo del programa.

Este restaurante situado en el casco antiguo de Ferrol fue el elegido para hacer el debut en tierra gallegas. Y tras la emisión de anoche, quedó claro que la presencia de Alberto Chicote estaba más que justificaba. Se volvió a encontrar lo de siempre, un restaurante que es un caos. Falta de coordinación, lentitud a la hora de servir los platos, trabajadores desmotivados... Ingredientes constantes en el programa que esta vez estaban aderezados por la dueña, Manoli, y su afición por el esoterismo y el mundo espiritual.

Algo que Chicote, viendo el descontrol allí presente, se tomó con cierta sorna. De hecho, quiso poner a prueba sus dotes adivinas preguntando si en sus visiones podía descubrir cuándo saldría el primer plato de la cocina.

"Veía el Irlanda tal cual lo estoy viendo. ¡Soy buena como vidente!"

La restauración del local llevada a cabo por el programa sorprendió a los trabajadores, pero ni mucho menos a Manoli. "Veía el Irlanda tal cual lo estoy viendo. ¡Soy buena como vidente!", afirmó presumiendo de 'poderes'.

"Ella me llama a mí de muchos nombres: negro de mierda, machista… por eso me enfado"

Para algunos de sus trabajadores, sin embargo, Manoli no era una vidente sino una bruja de las malas. En concreto una bruja racista. "Ella me llama a mí de muchos nombres: negro de mierda, machista… por eso me enfado" denunció Sundy, el cocinero del local.

Es más, Sundy incluso amenazó con irse al ver como el otro propietario del restaurante le acusó a él de sus propios problemas. Algo que ofendió sobremanera al senegalés.

Chicote: "Cada día me siento más estúpido"

A todo esto, Chicote estaba harto de la situación. Todo eran quejas a su alrededor y él era incapaz de hacer funcionar el establecimiento. "Cada día me siento más estúpido", llegó a decir.

Lo cierto es que su paciencia tuvo un límite. Por ejemplo, cuando Manoli salió de la cocina en mitad del servicio porque quería fumar. El chef no daba crédito.

Puedes ver más vídeos de 'Pesadilla en la cocina' en su web.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba